Artefactos de baño que ahorran agua

Publicada el día: 15 abril, 2014

El agua es un recurso escaso y esencial para la vida. Consumirla en forma eficiente está en nuestras manos. Aquí les mostramos como son los nuevos artefactos de baño y cómo mejorar los existentes, para contribuir a un consumo responsable.



 

Aunque el agua cubre la mayor parte de la superficie del planeta, sólo el 2,5% es dulce. La distribución espacial de la misma es desigual, en función de la población. Se estima que 3400 millones de personas cuentan con una dotación de apenas 50 litros por día. Por todo esto, un consumo responsable es primordial.
Podemos contribuir cambiando nuestros hábitos hacia un uso consciente e instalando sistemas de ahorro de agua en el baño y la cocina.
Aquí, una guía con los productos que nos brinda el mercado que pueden sernos útil a la hora de repensar nuestro cuarto de baño.

 

Tipos de grifos

* Monobloque: es el tradicional, formado por un caño y dos manos giratorias, una para el agua caliente y otra para la fría. Para obtener la temperatura deseada, se combina la proporción de agua fría y caliente según la necesidad. Este modelo tiene el inconveniente de que cada vez que cerramos el grifo debemos regular de nuevo la temperatura del agua y, consecuentemente, la malgastamos. En caso de que nuestra vivienda tenga uno de estos modelos, podemos incorporar aparatos aireadores o difusores para favorecer una reducción del uso del agua. Los aireadores, como su palabra lo indica, mezclan aire con agua, incluso cuando la presión es baja, y las gotas de agua salen en forma de perlas. Hay distintos modelos para griferías de lavabo, de bidé, de ducha y de cocina. Debe tenerse en cuenta que algunas roscas antiguas no coinciden con las roscas métricas actuales.

* Monocomandos: El cierre está formado por piezas de material cerámico con una separación mínima que garantiza que no haya goteos. Los tradicionales consumen entre 10 y 12 litros por minuto, con la incorporación de aireadores, se puede bajar a la mitad. Estos dispositivos son pequeños elementos que se pueden incorporar al mecanismo de grifería. Generalmente, instalarlos no presenta muchas dificultades. Los grifos termostáticos:  se destinan básicamente a duchas y a bañeras. Se caracterizan por disponer de una escala de temperatura que nos permite preseleccionar el nivel deseado de la misma. Estos grifos generan un  ahorro de  agua ya que evitan el proceso de regulación y mantienen el mismo nivel térmico sin oscilaciones. Comparándolos con los grifos monocomando, el ahorro obtenido se sitúa alrededor del 16% y con los grifos tradicionales es muy superior.

* Tecnología Ecosmart y Airpower: Hansgrohe ha desarrollado para sus griferías y duchas  dos nuevas tecnologías. Estos dos sistemas aúnan el consumo reducido de agua con la obtención del máximo placer en la ducha. La tecnología EcoSmart consigue que menos agua rinda más. Un limitador de caudal, unas toberas especiales y la incorporación de aire hacen posible que el consumo de agua se reduzca de 6 a 9 litros por minuto sin alterar el elevado nivel de confort de la ducha. Una técnica que permite además ahorrar energía puesto que el volumen de agua que se debe calentar es menor. El sistema AirPower de inyección de aire mezcla agua con aire para un uso más eficiente. El disco de salida absorbe aire en abundancia que se arremolina con el agua entrante: cada litro de agua recibe aproximadamente tres litros de aire. De esta manera el consumo de agua se reduce al tiempo que aumenta el confort.

 

Descargas de inodoros

Si nos detenemos a pensar en los puntos de consumo más elevados de nuestra vivienda, pronto nos daremos cuenta de la cantidad de agua que desperdiciamos diariamente por la cisterna del inodoro.
Llamativamente el 35% del consumo doméstico se descarga a través de los inodoros. La conclusión es entonces que utilizando sistemas eficientes, podemos reducir ese consumo a la mitad. Y con el ahorro de agua de 100.000 personas, otras 1.500.000 personas podrían acceder a este preciado recurso. Muchas empresas, en la actualidad han incorporado sistemas de doble descarga del inodoro. Estos funcionan con dos tipos de flush, es decir, se puede elegir entre una descarga de 3 litros o una de 6 litros, de acuerdo al uso ya que no se necesita tanta agua para eliminar líquidos como la que se necesita para deshacerse de residuos sólidos.
Sistema lavatorio-inodoro para reutilizar el agua.

La empresa Roca cuenta con un innovador sistema: el W+WE. Este diseño inaugura una nueva categoría de elementos para equipar el baño: el lavabo-inodoro en una única pieza. Esta unidad con doble función permite reutilizar el agua del lavamanos enviándola a la cisterna, previo proceso de filtrado, para ser usada en la descarga del inodoro. Una propuesta que permite aprovechar doblemente el agua. Está comprobado que los buenos hábitos se relajan con el tiempo, por lo que  conviene acompañarlos con la elección, a la hora de diseñar el cuarto de baño, con productos que se adapten a las nuevas necesidades del planeta.

 

Texto: M. B. Blanco
Fotos: Gentileza Hansgrohe, Ideal y Roca