Vuelve la Camerata Bariloche

Publicada el día: 26 abril, 2014

Desde el 27 de abril y por cuatro únicas funciones el tradicional ensemble presentará en el Teatro Coliseo “Un paseo por el mundo”, con dirección de Héctor Presa. Con la producción integral de Fundación Konex, este estreno marca el retorno a escena de la Camerata Bariloche con una propuesta para chicos y grandes.



 

La Camerata Bariloche vuelve a escena y lo hará desde el 27 de abril y por cuatro únicas funciones hasta el 18 de mayo, los domingos a las 11, en el Teatro Coliseo, M.T de Alvear 1125. El espectáculo se llama “Un paseo por el mundo” y tiene la dirección de Héctor Presa y el respaldo de la Fundación Konex.
Una familia emprende desde el garaje de su casa un viaje alrededor del mundo. Con la ayuda de su imaginación, de sus conocimientos, y con el acompañamiento de la música como factor preponderante en el desarrollo de esta historia, el tan deseado sueño empieza a transformarse en realidad. Cuatro continentes reciben la visita de esta familia que, acompañada de manera inmejorable por la Camerata Bariloche, nos lleva a un viaje inolvidable.
La música que se interpreta a lo largo del espectáculo abarca diversos géneros. Además de los más famosos temas de la música clásica de Vivaldi, Mozart, Beethoven, Bach, Chopin, Tchaikovsky, Bizet, Verdi, Rimsky Korsakov, la Camerata también se anima a incursionar con temas de Astor Piazzolla, Scott Joplin, The Beatles y otros autores populares, mostrando la versatilidad y talento de sus músicos.
El espectáculo se complementa con proyecciones en una gran pantalla, con imágenes que aportan elementos típicos de cada destino del itinerario familiar.
Dice Héctor Presa respecto de este nuevo desafío: “Es un orgullo para mí poder a esta altura de mi carrera compartir un escenario con la Camerata Bariloche. Las posibilidades de crecer y transitar nuevas experiencias teatrales hacen que esta profesión sea tan atractiva. Un desafío más con la Fundación Konex: la Camerata Bariloche en el marco del Teatro Coliseo. Qué más se puede pedir. “