Playas del sur

Publicada el día: 5 enero, 2014

La Costa Atlántica no se termina en Mar del Plata, sino que se extiende mucho más allá de Chapadmalal y Miramar. Desde Necochea hasta Las Grutas hay una serie de balnearios que ofrecen amplias playas y la refrescante agua salada del Mar Argentino. ¡Allá vamos!



 

Las aguas del Mar Argentino bañan las costas del país desde la Bahía de Samborombón hasta Tierra del Fuego, lo que brinda kilómetros y kilómetros de playas. Las más conocidas son las van desde San Clemente del Tuyú hasta Mar del Plata, extendiéndose un poco más hasta Miramar, pero las playas siguen y son cada vez más elegidas por los turistas que buscan disfrutar del mar en un ámbito tranquilo. Tal el caso de Necochea, Monte Hermoso, Claromecó, Punta Alta y Reta, en la provincia de Buenos Aires, y de Las Grutas en Río Negro.

* Necochea. Viniendo desde el norte de la provincia, esta ciudad balnearia está un poco después de Miramar. Tiene la particularidad de ubicarse en la desembocadura del río Quequén y el Mar Argentino. En sus inmediaciones se encuentra el Puerto de Quequén, destacable por su proximidad al mar abierto: en pocos minutos se pasa del antepuerto al océano, una ventaja tanto para barcos comerciales como para lanchas y veleros, ya sea para la práctica deportiva como para la pesca. Este puerto es la vía de salida de cereales y oleaginosas, fundamental para la economía provincial y nacional. Se llega a Necochea por diversas rutas: la ruta provincial 88 la comunica con Miramar y Mar del Plata y desde ahí, se sigue por las rutas nacional 2 y provincial 11 hasta el norte de la provincia de Buenos Aires. A la vez, la ruta provincial 227 la une Lobería y Balcarce y la ruta nacional 86 la une con Benito Juárez, donde puede empalmar con la ruta 3 que también lleva a Buenos Aires. Está ubicada a 130 kilómetros al sur de Mar del Plata. Necochea ofrece 72 kilómetros de amplias playas, que en algunas zonas llegan a los 300 metros de ancho. Cuenta con una abundante oferta hotelera y de viviendas en alquiler (casa para 4 personas, desde 380 pesos por día y para 6 personas, desde 550 pesos por día). Algunos de los puntos turísticos que se pueden visitar son el Parque Miguel Lillo, de 640 hectáreas, y cerca del casco urbano hay una zona de grutas costeras, a las que se llega a través de las avenidas N° 2 y N° 10. Otro de los atractivos son el río Quequén y el puente colgante que lo cruza. La desembocadura del río en el mar se puede apreciar en la escollera sur ubicada sobre la avenida costanera. Para los amantes de las artesanías, entre las peatonales 85 y 83, a pocas cuadras de la playa, está la clásica feria aresanal, de excelente calidad. Allí se pueden encontrar ropa, tejidos, bijou, objetos de madera y todo tipo de regalos y adornos.

* Claromecó. Es uno de los principales puntos turísticos del partido de Tres Arroyos, al sur de la provincia de Buenos Aires. En mapuche, la palabra Claromecó significa “triple agua”, lo que hace referencia directa a los tres espejos de agua que le dan nombre al municipio: los arroyos Orellano, Del Medio y Seco, que atraviesan el casco urbano de la ciudad cabecera y luego se unen formando el Arroyo Claromecó, homónimo del balneario donde desemboca en el mar. Esta localidad tiene diversos atractivos como sus playas sobre el mar, el bosque, su altísimo faro y el arroyo Claromecó con sus siete cascadas. Otras de las actividades que se dan muy bien en la zona son la pesca y los deportes náuticos. Un lugar especialmente recomendado para visitar es la Estación forestal Paolucci, en un predio de 3000 hectáreas, un auténtico reservorio ecológico. Para los amantes del golf, pueden jugar en Golf Santana, con una cancha de 9 hoyos. Desde el norte se llega por la ruta nacional 3 hasta la altura de Tres Arroyos, empalmar con la ruta nacional 228 y continuar hacia el sur por la ruta provincial 73. Desde el sur, se toma la ruta provincial 72 hasta empalmar con la 73.

