Estrías, prevención y tratamiento

Publicada el día: 17 abril, 2013

Son un problema común y por lo general preocupan porque, si no hay un cuidado durante la gestación y con posterioridad, pueden convertirse en imborrables. Aquí, por qué aparecen ya sea en embarazadas y otras personas y todas las sugerencias para evitarlas.



 

La estría es como una cicatriz de la piel producida por la ruptura de las fibras de colágeno y la elastina. A pesar de que la piel suele ser elástica, cuando se estira excesivamente, la producción normal de colágeno (la principal proteína encargada de fabricar el tejido conjuntivo de la piel) se altera. En consecuencia, se pueden formar estas finas cicatrices denominadas estrías. En realidad, se trata de atrofias cutáneas, en forma de líneas  de color blanquecino, localizadas en el tejido conjuntivo. Se suelen ubicar preferentemente en la pared abdominal, glúteos, piernas, brazos y senos. Al principio, el color de la estría es bordó y, luego, en su estadio final es blanco nacarado. Hay dos tipos de estrías:

• Estrías de distensión, que se observan en mujeres embarazadas y en pacientes  que han perdido mucho peso drásticamente.

• Estrías purpúreas o purpúricas de color violeta o rojo oscuro, que son un signo característico del Síndrome de Cushing por la producción excesiva de cortisol (hipercortisolismo). Pueden ser creadas también por el consumo prolongado de corticoides farmacéuticos.

Por qué aparecen

Como explica el doctor Ricardo Hoogstra, Docente de la Facultad de Medicina de la UBA y director del Centro Médico Hoogstra, “desde un punto de vista fisiológico, las estrías son causadas por el estiramiento de las capas medias e internas de la piel debido al embarazo, la pubertad y el crecimiento rápido, también por el aumento o la disminución repentino de peso o musculación”. Las estrías también pueden aparecer cuando una persona utiliza cremas o lociones para la piel que contienen esteroides (como la hidrocortisona) durante algunas semanas, o tiene que tomar dosis elevadas de corticosteroides por vía oral durante varios meses o más tiempo aún.

Tratamientos preventivos

• Cuando no se trata de un embarazo, lo más importante es evitar aumentos o descensos bruscos de peso.

• En el caso de una embarazada, debe hidratar  y mantener la  elasticidad de la piel, aplicando desde el inicio del embarazo productos cosméticos que incluyan en su composición hidrolizados de elastina, extractos de placenta, líquido amniótico, extractos de plantas como el equisetum (cola de caballo), algas, etc, mediante masajes que estimulen la circulación cutánea y la penetración de los principios activos.

• También se recomiendan los alimentos ricos en vitaminas A, C, D y zinc, tomar mucha agua y usar cremas con vitamina A, que ayudan a la prevención.

Tratamientos correctivos

Los métodos más radicales para el tratamiento de las estrías son los láseres ablativos como el Firexel (láser de dióxido de carbono)  y el Lotus II (láser de Erbium). Otra opción son los  peelings químicos: hoy en día lo más moderno es el Scarlet (radiofrecuencia con microagujas). Si las estrías se presentan en la zona del abdomen inferior con flaccidez, incluso puede indicarse una dermolipectomía. Este tipo de tratamientos es  invasivo y requieren de un estudio de cada caso, para determinar si se es candidata para realizarlo.

Cómo disimularlas

La exposición al sol y las camas solares no las disimulan, porque las estrías son menos proclives a tomar color, ya que no tienen melanocitos. Hay centros que se especializan en asesorar sobre maquillaje corporal que sea del tono de la piel para aplicarlo sobre las estrías, con el fin de hacerlas invisibles. Algunos fabricantes tienen líneas de maquillajes resistentes al agua.

 

Asesoró: Doctor Ricardo Hoogstra, docente de la Facultad de Medicina de la UBA y director del Centro Médico Hoogstra.

Foto: Istockphoto.