Gloria Carrá y Ángela Torres: “Nos encantaría trabajar juntas”

Publicada el día: 19 mayo, 2014

Madre e hija comparten la misma pasión. Adoran actuar y se les nota. Gloria es más calma y busca moderar la intensidad de su hija. Ángela, con apenas 15 años, es muy intensa y parece llevarse el mundo por delante con su energía. No juegan a tener una relación perfecta: aclaran que se pelean mucho pero que también se aman hasta el infinito.



 

Claro, Gloria Carrá y Ángela Torres son madre e hija y tienen esa conexión que, a veces, es difícil de explicar. Gloria dice que tiene un ejemplo, un poco bajón, pero que refleja ese sentimiento que nos une a nuestras mamás. “Mi papá falleció cuando yo tenía 5 años. En un primer momento, no supe nada y me quedé en la casa de un amiguito. Era sábado a la noche y yo empecé a tener un dolor de oídos terrible. La mamá de mi amigo intentaba calmarme. Lloré tanto esa noche que nadie podía dormir. Mi mamá me pasó a buscar a la madrugada y cuando la vi, me abrazó y el dolor de oídos se fue, de manera instantánea. Yo no lo había inventado, eh. Era un dolor fuerte, muy intenso, pero que desapareció cuando la vi”, recuerda la actriz y Ángela, enseguida, agrega otro ejemplo: “Es como cuando estás enfermo y estás en la casa de tu amiga. Te encanta estar ahí pero si te sentís mal, querés ir con tu mamá. O cuando nos peleamos, tengo que pedirle que me abrace antes de irme a dormir. Voy y le digo: `Podemos seguir peleadas pero necesito que me abraces antes de ir a dormir´”.

–Parecen tener una relación muy buena…
Gloria: –Tenemos una relación como toda madre e hija, más o menos. Las chicas que siguen a Ángela en Twitter –y también a mí, por ella–, nos admiran mucho, nos dicen “madre e hija son perfectas”; y la realidad es que no lo somos. Más allá de que las chicas que la siguen lo vean así, como algo ideal, tenemos nuestros problemas, nuestras agarradas.
Ángela: –Nos peleamos mucho, nos amamos mucho.
Gloria: –Siempre nos amamos, igual. Pero en el momento de la pelea…
Ángela: –Hay veces que nos queremos matar, mamá. Y eso hace que sea una relación verdadera, la perfección no existe. Hay un momento en que nos ponemos muy adolescentes –hablo por mí– y una critica mucho a la mamá y no nos damos cuenta de que tenemos cosas iguales, peores o mejores; y que las mamás te quieren cuidar desde el amor y, a veces, a esta edad, es difícil darte cuenta. Además, yo soy contestadora, me saco, no pienso, digo cosas que no tengo que decir… ¡Ella también!
Gloria: –Es un momento difícil el de las madres e hijas adolescentes ¿o no? Ahora estamos mejor.
Ángela: –Sí. Igual, me dijeron que es normal discutir más en esta etapa, para poder separarte, despegarte un poco de tu mamá ¡sino te quedás pegada a ella hasta los 40 años! (se ríen).

 

Con un pie en la música
Ambas están unidas no sólo por lazos sanguíneos y de amor, sino también por la profesión. Cuando era chiquita y la popularidad llegó con Señorita Maestra y, de ahí, una carrera que sigue en ascenso. Hoy está en la pantalla chica con Señores papis, protagoniza la obra ¿Estás ahí? y, además, se le ilumina la mirada cuando habla de Coronados de Gloria, la banda que gestó a principios de 2013 y en la que muestra, además de su talento como cantante y guitarrista, las canciones que escribió en los últimos años. “El 10 de mayo vuelvo a tocar con la banda y eso es lo que estoy armando porque es lo que quiero hacer”, reconoce.

–¿Querés dedicarte de lleno a la música?
Gloria: –Sí.

