Plan energético

Publicada el día: 31 agosto, 2014

A esta altura del año, en que empezamos a acumular el cansancio diario, se impone una alimentación con los nutrientes necesarios para sentirnos fuertes, sin descuidar la silueta.



 

Llegar a septiembre con unos rollitos extra no es tan grave como llegar agotadísima. Comenzar a pensar en la línea y recobrar energías requiere de un plan especial que contemple comer sin grasas y mantener los nutrientes que nos proveen de salud y fortaleza como para recorrer la segunda parte del año.
Acá te pasamos algunas ideas para bajar las grasas y la sal en tus comidas:

- Reemplazá la sal por las hierbas. Éstas ofrecen una excelente y variada posibilidad de experimentar sabores y aromas.

- La vainilla es un ingrediente muy valioso en la cocina de bajas calorías, ya que aumenta la sensación de dulzura de otros ingredientes. Se puede agregar a los quesos blancos, frutas, café.

- Usá vinagres como condimento para ensaladas y salsas.

- Consumí los productos lácteos descremados en lugar de los enteros.

- Si la etiqueta de un producto dice “sin azúcar agregada” solo significa que no incluye azúcar de mesa (sacarosa) y no que está libre de azúcar. Para saber qué tipo de azúcares contiene realmente hay que identificar en el envase palabras tales como jarabe de maíz, dextrosa, fructosa, glucosa, maltosa o sacarosa.

- Es necesario eliminar toda la grasa visible de la carne y el pollo debe cocinarse sin piel.

- Sustituí los aceites y grasas por spray vegetal o caldo.

- El secreto para desgrasar caldos y sopas consiste en elaborarlas con anticipación y llevarlas a la heladera. De esta manera se solidifican las grasas en la parte superior y pueden ser quitadas antes de volver a calentar.

- Para realzar el sabor de las comidas sin grasa añadí ajo, jengibre, mostaza, cebollas y jugos de frutas cítricas.

- Al preparar hamburguesas caseras reemplazá la mitad de la carne por zanahoria rallada.

- Para incorporar más fibras a la alimentación se pueden empanar las milanesas con una mezcla de salvado y germen de trigo.

- Para realzar el sabor de las salsas, agregá un chorrito de vino. Por las calorías no hay que preocuparse, ya que durante la cocción el alcohol se evapora.

 

Actitud positiva
Tu actitud es clave para bajar de peso y mantenerte en forma.
* Por ejemplo, una acción que puede ayudarte es colocar en la heladera una foto o leyenda positiva que te recuerde tu intención de cuidarte.
* Sin lugar a dudas, planificar las comidas es el mejor truco, tanto para adelgazar como para mantenerse. Comer “lo que había en la heladera” casi siempre es comer lo que engorda. Para prevenir ese momento, es necesario elegir bien los alimentos desde la lista del supermercado, evitando comprar productos nocivos como snacks, chocolates y galletitas (y cuya ingesta no se puede controlar, como ya comentamos acá). También ayuda escribir lo que se va a comer y asumirlo como un compromiso serio. El registro de comidas evita mentirse a uno mismo.
Además, hay siete alimentos energizantes que se pueden incorporar a tu dieta para en salud y energía.

1. Jalea Real. Provee enzimas, oligoelementos y vitaminas para energizar tu vida.

2. Almendras. Se recomienda consumir 6 por día.

3. Bananas y uvas frescas. Ricas en potasio, son aliados para erradicar la celulitis, porque estimulan el drenaje linfático.

4. Cereales. Especialmente los que son integrales. Ayudan a prevenir problemas digestivos, promueven la oxigenación de las células y contribuyen a que no se concentren materias residuales en zonas críticas del cuerpo.

5. Germen de trigo. Rico en vitaminas, puede consumirse en copos o granulado.

6. Levadura de cerveza. Es un excelente reconstituyente. Se puede agregar una cucharadita a sopas, jugos o yogur.

7. Cítricos, kiwis, pimientos. Por su alto porcentaje en vitamina C, suelen ser súper energizantes.

 

Texto: Jimena López.
Asesoramiento: Dr. Adrián Jaime, MN: 115.974.