De paseo por Mendoza

Publicada el día: 19 mayo, 2014

La Cordillera es inmensa y sus paisajes ofrecen cantidad de lugares exquisitos, escondidos, que están esperando para que el viajero los descubra por sí mismo. Pero aquí ofrecemos una síntesis de lo imperdible.



 

• Luján de Cuyo. Zona en la que se ubica el Dique Potrerillos, enclavado en el valle del mismo nombre, a 70 kilómetros de la ciudad capital. El espejo de agua del Dique mide 14 kilómetros de largo y junto con el Dique Cipolletti son los encargados de conservar y derivar el agua a todo el Gran Mendoza. Otros lugares interesantes para conocer son: Las Termas de Cacheuta y las bodegas, entre ellas Luigi Bosca, Lagarde, Nieto Senetiner con visitas guiadas y degustación y Ruca Malen, un paraíso al pie de la montaña cuyo restaurante está comandado por el chef Lucas Bustos, que recibió en los valles de Napa, California, Estados Unidos, la Medalla de Oro del Global Best Of Wine Tourism en la categoría “Mejor Experiencia en Restaurante de Bodega del Mundo”. Todo un aval.
Más info: www.lujandecuyo.gov.ar

• Las Heras. Un departamento cercano a la ciudad capital que ostenta el maravilloso Parque Nacional Aconcagua y contiene el circuito de alta montaña que lleva a Chile.
La zona tiene importantes atractivos: el serpenteante camino a Potrerillos, Penitentes –hoy convertido en villa de andinistas–, Las Cuevas, donde se encuentra el Puente del Inca y las ruinas del viejo hotel termal y el cerro Aconcagua con el Cristo Redentor. Entre las bodegas, cabe mencionar a Salentein, de exquisita arquitectura (con edificios para la capilla, bodega, el centro de arte “Kilka” que cuenta con importante colección y  donde se realizan conciertos y exposiciones, y una posada con 16 habitaciones) y La Rural, que produce los afamados vinos Rutini.
Más info: www.lasheras.gov.ar

• Malargüe. Tierra de horizontes infinitos, custodiada por la cordillera de Los Andes, Malargüe es el departamento más austral de la provincia y la puerta de entrada a la Patagonia. Se ofrece al visitante en impactantes escenarios naturales de belleza agreste y es la capital del turismo aventura. Allí se encuentra el centro de ski Las Leñas, el centro termal Los Molles y la Laguna Llancanelo. Y para los gourmet hay un tour que a la plantación de olivos y  fábrica de aceite de oliva Yancanelo.
Más info:  www.malargue.gov.ar

• San Carlos. Es el departamento más grande del Valle de Uco, una zona vitivinícola dedicada al vino de altura. Es notable la belleza de la laguna del Diamante, reserva natural y los Caminos de Altamira, a mil metros, no sólo ofrece las mejores vistas de la cordillera, sino además un relevante paisaje productivo. Cuenta con 22 bodegas en actividad con distintos perfiles tradicionales, artesales, industrializadas. Imperdible es la visita a la bodega Fournier cuya arquitectura de vanguardista refleja un interesante proceso. Al revés de lo conocido, empieza con la descarga de la uva en la planta más alta del edificio. El restaurante “Urban en O.Fournier”, construído al borde del lago, ofrece un ambiente minimalista de gran belleza, vistas increíbles y una exquisita degustación. Dirigido por la reconocida chef Nadia Harón, el restaurante fue seleccionado como el mejor de Argentina por la Academia Argentina de Gastronomía.
Más info: www.sancarlos.gov.ar

• San Rafael. Para disfrutar, las aguas de brillos cautivantes del río Diamante y las tumultuosas del Atuel y su Cañón, un río que corre sobre su lecho de rocas, cincelando formaciones misteriosas que emergen del agua, tallando las coloridas paredes del cañadón, que alcanzan los 350 metros de altura.
Dentro del circuito gourmet se puede visitar la Bodega Valentín Bianchi. También la fábrica de ahumados Secretos del Monte, fundada por Raúl Bianchi, donde se pueden comprar productos de alta calidad, verdaderas artesanías gastronómicas.
Más info: www.sanrafaelturismo.gov.ar