Los Roques, el secreto mejor guardado del Caribe

Publicada el día: 3 septiembre, 2014

Este archipiélago se ha convertido en uno de los destinos más buscados de Venezuela en la actualidad. Un paraíso de aguas cálidas, con un entorno paradisíaco y múltiples actividades para pasarle más que bien.



 

Solemos reducir el Caribe venezolano a la Isla Margarita, pero tiene otros destinos más que interesantes que vale la pena conocer. Es el caso de Los Roques, un archipiélago de coral que está a 45 minutos de avión desde Caracas, la capital venezolana, así como desde Margarita y Maracaibo. También se puede llegar en embarcaciones, pero el espectáculo del agua turquesa vista desde el aire justifica el viaje por aire. Recuerda a los atolones de la Polinesia. Este archipiélago está formado por más de 200 islas, islotes y bancos de arena, muy cercanos los unos a los otros, apenas separados por agua color esmeralda, como nos tiene acostumbrados el Caribe.

Las posadas donde alojarse se encuentran en la única isla habitada, que es la Isla El Gran Roque. No hay hoteles tradicionales, porque no está permitido construir más de una planta, para resguardar el entorno natural. De hecho, desde hace más de 30 años Los Roques es un parque nacional, lo que le asegura diversas protecciones. Por eso, además de las precauciones en lo referente a la construcción, también hay legislación tendiente a preservar la flora y la fauna. Así se conserva este auténtico paraíso. Vale aclarar que una opción de alojamiento es en veleros e incluso en campings, pero en condiciones ultra naturales, esto es, bastante alejado del confort de la civilización. En el pequeño cayo de Rasquí, por ejemplo, lo único que hay es una posada con pocas habitaciones, lo que la convierte prácticamente en una isla privada, algo así como el sueño de quienes buscan silencio y tranquilidad para descansar.

Paseos y excursiones
Una de las opciones es desplazarse hacia otras islas, como Cayo de Agua o Francisqui, donde se puede disfrutar del maravilloso entorno natural. Las opciones son kayak, botes, catamaranes y veleros.
Para quienes gusten de los deportes náuticos, en Los Roques hay un buen balance de viento y altura de la ola, ideal para hacer windsurf y kitesurf.
Este lugar es una de las metas de los amantes del buceo y hay opciones tanto para principiantes como para expertos. Los sitios donde suele practicarse son Piedra de la Guasa, Nordisky, Boca del Medio y Cayo Sal. Entre otros tesoros, los buceadores pueden encontrar corales de diversa consistencia, esponjas de colores y diversas formas, erizos, además de todo tipo de crustáceo y molusco. Los Roques también es un lugar ideal para la pesca, tanto la tradicional como la versión con mosca.  También se pueden ver delfines, mantarrayas y ballenas, además de numerosas aves migratorias de América del Norte.
Si se viaja al cayo de Dos Mesquises, la Fundación Científica Los Roques ofrece un programa de adopción de tortugas, que permite apadrinar un ejemplar, recibir un kit para adoptar y participar en el sorteo para la liberación de su tortuga en Los Roques.
Por supuesto, uno de los atractivos de estas islas son sus playas de arenas blancas y  aguas cristalinas que dejan a la vista estrellas y corales.

 

Texto: Florencia Romeo