Camisa blanca, de la mañana a la noche

Publicada el día: 14 marzo, 2013

Texto Las Pepas.

Un básico que siempre nos saca de apuro, mañana, tarde y noche; para un look bien sport o arreglado. La clave está en saber combinarla, para aprovecharla a full.



 

  • Cuanto más clásico el modelo, más fácil de adaptar. Si no, reservá la de telas mórbidas para un look nocturno y las de algodón y poplin para el día.
  • Para trabajar, llevala con falda, pantalón o traje de dos piezas bien clásico. Dale el estilo con los accesorios y el abrigo. Si tu trabajo está más vinculado a la creatividad y el diseño, queda perfecta con pantalones de color o con calzas negras y chatitas.
  • De noche, va tanto con faldas como con pantalones. Por ejemplo, una pollera acampanada, bien ajustada a la cintura, con cinto plaqué, o de tiro. Un buen trench y un pañuelo o chalina al cuello y listo. También con un palazzo de seda, preferentemente de color oscuro. Si la blusa es corta y con un poco de vuelo, usala afuera, con un buen cinturón ancho por encima.
  • Para un weekend al aire libre, queda perfecta con jeans y botas cortas, borcegos o unas chatitas, con una buena cartera grande de color.
  • Los accesorios dependerán del modelo de camisa. Si tiene mucho vuelo en el frente, apostá a aros y pulseras. Si tiene un cuello camisero común, aprovechá para usar buenos collares, pañuelos y chalinas.
  • Las opciones son múltiples: puede ser lisa o con vivos de colores (foto).