Sal, desierto y misterio

Publicada el día: 16 julio, 2013

San Pedro de Atacama, a 1.670 kms. al norte de Santiago de Chile, es un destino único y exclusivo. Hoteles boutique en el medio del desierto, excursiones de turismo aventura, salinas, termas y géysers esperan a los viajeros del mundo para asombrarlos con paisajes, placeres y arqueología.



 

San Pedro de Atacama es un pequeño poblado ubicado en uno de los oasis que se encuentran en el altiplano chileno, en la II Región. Cuna de la cultura atacameña, San Pedro alberga hoy unos 2.500 habitantes y es la capital arqueológica de Chile y uno de los grandes destinos turísticos del país trasandino. Paisajes minerales, salitrales, lagunas con flamencos, cielos abiertos cubiertos de estrellas, tradición, géysers, aguas termales… lo han convertido en un pequeño pueblo super pintoresco, rodeado de una naturaleza privilegiada y asombrosa y muy cosmopolita, porque hasta allí llega el más exclusivo turismo del Viejo Mundo.

 

Allá lejos en el tiempo

Se estima que hace unos 11.000 años atrás se asentaron los primeros pueblos en el extremo norte de Chile, escogiendo la zona de la puna y las quebradas del desierto de Atacama.

Los Atacameños fueron el pueblo originario y fundador de la llamada “Cultura San Pedro”, que se estableció en todos los oasis del desierto de Atacama.

Fueron los primeros agricultores, y por lo tanto, el primer pueblo sedentario del país. Como el suelo cultivable era muy escaso, construyeron terrazas de cultivo en los faldeos de los cerros. Su principal actividad económica fue la agricultura y su desarrollo artístico lo expresaron a través de la cerámica, tejidos, cestería, tallados en madera y en la metalurgia, cobre y bronce.

 

Los imperdibles

Para conocer bien San Pedro de Atacama y sus alrededores se necesitan como mínimo 4 ó 5 días. Las distancias a los lugares de atracción son cortas, ya que la gran mayoría de los paseos está a menos de 40 km recorridos por buenos caminos pavimentados o de tierra. De modo que, además de una necesaria caminata por el pueblo para conocer la iglesia, el museo arqueológico y la calle comercial, se imponen los siguientes destinos:

Géysers del Tatio. A 99 Km de San Pedro de Atacama, a 4.320 m.s.n.m, es uno de los paseos más impresionantes de la zona.  El camino es peligroso por lo que es aconsejable realizar este viaje con agencias de turismo especializadas. El tour contempla la visita a los campos geotérmicos, a una piscina termal. Al llegar a los géysers, el  vapor de agua sale a la superficie a través de fisuras en la corteza terrestre, alcanzando una temperatura de 85ºC. Al amanecer, con temperaturas bajo cero, se puede apreciar un espectáculo impresionante y maravilloso, generado por los violentos flujos de vapor que se elevan hasta 10 metros de altura. Este campo geotérmico está formado por 40 géysers, 60 termas y 70 fumarolas en una extensión de 3 km2. Después de visitar los géysers se puede disfrutar de una piscina natural de agua termal, aunque en el lugar no existe infraestructura. Esta excursión dura 8 horas, se recomienda llevar parka, protector solar, traje de baño, toalla, agua.

Valle de la luna y Valle de la muerte. Este tour contempla un recorrido por la impresionante Cordillera de  la Sal, donde se observan imponentes esculturas minerales modeladas por el viento y la lluvia y permite recorrer el Valle de la Luna que  ha sido declarado santuario de  la Naturaleza. Está formado por una depresión rodeada de pequeños cerros con notables crestas filosas modeladas por el viento, como Las tres Marías y el Anfiteatro. Este valle es hermoso por su conformación parecida al valle lunar, se encuentra en plena Cordillera de  la Sal y en el borde del Salar de Atacama. Es un sorprendente espectáculo geológico de gran belleza ubicado a 2.550 m.s.n.m, formado hace 22 millones de años.  La ausencia de vida animal y vegetal, la falta de humedad, lo hacen el rincón más inhóspito de la tierra. Esta excursion dura medio día y se recomienda llevar ropa liviana, parka, protector solar, linterna y agua.

Lagunas altiplánicas y Salar de Atacama. Se trata de un recorrido por distintos poblados del altiplano para luego ingresar al Salar de Atacama, donde se encuentran diversas variedades de flamencos, en lagunas de singular belleza y con espectaculares vistas  hacia el Salar, como las Lagunas Miscanti y Meñiques que forman parte de la reserva Nacional Los Flamencos. En este sector se encuentran sitios arqueológicos donde abundan fragmentos de cerámicas, puntas de flecha y 40 construcciones circulares de piedra, lo que demuestra la ocupación de este lugar  hace 4000 – 3000 años  a.c. La excursión es de día completo y se recomienda llevar parka, protector solar, agua y ropa liviana.

Termas de Puritama. Este tour contempla un trekking por la quebrada de Guatin, donde se puede conocer la hermosa flora del lugar  y observar un antiguo bosque de cactus, para luego disfrutar de un relajante baño en las aguas termales del río Puritama. Camino a las Termas de Puritama se encuentra la quebrada de Guatin, un cañón rocoso atravesado por un rio de aguas tibias (debido a la unión del río Puritama de agua termal y el Purifica de aguas heladas) ideal para refrescarse en días de verano.  Luego se llega a los baños de Puritama, ubicados a 30 Km. de San Pedro de Atacama, que son aguas termales cálidas de las que se desprenden diversos minerales que poseen cualidades para la cura de enfermedades reumáticas y para el baño terapéutico.  La excursión dura medio día y se recomienda llevar protector solar, traje de baño, toalla, y agua.

