No todo lo rico es pecado

Publicada el día: 26 octubre, 2014

Postres livianos y sabrosos, que por sus bajas calorías se pueden comer sin culpa. Son la gloria de la primavera, cuando se impone cuidar la silueta, pero nadie quiere hacer sacrificios.



 

TARTA DE DURAZNOS SIN HARINA
Ingredientes
(para 8 personas)

2 yemas
1 pizca de esencia de vainilla
Edulcorante en polvo, a gusto
3 cucharadas de leche descremada en polvo
½ cucharadita de polvo para hornear
2 claras batidas a nieve
2 cucharadas de queso blanco descremado
2 cucharadas de mermelada ácida light
1 lata de duraznos diet

Preparación
Batir las yemas con la esencia de vainilla y el edulcorante, y agregar 2 cucharadas de agua caliente. Seguir batiendo hasta que la preparación se enfríe. Luego, tamizar sobre el batido la leche descremada en polvo y el polvo para hornear, alternando con las claras a nieve. Mezclar bien y colocar la preparación en una tartera tapizada con papel manteca rociado con spray vegetal. Llevar a horno caliente de 8 a 10 minutos. Retirar del horno y quitar el papel. Aparte, mezclar el queso blanco con la mermelada, distribuir sobre la tarta y encima colocar los duraznos cortados en casquitos. Si se desea, decorar con queso blanco mezclado con edulcorante y esencia de vainilla.

 

ARROLLADO DE DULCE DE LECHE
Ingredientes
(para 6 personas)

3 yemas
Edulcorante en polvo, a gusto
1 cucharadita de esencia de vainilla
4 cucharadas de leche descremada en polvo
1 cucharadita de polvo para hornear
3 claras
2 cucharadas de queso blanco descremado
3 cucharadas de dulce de leche dietético
Coco rallado

Preparación
Para hacer el pionono, batir a baño María las yemas con el edulcorante, hasta que dupliquen su volumen. Perfumar con la esencia de vainilla, retirar del fuego y batir hasta que enfríe. Añadir la leche descremada en polvo mezclada con el polvo de hornear, alternando con las claras batidas a nieve. Colocar esta preparación sobre una placa forrada con papel manteca rociada con spray vegetal y llevar a horno caliente durante 8 minutos. Una vez listo, desmoldar sobre un lienzo humedecido, retirar el papel y enrollar el pionono. Dejar enfriar. Aparte, mezclar el queso blanco con el dulce de leche y untar la masa. Volver a enrollar. Decorar con dulce de leche y coco rallado.

 

CASATTA DE FRUTAS
Ingredientes
(para 6 personas)

450 g de ricota descremada
Edulcorante en polvo, a gusto
1 cucharada de ralladura de naranja
2 cucharaditas de esencia de vainilla
1 naranja
10 g de gelatina sin sabor
2 claras de huevo
1 pocillo de frutillas
8 ciruelas pasas
50 g de pasas rubias
Para la salsa:
3 duraznos de lata, light
2 cucharadas de mermelada de frutas light

 

Preparación
Pisar o tamizar la ricota. Mezclarla con edulcorante a gusto, la ralladura de naranja y la esencia. Aparte, mezclar el jugo de la naranja con la gelatina. Llevar al fuego, revolviendo hasta que rompa el hervor e incorporar a la ricota. Batir las claras hasta obtener un merengue firme y mezclar con la preparación anterior. Separar la ricota en tres partes. Mezclar una de ellas con las frutillas pisadas con tenedor, otra con las pasas remojadas previamente y la última con las ciruelas. Tapizar un molde con papel adherente o metalizado, disponer la ricota con frutillas, luego la de pasas y por último la de ciruelas. Tapar con papel metalizado o film y llevar a la heladera por, al menos, 4 horas. Desmoldar y servir bien frío, con una salsa de frutas tibia. Para ello, licuar los duraznos y mezclar con la mermelada, llevar a fuego suave y cocinar hasta que la preparación tenga consistencia de salsa.