Marrones a la cabeza

Publicada el día: 1 junio, 2013

Los tonos de moda y el abecé para no equivocarse a la hora de cambiar el color del pelo sin perjudicarlo.



 

En casa o en manos de especialistas, para cubrir canas o cambiar el look, conviene tener en cuenta tips para no equivocarse al elegir la coloración y disfrutar del tono adecuado.

*Cuando sólo se busca cubrir la evidencia del paso del tiempo, hay que elegir el color más parecido al cabello original: de esta manera se logra un resultado muy natural.
*Por el contrario, si la intención es aclarar un cabello virgen (aquél que nunca fue sometido a ningún tipo de coloración), se debe tener en cuenta que las tinturas en general sólo aclaran de dos a tres tonos, nada más.
*Para un cambio mayor es conveniente recurrir a un profesional, ya que el cabello puede quedar manchado.
*Otro ítem a tener en cuenta es que las coloraciones no poseen poder decapante, por lo que aclaran sobre cabellos teñidos.
*Al aplicar una tintura por primera vez es conveniente hacerlo en forma simultánea en todo el cabello para que el resultado sea parejo y no olvidar que las cartas de colores son referentes. En general, el resultado es apenas más oscuro que lo que vemos en el muestrario y depende siempre de la base sobre la cual lo aplicamos.
*Es conveniente no lavar previamente el cabello al aplicar coloraciones: es mejor si está sucio de uno o dos días.

Los tonos de moda

Wella Professionals presentó las tendencias en materia de coloración para esta temporada otoño/invierno 2013. Marcela Brutti, su manager, explicó que “la coloración aumentará su fuerza, creando claros oscuros, realzando el brillo profundo de los marrones como base, alternando mechas o efecto de claridad entre los perlas y los beige. Y, para aquellas más audaces, las tonalidades blancas o ligeramente liliáceas, esto siempre de la mano de la creatividad del estilista”.

Los marrones serán los rubios de este invierno. Marrón glasé y sutiles filamentos miel serán los destacados del invierno 2013, impactando en cortes medios y semi cortos con sólo algunos rasguños insinuando un delicado desmeche. Los cortes serán más bien desordenados, asimétricos, con mechas largas sobre cortos marcados. Se va a usar el pelo tanto largo como corto y el lacio, ultra-largo, impecablemente lacio y con brillo natural.

Foto: gentileza Wella.