Tierra de dinosaurios

Publicada el día: 16 mayo, 2013

Entre San Juan y La Rioja, dos parques nacionales, el Parque Provincial Valle de la Luna y el Parque Nacional Talampaya son el escenario para hacer un recorrido por la prehistoria humana y también para viajar montaña adentro buscando colores, animales, cielo azul y silencio.



 

Para visitar estos dos destinos, nada mejor que viajar en avión hasta la ciudad de La Rioja, pernoctar en la capital de la provincia (el vuelo Aerolíneas/Austral llega a las 18 todos los días desde Buenos Aires) y luego, a la mañana siguiente, tomar en la terminal de ómnibus de La Rioja el micro (empresa Facundo) que va (sale a las 7 de la mañana y llega a las 11) hasta Villa Unión, el pueblito clave que se erige entre los dos Parques y es el punto ideal para alojarse y el lugar desde donde parten en su mayoría las excursiones.

También es posible llegar en auto propio o alquilado desde La Rioja hasta Villa Unión, ya que esto dará libertad para poder recorrer sobre todo el Valle de la Luna sin integrar excursiones, pero contando con guías del Parque.

Un lugar ideal para alojarse en Villa Unión: el Hotel Pircas Negras, con restaurante y piscina; también son altamente recomendables el Hotel Cuesta de Miranda y el Hotel Valle Colorado.

Los parques
El Parque Nacional Valle de la Luna (o Ischigualasto), ubicado en la provincia de San Juan, y el Parque Nacional Talampaya, ubicado en la provincia de La Rioja, se encuentran a sólo 60 km de distancia.

Las excursiones desde Villa Unión, para quienes no tienen automóvil propio, proponen una visita en el mismo día. Primero, trasladan a los pasajeros al Valle de la Luna en un automóvil (todos deben abonar entrada al parque) y van siguiendo la ruta y las paradas en caravana con otros automóviles y parando donde los guías del parque proponen para escuchar las explicaciones sobre las formaciones rocosas. Luego, siguen camino hasta el Parque Nacional Talampaya, donde hay que dejar los vehículos y subir (pagando la entrada al parque y el costo del recorrido interno) a los vehículos del Parque Nacional con guía incluido.

Si se tiene vehículo propio, es ideal repartir este recorrido por los parques en dos días, para descansar, también recorrer Villa Unión como clásico pueblo de montaña o disfrutar de unos chapuzones en la pileta del hotel, ya que la temperatura aún en invierno, a horas pico, lo permite.

Parque Provincial Valle de la Luna (o Ischigualasto)
Declarado por la UNESCO Patrimonio Nacional de la Humanidad, es un área protegida de 275.369 ha, de gran interés científico, ya que resguarda una importante reserva paleontológica: es el único lugar del mundo donde puede verse totalmente al descubierto y perfectamente diferenciado en forma completa y ordenada todo el período triásico (junto con el cretácico y el jurásico, uno de los tres períodos de la era mesozoica). Se calcula que las formaciones geológicas de este sitio tienen una antigüedad entre 180 y 230 millones de años. Es un extraño paisaje, donde la escasez de vegetación y la más variada gama de colores de sus suelos, más el capricho en las formas de los montes sorprende y sobrecoge al viajero.

En su base está instalado un centro de interpretación, que funciona a modo de museo también, y tiene un recorrido explicado donde se muestran los procesos para extraer un fósil y se explican particularidades de los mismos.

El recorrido cuenta con varias paradas en las que, en algunas de ellas, se hacen caminatas cortas. Ellas son:
-El Gusano. Aquí, las areniscas pardas y los negros niveles de carbón señalan cómo era el parque en el Triásico Medio.
-El Balcón de Valle Pintado. En este lugar se puede observar la magnificencia de la Formación Ischigualasto, que alberga entre sus rocas la mayor riqueza fosilífera.
- La Cancha de Bochas. En esta parada se hace una caminata de 300 metros a través de la cual se ve “La Esfinge”, hasta finalmente alcanzar la cancha conformada por una extensa planicie, en la que se destacan esferas de areniscas que la erosión va dejando al descubierto, asemejando bochas de piedra.
-El Submarino. Una de las formas más características y difundidas de Ischigualasto.
-El Hongo. Esta geoforma toma su llamativa silueta como resultado de la erosión diferencial del agua entre su base, formada por arcillas fácilmente friables y su techo areniscoso,  más resistente.

Parque Nacional Talampaya

Declarado por la UNESCO Patrimonio Natural de la Humanidad, el Parque Nacional Talampaya está ubicado a 55 km de Villa Unión. Se puede ir hasta su ingreso con vehículo propio o por excursión particular y allí tomar los vehículos del parque para el recorrido. Además, hay excursiones para noches de luna llena, donde las formas adquieren dimensión fantasmagórica y el escenario es como el de un cuento. En el Parque se recrea a escala real un sendero con las especies de dinosaurios que habitaban la zona. En el Cañón de Talampaya, el recorrido dura unas dos horas y media y comienza por el cauce del Río Seco Talampaya; y sigue con “paradas” en todas las estaciones que componen este itinerario y donde se realizan pequeñas caminatas Se visitan las estaciones:

-Petroglifos. Se puede descubrir el lenguaje de nuestros antepasados prehistóricos en los grabados de piedra, que exponen milenarios dibujos.
-El Jardín Botánico. Una caminata por un bosque hasta llegar a la Chimenea, donde se puede escuchar el famoso “eco de Talampaya”.
-La Catedral Gótica. Contiene formas que simulan las torres de una iglesia.
-El Monje. Una formación rodeada por piedras erosionadas de 40 metros de altura.

Dos paseos imperdibles
Desde Villa Unión, no se puede partir sin antes hacer las excursiones a:

- Laguna Brava. A más de cuatro mil metros de altura, la reserva de vicuñas y flamencos Laguna Brava es un paraíso en lo alto de la cordillera riojana. Se debe acceder en vehículos 4×4 conducidos por un guía experto. Una travesía por caminos apenas insinuados, pasando por riachos, arenales y ascendiendo hasta ver los flamencos en la laguna color zafiro (los hoteles brindan teléfonos de los guías).

- Cuesta de Miranda. Este recorrido puede tomarse como transfer desde Villa Unión a La Rioja (si se sale en excursión contratada por un guía a las 11, es posible estar en La Rioja a las 16, para tomar el vuelo de las 18 de regreso a Buenos Aires). Se recorre la mítica ruta 40 a la altura de La Rioja, pasando por camino de cornisa, para ver hermosísimos cañadones, muy profundos, valles ultra verdes y formaciones rocosas asombrosas.

Solo para expertos
Corona del Inca es un recorrido maravilloso, del que participan varios vehículos de apoyo, se hace programada según disposición de los grupos, y van con tanques de oxígeno. El camino es el mismo que a Laguna Brava, pero continúan en ascenso algunas horas más hasta llegar al lago Corona del Inca, el más alto del mundo.

 

Texto: Silvia Fittipaldi.

Fotos: gentileza Secretaría de Turismo Gobierno de La Rioja y Ministerio de Turismo y Cultura de San Juan.