El show de las ballenas

Publicada el día: 11 agosto, 2014

Puerto Madryn es el santuario favorito de una enorme variedad de fauna. Pero hasta fines de diciembre es territorio de las ballenas que llegan para aparearse y tener cría. Y también para ponerse en contacto con los turistas que celebran sus piruetas y destrezas acuáticas. Además, hay muchas más oportunidades para disfrutar de la naturaleza y una deliciosa gastronomía.



 

El momento es de gran suspenso. A bordo, reina el silencio. Todos los pasajeros tienen puesto el chaleco reglamentario y la cámara o el celular listos para el momento justo. Nadie respira. ¿Vendrán?
De repente, las aguas se mueven sigilosamente y apenas se puede divisar en la superficie un lomo grisáceo y calloso. Se dirige hacia la embarcación, pasa por debajo y la hace mover suavemente. Ella, la ballena, también quiere vernos y saber de qué se trata. Y una vez que consideró que somos amigos, se aleja para manifestar su alegría. Allí comienza su danza con saltos y coletazos a los que pronto se suman otros ejemplares.

 

Puerto Madryn en primavera
En primavera, Puerto Madryn ofrece un amplio abanico de actividades vinculadas a la naturaleza, entre las que destaca especialmente el avistaje de ballenas. Miles de personas de todo el mundo llegan a este rincón de la Patagonia austral para conocerlas: un macho promedio llega a medir 15 metros de largo y a pesar 50 toneladas. Entre los meses de junio y diciembre, las ballenas llegan a las tranquilas aguas de Península Valdés (área natural protegida por la UNESCO desde 1999) para transitar algunas de las etapas más importantes de sus vidas. Aquí se las puede ver en sus rutinas de cortejo, donde dan a luz y les enseñan a nadar a sus ballenatos. Una vez preparados, la familia entera partirá en dirección sur hasta la Antártida en busca de alimento. Las ballenas se pueden observar en las playas de canto rodado del “Área Natural Protegida El Doradillo”, de acceso libre y gratuito, 15 kilómetros al norte de la ciudad. Otra opción para verlas bien de cerca son los avistajes embarcados que se ofrecen desde Puerto Pirámides, a 100 kilómetros de Puerto Madryn.
En el camino de vuelta a la ciudad, se recomienda parar en el “Centro de Interpretación Istmo Ameghino” para obtener información didáctica acerca del comportamiento de las ballenas, y sobre la fauna y flora del lugar. Hay ilustraciones y hasta una réplica a escala de una ballena que sirve para dimensionar su tamaño.

 

Para alegría del paladar
La gastronomía tradicional de Puerto Madryn ofrece platos a base de pescados y mariscos o el aclamado cordero patagónico, en sus más diversas preparaciones. Este año, la ciudad realizó su 7ª edición del festival “Madryn al Plato”, con clases magistrales de reconocidos chefs como Dolli Irigoyen, Borja Blázquez y Osvaldo Gross, degustaciones varias, una Feria de Productores y Diseño local, y una comida masiva y solidaria a modo de cierre. Asimismo, y a partir del festival, la ciudad despliega cada año un circuito gastronómico con más de 40 restaurantes, que ofrecen platos especialmente diseñados en base a recetas tradicionales y productos de la región. Y a la hora del té, la mejor alternativa es viajar 70 kilómetros en dirección sur hasta la ciudad de Gaiman, que aún conserva algunos recuerdos de la histórica visita de la princesa Lady Di. Por demás fina, la mesa se llena de delicias entre las que destaca la torta de crema y de chocolate, tartas de frutas, los panes y scones calentitos, manteca y mermelada casera de calafate, rosa mosqueta y frutillas silvestres.

 

Actividades audaces
* Navegación costera: El Catamarán Regina Australe recorre las costas de Puerto Madryn en un paseo de tres horas, ideal para la familia. Se trata de un barco con capacidad para 300 personas y tres cubiertas, dos vidriadas con sillones y una cubierta superior con reposeras y al aire libre. Durante la navegación ofrece servicios de tragos y comida.
* Buceo: En arrecifes de roca natural, barcos hundidos y parques artificiales, tanto los bautismos submarinos como los buceos profundos son actividades emblemáticas de Puerto Madryn. De a uno y de manera personalizada comienza la adaptación de la mano del instructor. Tras un período adecuado en el agua, comienza el descenso que dura alrededor de 20 minutos. Allí se recorre el fondo submarino y se descubre la flora y la fauna de la zona. El servicio incluye atención en tierra, traslados, equipamiento completo, instrucción personalizada y snack a bordo.
* Paseos 4×4: Ecoaventura en Puerto Madryn es un recorrido en camionetas 4×4 a través de médanos gigantes y senderos de ripio hasta llegar a Cerro Avanzado. En el camino se pueden ver guanacos, zorros y gran variedad de aves.
* Kayak: permite conocer el perfil de Puerto Madryn desde sus maravillosas aguas. Los prestadores del servicio proveen de equipamiento, como casco y chaleco. La edad recomendada para la práctica de esta actividad va de 10 a 50 años. La excursión de 3 horas va hasta Punta Cuevas.
* Stand up yoga: Como parte de una nueva tendencia, el stand up yoga consiste en la práctica de ejercicios de Yoga sobre tablas de Stand Up, disciplina que se sirve de una tabla y un remo. Las clases se coordinan según el clima y por lo general son de mañana.

 

Ciudad cultural
- El “Museo Oceanográfico y de Ciencias Naturales”, ubicado en el Chalet Pujol, exhibe colecciones de minerales, restos fósiles, flora y fauna terrestre y marina.
- El “Museo Municipal de Arte” es el más austral del  mundo y ofrece muestras de artistas locales, regionales y nacionales durante todo el año (ingreso gratuito).
- “El Ecocentro PuertoMadryn”, emprendimiento privado de importante y moderna construcción, está destinado a la interpretación de ecosistemas marinos. También cuenta con un centro cultural donde se presentan muestras, conciertos y más.

 


Texto:
Patricia Melgarejo
Fotos: gentileza Agencia Wachs, madryn.travel y Secretaría de Tursimo de Puerto Madryn.