Ojos del salar, lagunas Cejas y Tebinquiche. Ubicadas en el sector norte del Salar de Atacama, a 30 Km. de San Pedro de Atacama.  La primera laguna a la que se accede es la Laguna Cejas, de un intenso color esmeralda, con bordes cristalizados por la sal, donde es posible bañarse y disfrutar del efecto gravitatorio producido por la cantidad de sal condensada, de modo que el cuerpo flota fácilmente, lo que produce un gran relax. Es aconsejable no andar descalzo debido a que la orilla tiene crestas de sal muy filosas. También es necesario llevar bidones de agua para sacar la sal del cuerpo después del baño. Continuando por este camino, se accede a la laguna Tebenquiche, de características similares a la laguna Chaxa, sus aguas dependen de los deshielos y de las lluvias del año. Aquí se pueden ver algunos flamencos, zorros y variedades de pájaros en pequeña cantidad. La excursión dura medio día y se recomienda llevar traje de baño, toalla, y bidón de agua.

Salar de Tara. Este tour te lleva a conocer uno de los paisajes más impresionantes del Altiplano y conduce hacia el Salar y Catedrales de Tara por un camino apto para 4X4. Pertenece a la Reserva Nacional Los Flamencos, a 100 Km. de San Pedro de Atacama y está a 4.300 m.s.n.m. El salar está  en medio de volcanes donde se desarrollan vegas, ríos y lagunas. Se pueden observar formas modeladas por el viento de gran belleza, como son los Guardianes de la Pacana, enormes pilares de piedra que se elevan verticales y solitarios sobre la arena del desierto, o bien el Farallón de Tara, una gran pared de rocas talladas por el viento. Siguiendo el camino se desvía a la Laguna de Tara que se  encuentra en el mismo Salar. Tiene una superficie de 3 a 25 km2, que varía según la época del año. Aquí se impone visitar las catedrales de Tara, enormes esculturas de piedra erosionada que semejan un gran castillo. La excursión dura todo el día y se recomienda llevar parka, protector solar y agua.

Tour arqueológico. Es otro paseo imperdible que permite recorrer la histora de la capital arqueológica de Chile visitando la Aldea de Tulor, el vestigio habitacional más antiguo del salar, el Pukará de Quitor, una construcción preincaica de carácter defensivo y el Museo Arqueológico donde se puede ver la evolución de estos pueblos atacameños.  La excursión dura medio día y se recomienda llevar vestimenta liviana, rompevientos y agua.

 

El placer de alojarse

En San Pedro de Atacama, proliferan los hoteles boutique con una decoración acorde con la naturaleza y servicios de primera calidad que incluyen spa, piscinas, excursiones, una gastronomía exclusiva de la zona y mucho más. Dos sitios web pueden dar idea de la calidad de la infraestructura: www.explora.com y www.awasi.com. Dentro de las novedades, el hotel Explora Atacama, además de estar totalmente remodelado ha inaugurado su observatorio, uno de los más grandes a nivel aficionado del país, que se encuentra en los jardines del hotel, disponible para que los huéspedes puedan disfrutar de la observación del cielo y estrellas de Atacama.

 

Entretenimientos y gastronomía

En San Pedro las fiestas se dan de manera improvisada en distintos lugares que están preparados para hacer del día y la noche un placer. A la luz del fuego y en ambientes relajados, se comparten tragos y platos con buena música. Además, el desierto chileno es cruzado por quebradas y valles, lo que permite que varios productos oriundos sobresalgan por su sabor y particularidad. La quínoa, cereal de la zona, el aceite de oliva, las aceitunas, el pisco y más hacia la costa ricos productos marinos.

 

Cómo armar el viaje

Lo mejor es viajar en avión Buenos Aires/Santiago para luego volar a Calama y allí desplazarse en auto o bus a San Pedro. En los sitios web mencionados en esta nota se encontrarán tarifas de hoteles y excursiones, que en su mayoría son ofrecidas por los hoteles y agencias de turismo de San Pedro de Atacama.

 

Cómo llegar

Para llegar a San Pedro hay que llegar a Calama, la ciudad más cercana, a 98 km de San Pedro, unida por una excelente carretera pavimentada y un sobrecogedor paisaje desértico.

Avión. Es la vía más rápida para acceder a Calama. Se parte desde Santiago de Chile y una de las líneas que lo hace es Lan Chile. La tarifa más económica, ida y vuelta a Calama es de unos U$S 130. Para acceder a esta tarifa el pasaje debe ser comprado con 7 días de anticipación y la estadía debe incluir un día sábado.

Bus. El viaje demora 20 horas desde Santiago, existiendo un buen nivel de servicio y confort en buses con asientos semi-cama.

Automóvil. Para los que se aventuran a llegar en automóvil desde Santiago, se debe tomar la Ruta 5 – Panamericana Norte. Es recomendable hacer el viaje en 2 tramos, parando en Caldera (870 kms.) o Bahía Inglesa y luego continuando al día siguiente directo a Calama (800 kms. más), donde podrá abastecerse de todo lo que necesite para llevar a San Pedro.

 

Más información

www.sanpedrochile.com

www.sanpedroatacama.com

www.turismochile.travel

 

Texto: Silvia Fittipaldi

Fotos: gentileza www.turismochile.travel