Tips posvacacionales

Publicada el día: 16 marzo, 2014

Durante el verano protegimos piel y pelo, pero aunque hayamos hecho los deberes, la fuerza del sol, el cloro y la sal hacen más daño del que pensamos. Aquí te contamos los hábitos que podés incorporar para lucir perfecta en otoño.



 

Al terminar las vacaciones, una recomendación de oro es la visita al dermatólogo. El control de manchas y lunares entre abril y mayo descartará riesgos para la salud. Otro consejo renovador es un recorte de las puntas del pelo, para mejorar su estética y revitalizarlo. Además, es bueno seguir los tips a continuación para devolver la lozanía al cabello y a la piel.

Pelo al rescate
* Usar una máscara capilar hidratante. Esto se debe a que el acondicionador desenreda, suaviza y sella la fibra capilar; es decir, no basta para hidratar el cabello castigado por el sol.
* La máscara nutre y aporta humedad. Ya no es necesario esperar 20 minutos para que haga efecto, de hecho hay productos que en 3 minutos desarrollan su acción.
* Se aplica de medios a puntas, si el pelo es largo; y solo en las puntas, si es corto.
* Otro recurso es emplear aceite de Argan. Se coloca en las palmas de las manos y se desliza por el cabello seco o mojado, de los medios hacia las puntas, sin friccionar, para no romper la fibra capilar.
* Para recuperar el brillo y la suavidad, los elegidos son los sérums, que tienen la propiedad de envainar el pelo, protegerlo y otorgar sedosidad.

SOS para el cutis
* Aun cuando el verano haya pasado, la vida al aire libre exige protección solar todo el año. No está de más reiterarlo.
* Se recomiendan peelings profesionales con la aplicación de ácidos, para ayudar a mantener la piel renovada.
* La hidratación va a depender del tipo de piel. Las vitaminas A, C y D actúan como protectores naturales ante la acción oxidante y para evitar el fotodaño son las más aconsejables. Al mismo tiempo también nos protegen de la liberación de radicales libres, responsables del envejecimiento de la piel.
* Para las pieles que se hayan dañado más, la Luz Pulsada y los láseres la dejarán como nueva.

Piel satinada
* Después de la ducha, es muy importante colocar el humectante corporal dentro de los 3 minutos de haber terminado, cuando después del primer secado queda un mínimo residuo de agua en la piel. Un buen hidratante ayudará a capturarlo y retenerlo.
* No realizar exfoliaciones intensas cotidianamente.
* En la ducha, si tenés poco tiempo, los hidratantes para usar bajo el agua son ideales. Se activan al contacto y se absorben inmediatamente. Al enjuagar, solo se eliminan los activos solubles en agua.

Bronceado: ¿cómo prolongarlo?
* Exfoliar.
Liberar la epidermis de las células muertas es el paso necesario para dejar el camino libre a la piel nueva y de color homogéneo. El tono que queda en la superficie es parejo y suavemente dorado.
* Hidratar. La pérdida de agua empalidece el color y le da una tonalidad grisácea. La hidratación le vuelve a dar vida y volumen.
* Autobronceante. Para que se vea natural, se recomienda aplicarlo una vez por semana o cada 10 días, después de hidratar la piel, para que se absorba mejor.
* Hidratante + autobronceante. Hay productos 2 en 1 que son cremas de hidratación más dihidroxiacetona (DHA), principio activo que da el color pero que seca la piel. Juntos en una sola fórmula nos ayudan a ahorrar tiempo.

 

Texto: Patricia Melgarejo
Asesoramiento: Dra. Rita García Díaz, médica especialista en Dermatología, MN 47.860. Estilista Jorge Barragán, de Maison Barragán.