Noel Barrionuevo: La maestra del hockey

Publicada el día: 18 noviembre, 2013

Es una Leona con garra, que dedicó su vida al deporte y que ha aplicado su vocación docente para ser una suerte de mamá de aquella leoncitas que sigan con la trayectoria de la selección nacional de hockey femenino que tanto enorgullece al país.



 

La leyenda de las Leonas tuvo su primer gran pico de popularidad allá por Sydney 2000, con Sergio Vigil como entrenador y un grupo de chicas con hambre, talento e ímpetu para masificar la pasión por el hockey sobre césped, además de una identidad que contagia. La dinastía continúa 13 años después, con otros nombres como faros divulgadores de la esencia en la intimidad. Hoy, las encargadas son la histórica Lucha Aymar y jóvenes referentes, como es el caso de Rosario Luchetti (29 años), Carla Rebecchi (28), Silvina D’Elía (27) y… María Noel Barrionuevo (29), brillante y férrea defensora, temible goleadora a partir de su presteza en el corner corto. Y de alma docente…

Porque Noel, que viene de ser una de las jugadoras de la Selección en la última etapa de la Liga Mundial (disputado en Londres), que dejó a Argentina en la fase final y que se desarrollará entre noviembre y diciembre en Tucumán, ansía derramar las enseñanzas y valores que aprendió, ofrendándole su stick a la camiseta nacional. Por eso, mientras sigue encarando nuevos desafíos deportivos (la Copa América, este mes, en Mendoza; el Mundial de La Haya 2014, para el cual las Leonas ya están clasificadas, por ejemplo), la jugadora del club Ciudad presentó a principios de julio su escuela de hockey para niñas de entre 6 y 15 años en el Club Buenavista de San Fernando. Y desde el 1º de agosto ya está en funciones. “Es un sueño que siempre tuve y por suerte pude hacerlo realidad. La idea es que las chicas vengan a aprender y a pasarla bien practicando un deporte”, explica Barrionuevo, quien siempre tuvo la docencia entre sus genes: supo estudiar para maestra jardinera y tuvo un paso como coordinadora del hockey de San Lorenzo. Ah, en Ciudad, también orientó a la categoría menores: “Es algo que me apasiona, poder contarles mis vivencias a las más grandes y también a las más chiquititas, para que se enganchen con el hockey y sepan lo que puede llegar a significar en sus vidas”.

Lógico, la semilla que le dejó el sello Leonas es un don que, interiormente, pide ser difundido. Esa esencia tiene un núcleo competitivo, por supuesto; por algo Argentina se ha afincado entre las potencias. Pero no le hizo perder el corazón amateur, lúdico. “Quería darles un lugar a las chicas que se quieran iniciar en la actividad. Y ayudarlas a crecer en los valores, que es lo más importante. En disfrutar, en compartir las coincidencias y las diferencias dentro de un grupo, en que conozcan lo que es un tercer tiempo… Todas las cosas lindas que te entusiasman del deporte”, se embala. La escena, entonces, ya quedó prefijada. Seguramente, no pasará de los primeros entrenamientos, de las instrucciones iniciáticas. La pregunta, producto de la curiosidad infantil, caerá de algún árbol fértil con la contundencia del fruto maduro. ¿Qué es ser una Leona? “Es dedicarse entera por la camiseta de tu país, por el deporte que nos apasiona. Con mucho esfuerzo y amor”, ha sabido definirlo y, quizá con alguna adaptación para la edad, la frase será capaz de sensibilizar nuevas cuerdas. El proyecto contempla etapas avanzadas, apunta más allá de los primeros pasos. “La intención es, a futuro, federar a las chicas y contar con equipos disputando los campeonatos. Quiero devolverle al hockey todo lo que me ha dado”, construye con los sentimientos a modo de cimientos.

Noel tiene un bagaje interesante para enseñarles a sus nuevas pupilas. No sólo por el frondoso palmarés, su currículum, sino también por su arma mortal. El corner corto, la “arrastrada”, esa herramienta que le brindó prestigio y que ayudó en la coronación de la Selección en varios certámenes. A saber: de sus trece títulos más importantes a nivel internacional, fue goleadora en el Champions Trophy 2007 (cinco conquistas), en el Trophy 2010 (ocho gritos, tres en la final), y la scorer argentina (seis tantos) en la vuelta olímpica en la Copa del Mundo de Rosario, en el mismo año. ¿Cuál es el secreto para tanta participación en el arco siendo una defensora? “Yo ya tenía el gesto desde chica y es algo que se puede entrenar. Y pude perfeccionarlo en su momento, en mi club, con Jorge Lombi (referente mundial en corner corto). Es un arma que puede ser muy útil, pero para eso hay que trabajarla con el tiempo. El complemento del gimnasio también es importante”, comenta, entre otros tips que brinda, quien llegó a confesar que practicaba unos 40 minutos por día para sacarle filo a su daga, “se entrena lo necesario, pero debe ser tiempo de calidad; y no mucho y que canse”. Lógico, las niñitas también querrán ser devastadoras para las arqueras en el corner corto. ¿Cuánto demorará en difundirles el toque maestro esta jugadora que también ha sido modelo de la firma que viste a las Leonas? “Son chicas todavía, ja, pero poco a poco se les irá transmitiendo los conceptos, los pasos a dar para que sepan cómo arrastrar. Sé que es una de mis armas y es lindo que las nenas puedan ir incorporándola mientras aprenden y disfrutan”, dice, generosa Noel, de la virtud con la que supo descollar con el deporte.

