A cada problema, una solución

Publicada el día: 19 mayo, 2014

No todas las pieles son iguales ni todas tienen las mismas necesidades aunque sus dueñas tengamos la misma edad. Para saber más acerca de lo que puede hacerle bien a nuestro cutis te contamos sobre las combinaciones más habituales que podemos hacer para devolverle tersura a la cara.



 

Caso 1
Problema
: Arrugas y señales de envejecimiento.
¿Cómo lo descubrimos? Después de los 40 años, la piel de lacara comienza a presentar aspecto opaco, las líneas de expresión –risa, alrededor de la boca; preocupación en el entrecejo; sorpresa a lo largo de la frente, etcétera-, y falta de firmeza. En general, se nos ve con expresión cansada o triste, y nos dicen que precisamos vacaciones en forma urgente. Nos tomamos fines de semana largos pero nada, la cara de agotamiento persiste.
Solución: La piel trabaja por la noche para sí misma, es decir que descansa pero también se renueva y produce colágeno y elastina, imprescindibles para la fortaleza celular. Entonces, el uso de un producto nocturno aprovecha esta actividad natural. Por otra parte, los sueros son productos concentrados que, al no contener filtro solar, son muy ligeros, se absorben rápidamente y son ideales para la noche.
Propuesta: Advanced Night Repair Synchronized Recovery Complex, de Estée Lauder.

 

Caso 2
Problema
: Deshidratación
¿Cómo lo descubrimos? La piel del rostro “nos tira” y nos produce una fea sensación de incomodidad. Puede ocurrir a cualquier edad y es muy frecuente en aquellas mujeres que practican deportes al aire libre. Al tacto, la textura es áspera y a veces se descama. También comienza a irritarse con facilidad, cuando nos exponemos al frío o calor intensos.
Solución: En la actualidad se ha descubierto un principio activo que forma parte de las células de la piel y que se llama ácido hialurónico. Este componente natural que se incorpora a los productos hidratantes más eficaces, es hidrofílico o sea que no solo humecta sino que además puede almacenar agua. Tiene la capacidad de guardar hasta 3000 veces su propio peso en agua. Se puede usar diariamente.
Propuesta: Perlavita HA para cara, cuello y contorno de ojos.

 

Caso 3
Problema
: Piel grasa deshidratada.
¿Cómo lo descubrimos? Muchas mujeres creen erróneamente que el cutis es graso, no se deshidrata. Por el contrario, si es nuestro caso vamos a notar que tenemos la frente, el mentón y la nariz brillosa, y las mejillas secas y tirantes. Y muchas veces, utilizamos hidratantes comunes que acentúan la tendencia formar comedones y puntos negros, o nos hace sentir la cara untuosa.
Solución: En lugar de aplicarse cremas espesas, lo ideal es utilizar una emulsión ligera o una crema fluida. La textura líquida se absorbe más rápido y completamente. La emulsión, además debe ser libre de aceites ya que la piel grasa no lo necesita y, por el contrario, la perjudica.
Propuesta: Crema fluida Hidratante Activa Pro Estructura Bagóvit Facial.

 

Caso 4
Problema
: Falta de elasticidad.
¿Cómo lo descubrimos? A veces nos levantamos a la mañana con las marcas de la almohada… y pasa más de una hora y no se borran. A diferencia de lo que pasa con las mejillas de los bebés, que se marcan y la piel vuelve a su lugar de inmediato, un cutis que ha perdido elasticidad tiene a caer y a tener menos volumen y definición en el contorno de la cara.
Solución: Una recomendación para no acentuar el estado de la piel, es el empleo de alto índice de filtro solar, ya que los rayos UV constituyen una de las causas de estos problemas. Las cremas con vitaminas como A, C y E, más el agregado de minerales como el zinc, selenio y cobre, también ayuda a reparar el tejido cutáneo y prevenir el deterioro.
Propuesta: Repairwear Uplifting Firming Cream Broad Spectrum F 15 de Clinique.

 

Foto: Istockphoto y gentileza empresas