Aroma a otoño

Publicada el día: 19 abril, 2013

El otoño provoca deseos de cambio, es el momento ideal para renovar el perfume por uno que te identifique, complete tu look y te haga sentir única. Y como cada piel reacciona diferente, te proponemos encontrar esa fragancia singular que va perfecta con vos. Por suerte, cada temporada viene con novedades, entonces... ¡A probar!



 

Para elegir una fragancia hay que tener en cuenta que un perfume no huele igual de una persona a otra. Los perfumes se activan con el ph del cuerpo y como cada persona tiene un ph único, al aplicar el perfume éste, se percibirá de una forma particular y también única. Por eso no es cuestión de sentir cómo se huele en la botella, hay que aplicar un poco en la muñeca, dejar evaporar el alcohol unos segundos y entonces sí, olerlo en la piel. Recién entonces podremos elegir el perfume que mejor pegue con nuestro gusto personal. Los hay cítricos, dulces, amaderados, florales…originales, sexys, chispeantes, clásicos y ultrafemeninos. Aquí te contamos sobre sus ingredientes.

Más allá de las tendencias de cada temporada, cada fragancia se crea a partir de determinados componentes: frutas, flores y arbustos.

• Los ingredientes principales de la mayoría de los perfumes son los cítricos (mandarina, naranja, limón o pomelo), cierto tipo de frutos (moras, bayas, durazno), flores (rosa, jazmín, peonía, flor de azahar) y la madera de árboles o arbustos mediterráneos (ciprés, lavanda, romero).

• Para que un aroma tenga éxito, es primordial que la combinación sea la adecuada y eso lo saben bien los expertos. No hay que pasarse en cantidad ni mezclar dos flores que resulten incompatibles desde el punto de vista olfativo.

• Otros ingredientes importantes de las fragancias frescas son las notas verdes y exuberantes y las frutales, más delicadas. La persistencia se consigue con un ligero toque de aceites esenciales, de almizcle y de notas amaderadas.