La huerta en casa

Publicada el día: 1 julio, 2013

Necesita tiempo y dedicación, pero bien vale la pena para poder consumir lo producido por nuestras plantas. Un programa ideal para el finde. Aquí, los pasos a seguir.



 

Antes de ir al paso a paso, algo a tener en cuenta: la huerta necesita atención diaria, tanto de riego como de eliminación de yuyos, ya sea que la ubicamos en tierra o en macetas.

1. Es fundamental buscar un lugar que reciba luz solar directa la mayor parte del día. Si es en el jardín, el mejor sol es el de la mañana. Si es en la cocina, poner las macetas junto a la ventana que reciba el sol.

2. Si se hace en suelo, determinar un espacio que permita caminar alrededor, sin pisar. A diferencia de otras plantas, lo que cultivemos tenemos que tocarlo a diario para sacar maleza y yuyos.

3. Hacer un cerco si hay animales. En interior, con poner las macetas en alto alcanza para los perros, no para los gatos.

4. Preparar la tierra, airearla con una azada y un rastrillo. Si se van a cultivar en macetas, proceder igual, pero con una palita: mover la tierra, para que se airee.

5. Enriquecer la tierra con compost o con algún compuesto que vendan en el vivero. Consultar qué conviene utilizar de acuerdo a lo que se va a cultivar.

6. Sembrar las especies elegidas. Hay dos opciones: semillas o plantines. En el caso de las semillas, leer las instrucciones del paquete, para saber cuál es la época del año en que se plantan y cómo se ubican en la tierra. Por lo general, se plantan a poca profundidad, haciendo agujeros con el dedo en la tierra, porque sino después el primer brote no tiene la suficiente fuerza para salir. Con los plantines es diferente, porque el mismo bloque de tierra en el que viene es la medida.

7. Dejar espacio suficiente entre cada planta, para que pueda crecer con soltura y no se amontone con las otras. Con los plantines es más sencillo de hacerlo; con las semillas conviene ir poniendo montoncitos espaciados, ocupando un espacio similar que si fueran plantines. El tema es que luego no crezca una junto a la otra y se superpongan. En el caso de las macetas, no colocar más de un ejemplar por contenedor.

8. Hay una opción intermedia: macetas al aire libre, de las pequeñas o también macetones.

9. En suelo se puede plantar: lechuga, espinaca, tomate, morrones y ajíes y zanahorias. En cuanto a las aromáticas, se pueden cultivar romero, albahaca, tomillo, salvia orégano, menta, perejil y ciboulette.