Exclusivo para golosos

Publicada el día: 6 mayo, 2013

Dos postres súper tentadores, para los fanáticos de los dulces en general y los amantes del chocolate en particular. ¡Imposible resistirse!



 

FLANCITOS DE CHOCOLATE
Ingredientes
(para 10 unidades)


200 cc de crema de leche
700 cc de leche
1 chaucha de vainilla o 1 cucharadita de extracto de vainilla
100 g de azúcar
6 huevos
200 g de chocolate

Preparación
Calentar la crema con la leche, la vainilla y el azúcar hasta su punto de ebullición. Batir ligeramente los huevos. Volcar la leche sobre los huevos, revolver y pasar por un colador. Picar el chocolate y derretirlo. Agregarlo a la mezcla anterior, mezclar bien y disponer la preparación en moldecitos para flan, previamente acaramelados (ver más abajo). Cocinar en el horno a temperatura moderada (180 °C), a baño María, durante 40 minutos. Al desmoldarlos se va a ver que presentan dos coloraciones; esto es normal, y se debe a que el chocolate decanta durante la cocción. Tener la precaución de desmoldarlos una vez fríos; de lo contrario, pierden la forma.

Caramelo dorado: Colocar azúcar en una cacerolita o sartén, humedecerla apenas con agua y llevarla a fuego fuerte sin revolver. Cuando empieza a cambiar de color, girar la cacerolita hasta que tome un color dorado parejo. Sacar del fuego y colocar en un recipiente con agua con hielo, para cortar la cocción y que el caramelo no se queme.

Molde acaramelado: Hacer un caramelo dorado y volcarlo inmediatamente dentro del molde, girándolo en forma rápida hasta que esté totalmente cubierto. Dejar enfriar y luego rellenar con la preparación.

 

MARQUISE DE CHOCOLATE AL HORNO
Ingredientes
(para 10 personas)


400 g de chocolate
1 taza de azúcar negra o rubia
120 g de manteca
100 cc de crema de leche
2 cucharadas de harina
5 huevos

Preparación
Derretir el chocolate a fuego bajo con el azúcar, la manteca y la crema. Mezclar la harina con los huevos, batiendo para que no se hagan grumos. Verter la mezcla de chocolate sobre los huevos.  Forrar un molde alargado con papel de aluminio enmantecado. Verter la preparación y cocinar en el horno durante una hora a temperatura baja (140 °C). Dejar enfriar y llevar al refrigerador durante una hora (si se conserva en el refrigerador, sacarlo 2 horas antes de servir, para que esté a temperatura ambiente). Desmoldarlo y servirlo decorando los platos con hojas de menta. Se puede acompañar con crema inglesa saborizada con agua de rosas, o con una cucharada de helado de vainilla en cada porción.

Crema inglesa: batir 4 yemas con 50 g de azúcar hasta que estén pálidas. Calentar 2 tazas de leche con una cucharadita de extracto de vainilla y volcar sobre las yemas, revolviendo fuera del fuego. Volver a colocar sobre el fuego bajo, siempre revolviendo, con cuchara de madera, hasta que la preparación espese o cubra la cuchara. No pasarse de tiempo porque se cocinan las yemas.  La crema inglesa es una salsa base para muchas otras preparaciones.