* Reta. Su lema es “Entre el mar y el campo”. Se llega por ruta nacional 3 hasta Tres Arroyos, altura kilómetro 531, tomar la ruta que lleva a Copetonas y desde ahí son 24 kilómetros más hasta Reta a través de la nueva ruta de acceso. Ofrece unos 30 kilómetros de playa, que en algunas zonas alcanzan más de 300 metros de ancho. Se destaca por sus bosques, sus grandes médanos y al igual que en Claromecó, las aguas son más cálidas que en otras zonas de la costa atlántica, porque recibe la corriente del Brasil. Hay múltiples lugares para visitar, por ejemplo la albúfera, un accidente geográfico donde una laguna de agua dulce desemboca en el océano mediante un arroyo mínimo, El Gaucho, donde convergen el agua dulce y la salada. En la entrada de la ciudad, frente a la iglesia de la Sagrada Familia, está la Gruta Virgen de Loudes, hecha totalmente en piedra. También está la posibilidad de hacer turismo rural, en diversas estancias y casas de campo que ofrecen contactarse con la naturaleza, disfrutar de comidas caseras, practicar caza menor y hacer cabalgatas, entre otros atractivos, como en la estancia “Los Bosques” y algunas, incluso, tienen servicios de spa, tal el caso de “La Saladita”. De todos modos, lo que más les gusta a los turistas es que su privilegiada ubicación permite apreciar la salida y la puesta del sol sobre la costa.

* Monte Hermoso. Es uno de los principales centros turísticos del sur de la provincia de Buenos Aires. Se llega a través de la ruta nacional 3 y la ruta provincial 78. También por tren desde Buenos Aires y Bahía Blanca y por avión, vía Bahía Blanca. Ofrece 32 kilómetros de playa con un suave declive y abundante presencia de dunas. Uno de los atractivos de la zona, además del mar, es la Laguna Sauce Grande. El río Sauce Grande viene desde Sierra de la Ventana a desembocar en el mar, pero la presencia de las dunas genera esta laguna de 2900 hectáreas de agua dulce, a pocos kilómetros al norte de la ciudad, meca de los pescadores. Cuenta con juncales, donde pican los ejemplares más grandes de pejerrey. Otro sector pesquero recomendado es el oeste de la laguna, en el ingreso del río. Las Playas del Oeste de Monte Hermoso se extienden desde la calle Las Ballenas hasta el límite con la localidad de Pehuen-Co. Allí se puede disfrutar de paisajes como Médanos Blancos y visitar los yacimientos arqueológicos. También se dan bien los deportes acuáticos, al igual que en la Playas del Centro, que van desde la calle Huemul hasta Las Ballenas, donde además se pueden realizar cabalgatas. Las Playas del Faro, que van de la calle Samborombón, son ideales para la práctica del windsurf y las Playas de Sauce Grande, para la pesca. En cuanto a las Playas de la Desembocadura, están en el extremo de la ciudad, limitadas por el balneario Sauce Grande y ofrece playas agrestes, con avifauna para disfrutar.

* Punta Alta. Está ubicada bien al sur de la provincia de Buenos Aires y se accede por ruta nacional 3 que empalma con la ruta nacional 249. Ubicada a orillas de la bahía Blanca, sobre el fondeadero del Puerto Belgrano, Punta Alta –que es ciudad y puerto– ofrece amplias playas que se alternan con bosques de eucaliptos a la vera del mar. El Club Náutico, además, tiene muelle para bajada de lanchas, motos de agua y veleros, además de cantina y piscina. En las inmediaciones de la ciudad también están los balnearios de Pehuen-Có (donde hay una Reserva Natural, Geológica, Paleontólogica y Arqueológica), Punta Ancla, Arroyo Pareja (ideal para la práctica de deportes náuticos y pesca, donde se realiza el Weekend del Tiburón) y Villa del Mar, que ofrecen otras alternativas de paseos al turista.

* Las Grutas. Siempre sobre el Mar Argentino y a 1100 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, pero ya en tierras rionegrinas, esta playa es uno de los principales atractivos de la ciudad de San Antonio Oeste. Tanto desde el sur como desde el norte, se accede por ruta nacional 3. Dada la existencia de los acantilados que caracterizan a la zona, hay nueve bajadas o paradores con servicios de playa. Por la orientación de la playa, se pueden disfrutar tranquilamente de 11 horas de luz solar. Es un destino muy familiar, que ofrece la posibilidad de disfrutar de la playa, los deportes náuticos y la pesca, además de largas caminatas a orillas del mar, por entre las grutas. Se puede parar en hoteles o alquilar. Para tener una idea, una casa para 4 personas ronda los 600 pesos por día.