El niño zurdo

Publicada el día: 4 marzo, 2013

Texto Adriana Aboy. Texto Istockphoto y archivo MujerCcountry.

En un mundo creado para la gran mayoría de disestros, pertenecer a la población zurda es aprender en una realidad nada fácil. Afortunadamente, en la actualidad, esta lateralidad está tomada como algo normal, convirtiéndose en un don que no se debe tratar de cambiar.



 

El cerebro es un órgano con dos lados, cada uno con diferentes funciones.Así el hemisferio derecho dirige los movimientos del lado izquierdo del cuerpo y además se lo relaciona con el desarrollo del discurso, la lengua, las matemáticas y las ciencias en general.Mientras que el hemisferio izquierdo rige el lado derecho del cuerpo y aparentemente está relacionado con el desarrollo de las actividades artísticas, musicales y sobre todo creativas y emocionales.

En los niños diestros el hemisferio izquierdo es el dominante y en los zurdos lo es el hemisferio derecho.Cada uno, zurdos y diestros tienen una configuración cerebral diferente,pero no todo tiene una lateralidad claramente establecida.La especialización de los hemisferios cerebrales es una función que va madurando y emergiendo a medida que ocurren los cambios estructurales del sistema nervioso propios del desarrollo infantil y la especialización de un hemisferio cerebral en tareas de control motor fino de la mano llevará a mayores logros funcionales.Sólo alrededor de los 5-6 años se tiene la certeza de si el niño es diestro o zurdo. Puede darse también la lateralidad cruzada cuando por ejemplo se es diestro de mano y zurdo de ojo, o viceversa.Cuando un niño es obligado a usarla mano derecha, muchas veces se convierte en un zurdo encubierto,y es tratado como si fuera disléxico cuando en realidad tiene dificultades de lateralización.

Características propias

Hay que tener en cuenta que no todos actúan de la misma manera.Existen tres tipos de zurdos:

1. Los que tienen la misma organización que el diestro.

2. Los que presentan una inversión de los centros funcionales.

3. Los que han creado repetidores en su hemisferio derecho que constituye una réplica de un centro funcional situado normalmente en el hemisferio izquierdo. Así tienen un área del lenguaje en la derecha y un área de integración espacial en la izquierda.

Dado el predominio del hemisferio derecho de sus cerebros, en general,estos niños poseen características que les son propias:

• Alegres, sociables, participativos.

• Sensibles e imaginativos porque el hemisferio derecho comanda las funciones emocionales.

• Se esfuerzan en su tarea en el aula.

• Tienen ventajas en los estímulos auditivos y visuales.

• Gustan de la música, el arte, la creatividad. Son posiblemente más creativos y visuales que los diestros.

• Tienen sentido del ritmo y buena tonalidad en el aprendizaje de las lenguas.

• Obtienen buen resultado en actividades deportivas.

• Poseen percepción y pensamiento tridimensional, por lo que se ha observado, por ejemplo, que hay más zurdos entre los arquitectos que entre otras profesiones.

Una ayudita del hogar y la escuela

El niño zurdo necesita toda la tolerancia y apoyo de su familia y maestros. Los padres juegan un papel importante en los primeros años, enseñándole a desenvolverse en un entorno que no fue pensado para ellos.Por otro lado, podrá tener problemas para integrarse a la escritura,pero la dificultad residirá al principio.No existen razones para pensar que la zurdera es un trastorno de aprendizaje, de lenguaje o inteligencia,los zurdos son tan hábiles como los diestros.Los maestros tendrán que colaborar, prestándole la atención que necesita y realizando cambios para una mayor comodidad.Cada alumno zurdo tiene su particular estilo de aprendizaje, el que influye en su rendimiento escolar;si se lo descubre, se responderá mejor a sus necesidades.El mercado también aporta lo suyo para facilitarles su desenvolvimiento en la escuela, ya que actualmente existen materiales adaptados a sus necesidades, por ejemplo:

-Tijeras con el filo invertido, de tal manera que el izquierdo queda siempre por encima del derecho.

- Sacapuntas que tienen la cuchilla al revés.

- Reglas invertidas de derecha a izquierda (para no entorpecer la lectura con la mano).

- Cuadernos, en los que el espiral está a la izquierda y se pueden abrir en sentido contrario que los comunes. Esto facilita, además, la escritura sin tropezar con el espiral.

- Lápices con relieves de goma adheridas para facilitar su mejor agarre.

 

Asesoró: Marta Valin Arias, psicopedagoga, www.fundacionadip.com.ar