Para lectores mini

Publicada el día: 30 septiembre, 2013

Libros interactivos, para aprender jugando, para jugar aprendiendo, para conocer artistas, realizar actividades, libros-juego para que los chicos se diviertan. Libros… ¡El mejor regalo!



 

 

Pequeñas historias de grandes pintores, de Elenio Pico (Pequeño Editor). En este libro el artista gráfico Elenio Pico rinde tributo al trabajo de más de veinte artistas de diferentes tiempos y lugares. Creadores cuyas obras no han perdido vigencia ni interés. Con la convicción de que una de las formas más intensas de ver un cuadro es volver a pintarlo, este libro transmite entusiasmo, admiración y deseos de pintar.

 

Aprendemos Palabras esenciales y vocabulario. Escuela de genios de Disney. Un libro para niños de primaria entre 6 y 7 años pensado como toda la colección para el desarrollo evolutivo de los niños y su progreso escolar. Con stickers interactivos, juegos, tarjetas de letras y mucho más.

 

¿Quién come a quién?, de Aleksandra Mizielinska y Daniel Misielinski (El Zorro Rojo).

“Nació una flor, los pulgones se comieron la flor, la mariquita se comió a los pulgones, la lavandera blanca se comió a la mariquita, el zorro se comió..”» Magníficas ilustraciones de gran formato y una narración sintética con una habil descripción con toques de humor sobre el proceso natural del ciclo de la vida, en el que unos animales se van comiendo a otros, siguiendo la cadena alimenticia.

 

Agua salada, de Ruth Kaufman con ilustraciones de Manolo Hidalgo (Pequeño Editor).

¿Quién hizo salada el agua del mar? Un capitán. ¿Por qué? Preguntas y respuestas que se encadenan hasta develar este misterio milenario.

 

Milo tiene coronita, de Moria Romano (Atlántida). A partir de una selección de la obra del genial Milo Lockett, la escritora María Romano propone una serie de textos y rimas inspirados en los personajes y dibujos que habitan la colorida paleta del artista chaqueño.

 

Mega Libro para colorear y jugar (Elefantino). Una obra interactiva de 160 páginas con más de 100 stickers y memojuegos. Una forma de aprender jugando.

 

El pirata y el boticario, de Robert Louis Stevenson (Libros del Zorro Rojo). Una obra hasta ahora inédita del autor de La isla del tesoro. Una edición ilustrada por el artista alemán Henning Wagenbreth. Se trata de un poema sencillo, con humor y  moraleja que habla sobre dos viejos amigos que siguen dos trayectorias vitales muy diferentes y que de adultos se reencuentran.

 

A Vincent le gustan los colores, de Silvia Sirkis con ilustraciones de Tomi Hadida y Walter Davenport (Arte a Babor). A través de bellas ilustraciones que interactúan con algunas reproducciones de obras de Van Gogh y de sus contemporáneos, el ayuda a entender qué hay de especial en la obra, la pincelada y los colores del genial artista. Sin perder de vista la información rigurosa, el cuento llega a los chicos de una manera amena y atrapante.

 

Animalitos del cielo y del infierno, de Carmen Iriondo (Eloisa Cartonera). Una edición realizada como todas las de esta editorial, con material de reuso aportado por cartoneros, con poemas excelentes dedicados a animalitos buenos y lindos y a otros, menos lindos y no tan buenos.

 

Mi casita (Elefantino). Una caja con cuatro libros de cuentos sobre cómo armar un campamento diferente, jugar a las adivinanzas, armar una orquesta y festejar un cumpleaños. En la misma casa los parantes de regalo para armar una caja/casita que albergue los cuentos.