¿Cómo son tus anteojos?

Publicada el día: 13 marzo, 2013

Texto gentileza empresas.

Los de sol los usamos si queremos, pero los recetados tenemos que usarlos sí o sí. Por eso, lo mejor es buscar aquellos que mejor nos queden. Por suerte, las líneas de lentes ofrecen modelos cada vez más glomorosos, para acoplarlos a nuestro look cotidiano.



 

Los anteojos recetados se usan de a ratos o todo el tiempo, pero se trata de un uso obligado. Antes de encargarlos, fijate qué armazones te convienen según la forma de tu cara.

 

Cara redonda

Suele ir acompañada de una nariz chica y tiene aspecto aniñado. Para equilibrar, te conviene usar armazones de líneas rectas, más bien angulosos, incluso los cat style, ya sean cuadrados o rectangulares.

 

Cara ovalada

Es uno de los tipos de cara más armónico, más bien simétrico y más largo que ancho. Casi que le queda bien cualquier armazón, pero no muy grandes, de medianos a pequeños, para no agrandarle el contorno.

 

Cara alargada

Es similar a la ovalada, pero más alargada, como la de Sarah Jessica Parker.  Acá si hay que equilibrar la forma natural, por lo que se recomiendan las lentes livianas, más bien curvas, que cubran buena parte del centro de la cara, así se disimula el largo vertical.

 

Cara cuadrada

No siempre se es tan bonita como Angelina Jolie, pero si tenés los pómulos altos y anchos, y una mandíbula angulosa, buscá armazones suaves, de formas redondeadas, que no excedan el contorno de tu cara.

 

Cara triangular

En un punto, es parecida a la cuadrada, pero con el mentón mucho más estrecho y los pómulos más salientes. Evitá los armazones de líneas rectas y colores oscuros. Apostá a materiales livianos, incluso a aquellos que ni tienen montura, así se suaviza el conjunto.