 

En carrera
La docente le deja el lugar, por un rato, a la referente del seleccionado argentino, que vive un año agitado. Por la competencia tupida, por los cambios (ante la asunción de nuevas autoridades en la Confederación Argentina de Hockey, se interrumpió el ciclo del entrenador Marcelo Garraffo y asumió en su lugar Emanuel Roggero), por lo que vendrá y por lo reciente (3º escalón en la etapa de Londres de la Liga Mundial –en semis, 2-4 ante Inglaterra-). “Nuestra intención es ganar siempre, estar en los primeros puestos. No se consiguió el primer lugar, pero igual estamos contentas porque clasificamos al Mundial, ése era el principal objetivo. Ahora tenemos por delante la Copa América y la final de la World League en Tucumán; hay que analizar lo que se hizo mal, potenciar lo que se hizo bien, y defender la camiseta, como a lo largo de todos estos años”, se plantea.

–¿Sienten la presión de tener que pelear todos los torneos por el nombre y el prestigio que han logrado?

–Estos torneos que tenemos por delante en el corto plazo van a venir muy bien para prepararnos con vistas el Mundial de La Haya. Hay que trabajarlos con la seriedad y las ganas de siempre y no subestimarlos. Y entrenarnos duro para lo que viene.

–¿Les modifica algo todos los cambios que vivieron en los últimos meses? Ustedes estaban acostumbradas a procesos más ordenados.

–En el último tiempo se dieron muchos cambios alrededor de la Selección argentina, en cuanto a los entrenadores y también en la dirigencia. Nosotras tenemos que acomodarnos, y eso lleva trabajo, porque hay que conocer lo que piensa cada uno, la forma en que se desarrollan las cosas. Necesitamos un poco de tiempo, pero estamos bien. Hay que seguir adelante, trabajando los detalles que necesiten optimizarse para alcanzar la mejor forma en las competencias.

–¿Pero les influyó a la hora de salir al campo?

–Este es un grupo inteligente, que ha sabido superar un montón de obstáculos y ha conseguido logros importantes. Sabe adaptarse y aprendió a afrontar todo tipo de situaciones. Como ahora, que nos estamos adaptando a este grupo de entrenadores. Lo importante es que todos mostramos muchas ganas de trabajar, nos dedicamos a jugar al hockey y a hacer las cosas de la mejor manera posible.

Y la maestra del stick vuelve a imponerse. Los martes y jueves, de 17.30 a 19, siempre y cuando no se cruce con sus compromisos con la Selección, Noel guiará a potenciales Leoncitas que quieran seguir su ejemplo, que sueñen con sus gestas (más informes: hockey@clubbuenavista.com.ar o en el teléfono 4977-1177). “Quiero transmitirles lo que a mí me quedó de chiquitita, cuando me inicié en este deporte. Quiero hablarles sobre la humildad y el compañerismo. Eso es prioridad, por encima de los conceptos”, deja su mensaje de mamá Leona.

 

Una vida dedicada al deporte
María Noel Barrionuevo nació el 16 de mayo de 1984 en la zona norte del conurbano bonaerense. Mide 1,67 m, suele usar la casaca 27 y acarrea una historia de siete años de éxitos con la Selección mayor de hockey sobre césped femenino. Tuvo dos incursiones olímpicas: Beijing 2008 (donde Argentina se quedó con la medalla de bronce) y Londres 2012 (presea de plata). La defensora resultó vital para la consagración en la Copa del Mundo 2010, disputada en Rosario. Además, participó de seis Champions Trophy (torneo anual que nuclea a los mejores combinados del mundo), llevándose el oro cuatro veces. Sus actuaciones le valieron el reconocimiento en el concierto del hockey planetario: fue electa integrante del Equipo de las Estrellas que arma la Federación Internacional en 2009, 2010 y 2011. “Es un orgullo ser parte de las Leonas”, apunta.

 

Twittera de alma
Se puede decir que Noel es su propia publicidad. Es que, más allá del imán que supone lo que genera dentro de la cancha, ha sabido sacarle provecho a una de las herramientas top de publicidad que ofrecen las redes sociales: Twitter. Desde su cuenta (@noebarrionuevo) ha promocionado su escuela y mantenido comunicación con los fanáticos de la Selección, incluso, durante las competencias, una manera de estar dentro del día a día de las ídolas del hockey. Tiene más de 55.000 seguidores.

 

Texto: Pablo Antonio Cavallero.