Frutas y verduras para secar

Publicada el día: 21 abril, 2014

Secar frutas y verduras al sol es una técnica muy antigua que mantiene todos los nutrientes y al conservarse durante mucho tiempo nos da la oportunidad de aprovechar ofertas y descuentos.



 

Hay diversas formas de secar frutas y verduras, pero todas coinciden en lo mismo: son métodos sencillos, al alcance de todos, aun de los menos expertos.

* El secado al sol, por ejemplo, puede hacerse pasando los cortes de frutas o verduras por un piolín, tratando de que no se toquen y colgándolo en un lugar muy soleado y seco.
* Otra opción consiste en colocar dichos cortes sobre una parrilla de alambre con patitas, para que el aire circule alrededor de ella, cubierta con tela mosquitero para evitar moscas y mosquitos. En cualquier caso se deben entrar al atardecer para evitar que se humedezcan.
* A falta de sol, bueno es el horno para secar frutas y verduras, pero es más costoso porque hay que hacerlo a temperatura muy baja (50/60º) durante mucho tiempo, sobre parrilla de alambre, y con la puerta del horno semiabierta para evitar que se acumule humedad y se cocine en vez de secarse.

 

Manzanas y peras
1. Elegir frutas firmes, sin imperfecciones ni muy maduras.
2. Lavarlas bien, porque si se van a  dejar con la cáscara, hay que asegurarse de que no quede suciedad ni resto de plaguicidas.
3. Sacar el corazón y cortar en rodajas gruesas.
4. Pasar las rodajas por un piolín, sin que se toquen entre sí y dejarlas secar al sol. Entrar a la tardecita para que la fruta no se humedezca.
5. Al secarse se arrugan y achican, pero no deben quedar quebradizas sino flexibles. Para verificar, cortar un pedazo de una rodaja y si hay rastros de humedad, le falta un poco más.
6. Guardar en botellas de vidrio o plástico herméticos, en lugar seco.
7. Para usar, remojar en agua tibia y después cocinar.

 

Hongos
1. Limpiarlos e insertarlos en un hilo, sin que se toquen entre sí, y colgarlos en un lugar seco al sol.
2. Si a los 20 días no se deshidrataron y achicaron, ponerlos en horno bajísimo (60º) con la puerta abierta, de 2 a 3 horas.
3. Acomodarlos en frascos de vidrio o de plástico herméticos.
4. Para usarlos, hidratar en agua tibia.

 

Ajíes
1. Limpiarlos, partirlos por la mitad, quitarles los centros y nervaduras y cortarlos en tiras gruesas.
2. Insertarlos en un piolín, sin que se toquen entre sí, colgarlos al sol y entrarlos de noche, hasta que estén secos.
3. Acomodarlos en frascos de vidrio o de plástico herméticos.
4. Para usarlos, hidratar en agua tibia.

 

Tomates
Las indicaciones sirven para todo tipo de tomate, pero lo cierto es que los cherry se secan más rápido y los perita son más prolijos para cortar.
1. Retirarles las semillas y los extremos.
2. Cortar a la mitad (si el tomate es redondo cortar en 4 cascos).
3. Colocarlos en una parrilla de alambre con el corte para arriba. Espolvorear si se desea con una pizca de sal, que acelera la deshidratación, una pizca de pimienta negra (espanta insectos) y orégano.
4. Cubrirlos con tela mosquitero para protección de pájaros y/o insectos. El secado tarda de tres a cuatro días si se los pone en un lugar muy soleado y se los guarda adentro al atardecer. Si en ese tiempo no están listos terminar el secado en horno 60º con la puerta semiabierta.
5. Guardar en tarro hermético de vidrio.
6. Quedan riquísimos si se los guarda cubiertos con aceite de oliva y con una ramita de albahaca u orégano, un diente de ajo, para tener en un mes un aceite aromatizado delicioso.