–¿Dejarías de actuar?
Ángela: –¡Yo no la dejo!
Gloria: –No sé, pero si yo puedo llegar con la música a tocar bastante… Me gusta mucho y así podría elegir mejor otra cosas. Por ahí hacer una peli o un unitario. La verdad, después de Sres. Papis (el programa que está haciendo por Telefé) pararía y me dedicaría solo a la banda. De hecho, le dije que no a muchas obras de teatro y solo a ¿Estás ahí? porque la amo, ya la hice hace como diez años. Y a Javier Daulte (el director) y Héctor Díaz (coprotagonista), los adoro. Héctor vive enfrente de casa, es mi amigo, nos reímos mucho juntos. Cuando llegó la propuesta, nos miramos y dijimos: “¿Cómo no la vamos a hacer?”.

 

Desde la cuna
De chiquita, Ange –como la apodan– fue observando a su mamá y dándose cuenta de que quería hacer lo mismo. Y es que en toda su familia siempre se respiró arte. No solo por el lado de Gloria. Su papá, Marcelo Torres, es hermano del cantante y actor Diego Torres e hijo de la recordada Lolita. Además, Luciano Cáceres, el actual marido de Gloria, también es actor. Nadie avizoró su futuro en la actuación, sino que ella solita pidió ser parte de ese mundo. “A mí me encanta. Lo fui ejerciendo y además, crecí con eso. Tenía 8 años y estaba en un estudio de televisión gracias a mi mamá; y gracias a ella me enamoré de todo esto”, cuenta la muchachita.

–Gloria, ¿cómo tomaste que quiera seguir tus pasos?
Gloria: –La verdad, primero me dio mucha gracia. Me lo pidió firmemente en Patito Feo. Le dije “no sé, yo no me puedo meter, hablá vos con el autor”. Ella, muy personaje, fue a pedirle y él le contestó “yo te voy escribir algo”.
Ángela: –Sí, pero no lo hacía y yo, cada vez que lo veía le pedía “por favor, escribime, escribime”. Y cuando lo veía a Adrián Suar… Le decía “vamos a trabajar juntos, vamos a hacer películas”.
Gloria: –Y entonces, le escribieron cuatro capítulos en Patito Feo. La primera vez que grabó, yo me quedaba en piso y ella se fue a hacer un exterior. Sabía que me la iban a re cuidar. Yo estaba trabajando ahí hacía mucho tiempo, conocía a todos los técnicos. Eso tiene de bueno también, que me conocen desde muy chica. Y entonces fue “chau, Ange”. Y ahí pensé: “¿Qué le pasará? Por ahí no le sale ni una palabra, se aburre”… Pero le encantó.

 

Límites claros
Ahora Ángela agarró dos cosas y ahí peleamos porque yo no quería”, confía la mamá, mientras que la hija habla de los proyectos en los que eligió participar este año, después de haber sido una de las hijas de Adrián Suar en la exitosa tira Solamente vos. “Estoy en Tu cara me suena, en la tele, y en Criatura emocional en el teatro (estrena el 6 de mayo en el Tabarís). Quería hacer las dos cosas, no podía elegir solo una”, cuenta Ángela.

–¿Sentís que tenés que dejar muchas cosas de lado?
Ángela: –Sí. Este año tuve que dejar mi colegio. O sea, lo hago pero a distancia. A ver y tengo a mis mejores amigas que son del colegio y la verdad, lloré un montón, porque hay parte de mí que deja de estar. Ellas son mis hermanas de la vida y ahora va a cambiar un poco la relación porque ya no las voy a ver todos los días. Por ahí veo que tuitean algo y yo no estoy ahí y me quiero matar. Por otro lado, estoy haciendo algo que amo y eso me tranquiliza. Es verdad que estoy a mil millones y no tengo tiempo de vivir (risas).¡Ni a mi novio puedo ver! Y mamá me lo decía.
Gloria: –Claro, yo pensaba “por ahí, con el tema del novio quizás le entro”. Pero no.

