Las 8 claves de una buena parrilla

Publicada el día: 28 octubre, 2013

Trucos de diseño para construir el mejor lugar para hacer el asado. Dimensiones mínimas y un método infalible para evitar el humo. Cómo saber para cuantas personas se puede hacer el asado en una parrilla. Consejos de los expertos.



 

Hacer un asado es un arte que depende de la mano del cocinero y de la calidad de la carne. Pero los expertos no se conforman con asar en cualquier parrilla: exigen diseños que respeten pautas técnicas y prácticas. Pero ese no es el único desafío que enfrenta alguien que quiere construir una. Estos artefactos suelen ser muy feos o, por lo menos, su interior  nunca es un lugar que valga la pena mostrar. Para evitar la exhibición frontal del hueco existen dos salidas: Una, tapar la boca con puertas metálicas. Otra, ubicar la parrilla en algún lugar que no sea visible (esto aísla al cocinero de los comensales) o construirla como una isla donde el parrillero trabaja entre el asador y una mesada. Esta solución permite un buen funcionamiento pero requiere mucho espacio.

Otro punto a tener en cuenta es que el tamaño y los accesorios para una parrilla dependen de las expectativas de uso que existan en la casa. Una bien completa puede tener: la parrilla en si, un brasero, horno de barro, cajón para extraer las cenizas, un lugar para guardar la leña y el carbón. Existen sistemas premoldeados que permiten construirlas sin errores.

A continuación se enumeran algunos consejos para no equivocarse al construir una parrilla.

 

1. Tamaño

La profundidad óptima oscila entre los 45 y 62 centímetros; el ancho varía según la cantidad de asado que se quiera cocinar y el alto, según el ancho.

2. Capacidad

Una parrilla de 90 centímetros de ancho alcanza para hacer un asado para 8 personas, y la altura de la boca debe ser de 50 centímetros. Cada dos comensales que se agreguen al asado habrá que aumentar 20 centímetros en el ancho y 7 centímetros en el alto de la boca.

3. Altura

La zona del carbón debe estar a 70 centímetros del piso.

4. Compartimientos

Las mejores parrillas son las que están divididas en sectores, con un lugar para encender el fuego (brasero), ubicado en uno de sus lados que permite, desde allí, distribuir las brasas debajo de la carne.

5. La parte metálica

Lo ideal es que este construida con perfiles “L” bien gruesos y que este armada en distintas planchas, todas desmontables. En cuanto a la estructura de estas planchas, pueden ser de hierros redondos o en ángulo. El consejo es enlozarlos para facilitar la limpieza.

6. Cenizas

Para sacar las cenizas, se puede dejar en el piso de la parrilla un agujero con reja que esté comunicado con un cajón inferior. Las cenizas se barren hasta allí  con un cepillo y después se vacía el cajón.

7. El tiraje

Para calcular el tamaño de la chimenea hay que hacer una cuenta fácil: la superficie del tiraje debe ser no menor al 10 por ciento de la superficie de la boca de entrada de la parrilla. Es decir: si el hueco mide 90 x 50 centímetros, tiene una superficie de 4.500 centímetros cuadrados. Entonces el conducto deberá tener 450 centímetros cuadrados. Si un lado mide 10 centímetros, el otro lado será de 45 centímetros.

8. Humo

Si la idea es olvidarse para siempre del humo, se puede colocar un extractor de aire en la salida del conducto de ventilación. Pero, si se quiere usar un método natural, se puede agregar un sombrerete tipo Spiro en el final del conducto para que aumente el tiraje.

 

Foto: Archivo Mujer Country