Juego de volúmenes

Publicada el día: 16 septiembre, 2013

Una casa proyectada por la Arq. Eliana Gradel que se identifica por su síntesis volumétrica tanto exterior como interior con un lenguaje en el que interactúan de manera armónica escalas, proporciones, funcionalidad, materialidad y uso del color.



 

Se trata de una casa de 200 m2 distribuidos en dos plantas, más un espacio semicubierto de acceso, galería y parrilla que da a la piscina. En planta baja se encuentran el estar comedor, un toilette, la cocina, las dependencias de servicio, el lavadero y un estudio con acceso independiente más galería, parrilla y pileta. En la planta alta se ubican el área de biblioteca, tres dormitorios (uno de los cuales es la suite con vestidor), baño compartimentado y balcón. Asimismo desde la biblioteca, un balcón interno mira hacia el estar de doble altura.

Una escalera central, hace de eje/corazón de la casa y, revestida en piedra Neuquén sobre la doble altura en el estar y en madera oscura hacia el lado de la cocina, permite que el espacio social fluya, y esté conectado, sin interrumpir la privacidad que requiere cada lugar, a pesar de no haber puertas que separen los espacios.

La calidez/calidad espacial está propuesta desde la arquitectura misma y se ve complementada en el diseño interior con mobiliario, géneros, alfombras, trabajos de cielorraso, iluminación y accesorios que le dan una personalidad y un carácter particulares.

 

Recorrido interior

Un importante sillón de tres cuerpos, color gris plomo, bajo y con un perfil muy lineal que permite ser apreciado en sus cuatro caras (Gestaltap), es acompañado por dos sillas de madera con pequeñas tiras de cuero que hacen de respaldo (Bonaccina), las que no obstruyen la vista al jardín ya que visualmente son muy livianas.

Dos mesas de centro se presentan como bloques muy puros (Carpintería Bilbao) en dos tonos de grises y laca brillante y alojan accesorios y libros que son recuerdos de viajes.

Un rincón toma forma y personalidad con una gran biblioteca en laca blanca (Micha Rubin), un sillón de un cuerpo en madera con tiras de cuero (Bonaccina) y una lámpara de pie (Fábrica de Luz).

Un gran camino de fibra natural (Alfombras Alsina) acompaña la pared en doble altura pintada en color Alba Bosque Negro, que contiene lugar para equipos de música y el hogar, definido por una raja de proporciones especiales que le dan mucha fuerza a este plano.

Terminan de definir este espacio de estar la Piedra Neuquén en doble altura que, con la propuesta de iluminación, realza el valor de la piedra que aporta una sensación de natural calidez.

En el sector comedor se ha bajado la escala del cielorraso para brindar un lugar más contenido a la hora de sentarse a la mesa, que es de laca blanca, asimétrica y de líneas muy puras, con sillas de estructura cromada y ecocuero blanco (Neo Design Palermo). La lámpara Off Center de Artemide es el toque que viste una ventana apaisada que hace de marco a la vegetación exterior junto con livianos estantes blancos en los que se exhiben objetos y recuerdos.

Un paño fijo cuadrado deja entrar un pequeño patio con piedras, plantas y una gran rama traída de uno de los viajes a Villa La Angostura.

Grandes ventanales vinculan el área de estar comedor con la cocina. Todas las cortinas son motorizadas (roll up), dan unidad a la fachada de atrás y protegen los ambientes del sol. Remata este ventanal en un muro en color Alba Beige Pardal que aparece en rincones específicos.

La cocina se desarrolla con una inmensa isla en el centro, en donde diariamente los dueños de casa desayunan, almuerzan y cenan. Las banquetas son el mismo modelo que las sillas del comedor (Neo Design Palermo)

El piso 90×90 color gris cemento (SBG) es el mismo elegido para todos los ambientes, lo que da homogeneidad continuidad y neutralidad de color a todos los solados.

Muebles en melanina blanca con perfilaría en aluminio resuelven gran parte del mobiliario de la cocina (Guerriello). La panelería aplicada en madera oscura crea un gran plano vertical que esconde la heladera y el depósito de guardado bajo la escalera. Un enorme cuadro rojo fuego es el punto de atracción entre los blancos y grises de la casa (Alejandra Repetto).

Las mesadas de la cocina, el toilette y los baños son de Technistone (Marmolería Baremes). El color elegido fue el Crystal Diamond que ofrece blancura, eficiencia en el uso y fácil limpieza garantizada por las características del material.

La mesada que aparece en el toilette tiene un diseño muy longitudinal y contiene una bacha de semiencastre Decca Piazza y grifería mono comando FV. Un largo espejo con borde de aluminio, flota sobre la mesada dejando pasar luz por detrás (Imagen Cristal). El uso del color Bosque Negro vuelve a aparecer y compone un juego de planos en este pequeño espacio, junto con papel de fibra natural (Ralph Lauren) aplicado en el resto de las paredes. La iluminación hace más intensa la textura de la fibra dando relieve y clima al toilette.

La escalera genera una especie de tubo y está contenida entre dos paredes: una lleva aplicada la piedra Neuquén y al recibir la luz se embellecen sus tonalidades, y la otra está pintada de blanco y acompañada de un pasamanos. Luminarias rasantes intercaladas entre las alzadas dan un clima escenográfico muy sutil que acompaña a la escalera en su desarrollo.

Arriba, la suite posee un pequeño rincón de lectura. En él luce un sillón PK22 (Neo Design Palermo), una lámpara de escritorio Tolomeo de Artemide y un cuadro familiar que junto con textiles y accesorios aportan aporta textura y poesía a este lugar.

Otra vez el color Beige Pardal de Alba aparece en un plano de la suite tanto como en el dormitorio de la niña de la familia. En este último ambiente dicho tono junto a un intenso violeta delimitan lugar de juego y clima para este cuarto.

 

Eliana Gradel

Arquitecta egresada de la Universidad de Buenos Aires. Entre 1998 y 2000 ha sido docente de la Facultad de Arquitectura de la que egresó. Asimismo, se especializó en arquitectura residencial, comercial e interiorismo. Vivió en los Estados Unidos entre 2002 y el 2008, donde creó junto a la Arq. Rosalía Mogro, el BA Design Group, compañía especializada en interiorismo. De regreso a Buenos Aires, abrió su estudio en esta ciudad. Desarrolló trabajos en Argentina, Estados Unidos y México y en la actualidad está desarrollando proyectos de interiorismo residencial, de oficinas y comercial, junto con otros de viviendas unifamiliares en zona norte.

 

Ficha técnica

Ubicación: Barrio Los Alisos, Nordelta.

Superficie construida: 200 m2.

Arquitecta: Eliana Gradel / Web: www.ba-designgroup.com