Ideas de autor para la casa

Publicada el día: 27 septiembre, 2013

Ambientes que impactan en los sentidos de quienes los habitan. Un gran uso del color y del espacio. Para ver y deleitarse.



 

Transparencia para un encuentro. Un comedor sofisticado; con un gris oscuro como telón de fondo y detalles en fucsia que ponen un toque romántico. Se destacan en el conjunto la gran lámpara circular, la mesa de espejo con adornos de vidrio y cómodos sillones para una larga sobremesa. El gris contiene, recoge para una charla íntima, el fucsia aporta comunicación, así como el espejo y el vidrio ayudan a la transparencia que pueden trasuntarse en un verdadero vínculo de amistad o familiaridad (Isabel y Magdalena Caminal).

 

Relax y comunicación. Se trata de un living que pertenece a un viajero fascinado por Oriente y que transmite una verdadera atmósfera de armonía. El verde aporta un perfecto relax y el tono enmarca un lugar propicio para la comunicación que es estimulada en toques de tonos cálidos como los almohadones. La imaginación, la creatividad que puede aparecer en la charla está escenificada en las cortinas con apliques de libélulas. Una gran talla de Buda colocada en medio de dos inscripciones, con un mandala y una pintura ancestral, aportan un rincón luminoso para la meditación (Marcela Rabuffetti).

 

Sustentabilidad en tonos shocking. Este bar está ubicado debajo de la escalera. Con maderas de demolición de conventillos del barrio de La Boca, con los vivos colores de su paisaje tradicional, se creó un lugar de paso y encuentro para la alegría y la comunicación (Soledad San Martín y Graciela Cerdán).

 

Para vivir y trabajar con creatividad. Un home office para un arquitecto, pensado para un profesional que vive y trabaja tratando de plasmar constantemente nuevas ideas. Los materiales son sustentables. Los muebles están realizados con tirantes de pinotea reutilizados en encastrados, formando un patchwork y revestidos con papel de diario y papel de algodón con acabado de laca al agua. La lámpara del escritorio y los apliques de pared están realizados en láminas de cartón corrugado de desechos de cajas. Todo está pensado para que los sentidos despierten a la hora de la creatividad (Marisa Gallo, de Tairona Diseño).

 

Color a full para un rincón de servicio. Se trata de un lavadero que es también un lugar para fabricar pañuelos artesanales. Está preparado para teñir, estrujar, lavar, dejar fluir el color, el agua… Los materiales son nobles, los azulejos de colores, tiene un mueble multiuso con gran capacidad de almacenamiento y una larga escalera con rueditas para deslizarse buscando lo que sea necesario. La luz está enfocada sobre el área de trabajo y un gran conjunto de estantes, canastos y rieles aportan la funcionalidad adecuada. El color transmite la alegría de comunicar creando y la resolución del espacio muestra cómo un lugar reducido puede ser ideal para hacedores de cosas (Fabiana Orellano, Leandro Saller y Valeria Fantini, con la colaboración de Mariel Martin).