Medias, la segunda piel de nuestras piernas

Publicada el día: 26 agosto, 2014

Las medias dan textura y atractivo a las piernas. En invierno abrigan pero en entretiempo también sostienen, dan color y armonizan o contrastan con la indumentaria, y en verano pueden ser un buen recurso contra los fríos ambientes acondicionados.



 

Las medias forman parte esencial de todo guardarropas en época invernal, pero también en entretiempo, e incluso también se usan en verano para no lucir piernas pálidas o enfrentar los fríos ambiente acondicionados.
Estos son los tips fundamentales para elegirlas de forma adecuada.
Como son prendas básicas del guardarropas femenino en todas las épocas del año, podés convertir las medias en las aliadas ideales para mejorar la silueta y la apariencia todos los días, con estos consejos útiles a la hora de seleccionarlas.

Para comprar medias
Es esencial conocer los diferentes tipos de medias que existen para poder elegir la adecuada a las necesidades y ocasiones de uso. Pueden ser:
Veladas: Las tradicionales, que simulan una segunda piel. El mercado las presenta en tonos piel, blanco y negro.
De Invierno: De tejido más grueso, de algodón y lana con un porcentaje adecuado de la fibra LYCRA® para un mejor ajuste y comodidad.
Medias Red: Tradicionalmente usadas como expresión de sensualidad. Hoy en día se producen en colores vivos y brillantes que combinadas entre sí o con medias lisas de colores contrastantes, las hacen coquetas, informales y divertidas.
Dedos Libres: Son ideales para utilizar con sandalias y zapatos despuntados.
Puntera transparente: Otra opción para el uso de sandalias y zapatos sin punta. Para algunas mujeres son más cómodas porque no se marcan en el centro de los dedos.
Alternativas.  Hay medias que, en producciones  pequeñas, ofrecen opciones con mucho diseño.  Mezclas de colores, estampados y aplicaciones.  Medias y leggings que por sí mismas son todo un atuendo.
Para el verano: Medias ultra finas, en la gama de los colores piel para quienes no se sienten cómodas con las piernas desnudas, pero quieren dar la impresión de no llevar medias. Son casi un maquillaje para las piernas.

Combinaciones
Revisar el placard, pensar en todas las prendas que se poseen, así es más fácil identificar aquellas que pueden combinarse con los distintos tipos de medias. Tener en cuenta los colores para poder innovar y divertirse buscando nuevas mezclas:

* Medias de red de color con vestidos o faldas unicolor, medias con silicona y encaje que se fijan a los muslos para mayor comodidad con la ropa formal, medias abrigadas los días de frío pero en colores contrastantes a los de las prendas exteriores. Hay que animarse a probar la mejor opción para cada día.
* Buscar un punto de venta cercano y de comodidad, que ofrezca diversidad de marcas y productos para poder tener a mano toda la oferta.
* Buscar siempre la armonía en la apariencia, por ejemplo: no usar más de tres colores al mismo tiempo o, para lograr alargar la silueta utilizar medias del mismo color de los zapatos y en composé con la falda o vestido, una silueta delgada permite combinar colores más vivos y brillantes. También, si las medias tienen líneas, cuadros o vena, debe verificarse que estén derechas y en el lugar adecuado para que el diseño no pierda la forma.
Estas reglas son prácticas y útiles, aunque para aquellas personas con un marcado estilo propio las reglas pierden sentido ya que las mezclas se vuelven estéticas. Lo que cuenta es sentirse cómodas y seguras con la elección.

¿Cómo cuidar las medias?
Es recomendable lavarlas a mano con jabón suave y preferiblemente en el lavamanos, luego extenderlas entre 5 y 10 minutos sobre una toalla y colgarlas, una vez secas doblarlas con cuidado y guardarlas en bolsa de tela.
A la hora de utilizarlas: para que no se rompan y duren más es importante quitarse los anillos y verificar que las uñas estén pulidas antes de ponerse las medias por el rose, así como corroborar que los zapatos a utilizar no tengan desperfectos que puedan dañar las medias. Para ponérselas de forma más fácil hay que estar sentada, ubicar la puntera en los dedos y subirlas hasta las rodillas con cuidado, luego de pie deslizarlas hacia arriba hasta que queden bien ajustadas a la cadera.
Para abrigar, para fijar, para innovar, las medias acompañan el día a día de cada persona, se adaptan a todos los cuerpos y estilos. Sólo es cuestión de animarse a probar diferentes combinaciones y disfrutarlas.

Asesoró: INVISTA para la fibra LYCRA®.