Viajar en crucero, una tendencia en alza

Publicada el día: 9 junio, 2013

Cada año son más las personas que deciden a tomar un crucero. En general, quien se embarca en la aventura de ser crucerista no deja de serlo nunca y sigue repitiendo.



 

Viajar en crucero es una forma de hacerlo de una manera relajada, donde todo está perfectamente organizado y planificado para que el viaje solo se dedique a disfrutar.

Hay cruceros para todo tipo de gente, para solas y solos, familias con niños, amigos, etc. En cualquier caso, es importante reservar con mucha anticipación. No sólo porque es un mercado que crece día a día, sino para conseguir mejores tarifas si se hace con mucha antelación. Hay compañias navieras que ofrecen importantes rebajas en sus tarifas cuando se abonan muy anticipadamente.

Las diferencias de precios en un mismo crucero se basan en las diferentes categorías de sus camarotes: interior (sin ventana), exterior o vista al mar (con ventana) y en su ubicación en cubiertas inferiores o superiores, más cercanas al centro o en los extremos del barco.

La elección de la bandera del barco no es un tema menor, ya que eso condicionará el idioma principal que hable la tripulación y por ende las actividades, shows, club kids, etc.

 

A viajar

Unos días antes de la fecha de partida los documentos de viaje son enviados por correo o e mail. En la documentación para el viaje se incluyen varias etiquetas para adherir a cada una de las maletas.

No sólo es necesario tener toda la documentación necesaria sino también asesorarse con tiempo sobre la necesidad o no de la aplicación de alguna vacuna en función a las ciudades que figuran en el itinerario del crucero.

Una vez que ya se está en el crucero, al pasajero le dan una tarjeta magnética para pagar desde bebidas no incluidas, peluqueria, tiendas etc. Al finalizar el crucero, se abonan todos estos gastos.

En el camarote, dependiendo de las caracteristicas y lujo de la nave, se pueden encontrar: baño privado, radio, en muchos buques tv y video, cama doble o camas literas, en algunos frigo bar y caja de seguridad, entre otros.

Cada noche llega al camarote un boletín de información tanto de las actividades del día siguiente, tarifas de excursiones (si es que se llega a algún puerto), horarios de comidas, espectáculos, promociones de las tiendas, etc.

Si bien no es necesario llevar numeroso equipaje, sí es conveniente tener varios trajes de baño a bordo, anteojos y sombrero para protegerse del sol, además de ropa informal, ropa deportiva, algún abrigo por los cambios de temperatura y alguna prenda de noche, de más elegancia ya que es habitual una cena de gala dedicada al capitán del barco.

 

Ciudad flotante

En un barco se encuentra todo lo necesario para pasar unas vacaciones maravillosas y más, para que el viaje sea puro relax y sin ninguna preocupación.

La gastronomia es un punto esencial en la vida de los cruceros. De una excelente calidad y gran variedad, hasta con comidas especiales para las personas con alguna limitación alimenticia en la mayoria de las navieras.

Si se viaja con niños, pueden disfrutar del Club de niños, pensado y coordinado exclusivamente para ellos por personal especializado.

Para amantes del deporte, centro fitness con modernas máquinas, pista de running, hasta algunos navios están equipados con campo de minigolf, piscinas, clases de disciplinas deportivas, actividades animadas.

Espectáculos de buen nivel, shows musicales, cine, casino son otros de los programas de entretenimiento.

Spa, tiendas, sala con conexión a Internet, biblioteca.

Porque viajar en crucero es una experiencia magnífica desde el mismo momento

 

Lo que hay que saber

*Si durante la travesía se celebra algún acontecimiento familiar, cumpleaños, no olvides de comunicarlo al director del crucero ya que generalmente existen atenciones especiales.

*Embarazadas: hay restricciones a partir del tercer trimestre para viajar aunque es importante aclarar que depende de cada naviera. Muchas compañías exigen un certificado médico que acredite semanas de gestación.

*Se  cuenta con personal médico aunque los precios no están incluido en el precio del crucero.

*No se admiten mascotas.

*Es una buena idea sacar un seguro al realizar el crucero. Además en caso de cancelación (por motivos justificados), si se cuenta con un seguro se estará cubierto para la devolución de lo abonado sin penalizaciones.

*La propina es una costumbre aceptada en los cruceros. Al finalizar el viaje suele darse tanto al personal de cabinas como al de restaurante.

 

Asesoró: Náutica Viajes.