–¿Cómo sos como suegra con Tato Quattordio (también actor, se conoció con Ángela en Solamente vos)?
Gloria: –¡Creo que soy buena! ¡Ay, él es hermoso! Lo quiero un montón, es un pibe divino. Le hace bien, es tranquilo y familiero. El otro día nos fuimos a comer los cuatro –Ángela, Tato, Luciano y yo– y la pasamos muy bien.
–¿Estamos ante una mamá muy cuida?
Ángela: –¡Bastante! Salgo y yo estoy preocupada porque mi mamá no se preocupe por saber donde estoy. Ahora se me rompió el celu, por ejemplo, y entonces pido otro celular y le mando mensajes para que sepa dónde estoy y se quede tranquila. Yo sé que estoy bien pero sé que ella también lo tiene que saber.

 

Juntas pero no revueltas
Hace un par de años hicimos juntas una película de Verónica Chen, pero no se estrenó”, recuerda Gloria, haciendo hincapié en que no volvieron a repetir la experiencia de compartir set. Aunque, ya hay algo en puerta: “Ahora tenemos un proyecto de teatro que nos ha dado Lino Patalano pero yo fui frenando a Ángela porque, si es por ella, lo hacemos ya”.

–¿Están preparadas para subirse al mismo escenario?
Ángela: –Hay que bancarse trabajar juntas porque imaginate si un día tenés función y venimos discutiendo en el auto.
Gloria: –Es medio difícil.

–Gloria, vos trabajás y trabajaste en varias oportunidades con Luciano Cáceres, que es tu pareja, sabés cómo manejarte en este tipo de situaciones…
Gloria: –Con Luciano nos conocimos trabajando, es como que no mezclamos porque nunca lo hicimos. Esta relación es distinta, es más sentimental. Pero yo creo que vamos a poder. Nos encantaría trabajar juntas.

–¿Y que futuro le deparás a tu hija menor, Amelia?
Gloria: –Amelia es hermosa, es muy particular. Ella, ahora, dice que quiere ser cocinera de galletitas. Yo la veo por otro lado, no por la actuación.
Ángela: –A mí me encantaría que sea actriz.
Gloria: –Yo la veo más artista plástica.

–Ángela y Gloria, ¿en qué se parecen?
Gloria:  –Para mí en la forma de hablar, los gestos y en que somos muy sensibles.
Ángela: –Sí, somos muy emocionales y nos reímos mucho de las mismas cosas.
Gloria: –Tenemos el mismo humor. Pero lo más lindo es que compartimos la profesión y eso a mí me da mucho orgullo. Tiene talento para cantar, bailar y es una actriz hermosa.

 

Iguales pero diferentes

Gloria
Una marca de ropa
: Sofía Caputo.
Un perfume: Pachuli.
Una cábala: “No voy ni loca a un teatro de amarillo y menos a un estreno. La otra vez me senté en la punta del escenario y Javier Daulte me dijo `salí de ahí´, porque eso tampoco se debe hacer”.
Un hobby: Cantar, tocar la guitarra y el ukelele.
Un vicio: El Candy Crush.
Una película: Mentiras verdaderas.
Música preferida: Zas, Onda vaga, Pablo Dacal.
Un momento del día: “Cuando puedo llegar a mi casa, hacerme un mate y tocar la guitarra”.
Un lugar en el mundo: “Donde haya mar calentito”.

Ángela
Una marca de ropa
: Forever 21.
Un perfume: Body de Burberry.
Una cábala: “Siempre vocalizo antes de una escena”.
Un hobby: Cantar .
Un vicio: El celular.
Una película: El efecto mariposa y A tres metros sobre el cielo.
Música preferida: “Ariana Grande es mi ídola en el mundo
Un momento del día: “Cuando voy en el auto, escuchando música
Un lugar en el mundo: Punta Cana.

 

 

Texto: Geraldine Palmiero

Fotos: Diego García