Mascarillas caseras para pies y manos

Publicada el día: 21 abril, 2014

Los grandes olvidados de nuestro cuerpo, las manos y los pies, merecen nuestra atención. Te proponemos rutinas de belleza divertidas para realizar mientras mirás una peli y tenés un rato para relajarte.



 

Cuando tenés un tiempo libre podés realizar estas recetas caseras para mejorar la piel de las manos y los pies, que son los que más sufren por estar todo en el tiempo en movimiento y porque son los grandes olvidados a la hora de los cuidados.

 

Crema + guantes + medias
Una receta muy simple y divertida para hacer en casa, es tomar una buena crema de manos o, en su defecto, una crema nutritiva de cuerpo. Aplicar el producto en pies y manos –en diferentes momentos para no quedar impedida de movimientos–, luego cubrir los pies con un par de soquetes en desuso, y las manos con guantes de los que se usan para teñir el cabello. Se deja actuar unos 30 minutos y se retiran los guantes y las medias. Lo que no se absorbió, se masajea suavemente. Este método mantiene el calor  durante el procedimiento, y asegura la penetración de la crema

 

Tips para tus manos
La doctora Laura Mijelshon, especialista en Dermatología (http://www.pielyestetica.com/), nos acerca algunos consejos para que las manos no delaten nuestra edad.

- De la misma forma en que usamos protección solar en el rostro también es ideal que lo apliquemos en las manos, de esta forma se evita la aparición prematura de manchas.

- Para lucir las manos tersas e hidratadas debemos hidratarlas diariamente tantas veces te sea posible. En casa, en la cartera o en la oficina llevemos siempre una crema hidratante para manos.

- Para unificar el tono de las manos podemos aplicarles un poco de la base de maquillaje de la que usamos en el rostro. Es importante aplicar el “maquillaje” solo en el dorso de las manos, evitando las palmas, para no manchar la ropa.

- Si aplicamos en el rostro y contorno de ojos, apliquemos un poquito para las manos, no les va a venir mal.

- Nunca olvidemos limar y pintar las uñas. Los esmaltes de uñas son como la máscara de pestañas para los ojos, con solo aplicártelo parece que has retrocedido en el tiempo.