Valparaíso, la joya del Pacífico

Publicada el día: 27 octubre, 2014

Es una de las principales ciudades de la vecina república de Chile y además de ser sede del poder legislativo, reúne diversos lugares de gran atractivo para el visitante, como su puerto.



 

La ciudad chilena de Valparaíso se alza sobre una amplia bahía del océano Pacífico, a 112 kilómetros al noroeste de Santiago de Chile y a escasos 8 kilómetros de Viña del Mar, a través de la ruta costera.
Dada su ubicación, es un importante puerto marítimo y centro industrial, pero uno de los aspectos que lo distinguen es que allí se encuentra el poder legislativo. Por lo tanto, concentra el encanto del puerto, gran arquitectura y un bellísimo paisaje, ideal para un paseo antes de los intensos calores veraniegos.

Patrimonio de la Humanidad
Valparaíso es una ciudad famosa desde hace siglos, porque cuando aún no existía el Canal de Panamá, los barcos europeos debían pasar por el Cabo de Hornos para llegar al Pacífico. Eso la convirtió en la puerta de entrada de inmigrantes de diversos orígenes, especialmente españoles, italianos, ingleses y alemanes, a principios del siglo XX.
El casco histórico de Valparaíso fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2003. En la ciudad pueden contarse casi un centenar de monumentos, bares y museos, que hacen las delicias del visitante. Todo en un entorno privilegiado, con más de 40 cerros que abrazan la bahía.
El muelle Prat es el único lugar de acceso público donde se puede apreciar de día y de noche la actividad de los grandes barcos y las grúas de carga. También hay un espacio de fondeo para las embarcaciones más pequeñas. Allí se encuentran decenas de lanchas de todos colores que llevan a los turistas para hacer el clásico paseo frente a la ciudad. El mejor momento para hacerlo es durante la tarde, al atardecer, y así apreciar desde la embarcación el anfiteatro natural que es la ciudad, con tantas viviendas en sus cerros. En uno de los costados del puerto están los muelles donde atracan los cruceros. También hay restaurantes donde comer buenos pescados, puestos de comidas y de artesanía, más un dique seco con una réplica de la carabela Santiaguillo, en la que navegó Juan de Saavedra desde El Callao para alcanzarle provisiones al conquistador Diego de Almagro.
Otro lugar fundamental es el Cerro Concepción, que se destaca por su hermosa arquitectura, donde es palpable la influencia de la inmigración alemana e inglesa, que llegó a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Esto explica la presencia en esta zona de una iglesia anglicana y una luterana pero ninguna católica. El Cerro Concepción hoy es uno de los lugares turísticos por excelencia de Valparaíso, por eso muchas de sus viejas casonas hoy albergan comercios, confiterías, restaurantes y hoteles. Otro de los lugares más visitados es Cerro Alegre, que se caracteriza por sus fachadas coloridas, con jardines delanteros que hoy se han convertido en terrazas de confiterías. Por su parte, los Cerros Bellavista y Florida se los conoce como el Cerro de los Artistas. Es ahí donde se encuentra la que fuera residencia de Pablo Neruda y el Museo Cielo Abierto.
Uno de los puntos fundamentales es la plaza Sotomayor, porque desde ahí se pueden apreciar diversos puntos emblemáticos. Por ejemplo, el Monumento Prat y la el edificio que antes albergaba a la intendencia y ahora a la Comandancia en Jefe de la Armada de Chile. Cerca de ahí están el Palacio de Tribunales y el ascensor El Peral, que permite acceder al Cerro Alegre, donde se encuentra el Paseo Yugoslavo. Ya desde aquí, a 45 m.s.n.m. se tiene una vista espectacular del puerto y de las coloridas viviendas diseminadas en los cerros. Por esta zona también se encuentra el Museo de Bellas Artes en el Palacio Baburizza, construcción de cuatro pisos en estilo art nouveau.
Valparaíso es ideal para recorrer a pie y perderse por los laberintos que crean las viviendas y las escaleras. Por ejemplo, por los pasajes Bavestrello y Gálvez y el Paseo Gervasoni. Otro punto interesante es la Casa Mirador de Lukas, donde hay una exposición permanente de 300 obras del dibujante Renzo Pecchenino Lukas, que cuentan la historia de la ciudad.

Ascensores, marca registrada de Valparaíso
Una de las mejores formas de conocer la ciudad es por sus ascensores. Dada la verticalidad de la ciudad, este medio de transporte es una parte esencial de Valparaíso. Como los cerros que la rodean son empinados, es difícil comunicar algunas zonas de a pie o por otro medio de transporte colectivo. Esto determina la importancia de estos ascensores, que existen desde 1883 y alrededor de una decena permanecen activos; el resto de los existentes está en vías de restauración. Varios de estos ascensores fueron declarados Monumentos Nacionales.

Paseos y salidas
* Ya mencionada, uno de los lugares recomendados es La Sebastiana, casa museo del poeta Pablo Neruda, así llamada en honor a su constructor, el español Sebastián Collado. Tras la muerte del poeta, la casa estuvo algún tiempo deshabitada, pero fue reconstruida por la Fundación Pablo Neruda.

* Barrio del Puerto, con restaurantes, pesca y artesanías, además de iglesias y callejuelas de gran valor arquitectónico.

* A unos 20 kilómetros de Valparaíso se encuentra la Reserva Nacional Lago Peñuelas, embalse construido entre 1895 y 1900 para abastecer a las zonas altas de Valparaíso y Viña del Mar.

* Como buena ciudad portuaria, Valparaíso ofrece una interesante vida nocturna, bien bohemia, con cafés y bares para recorrer y disfrutar. Entre otros, se puede comer o tomar algo en:
- Zamba & Canuta. Está ubicado en un 5º piso, lo que además de los exquisitos mariscos y pescados ofrece una vista espectacular de la bahía. En Blanco 1065.
- Bar Inglés. Se encuentra en la city porteña (sí, es el mismo adjetivo que en la capital argentina), muy cerquita de la Bolsa de Valores. Este bar funciona hace más de 100 años. Ojo: dada su ubicación, solo funciona de lunes a viernes de 9 de la mañana a 11 de la noche. Especial atención a su barra de roble americano de ¡14 metros de largo!, las lámparas holandesas, la boiserie al estilo británico y las fotos antiguas del puerto.
- Café Turri. En pleno Cerro Concepción, el lugar ideal para degustar unas tapas, la vista inigualable y un poco de música. Templeman 147.
- La Caperucita y el Lobo. Está considerado uno de los mejores restaurantes de Valparaíso. Se recomiendan los pescados, mariscos y risottos. En Ferrari 75.
- Café Vinilo. Ubicado en la zona de Cerro Alegre, este restaurante fusiona las técnicas más modernas con la clásica gastronomía chilena, para dar uno de los mejores lugares para comer en Valparaíso. Almirante Montt 448.
- Bar Brighton. Pertenece al hermoso hotel Brighton, de arquitectura victoriana, hecho con materiales reciclados de antiguas viviendas, donde se destaca su terraza suspendida sobre la ciudad.

Playas y lagunas
La ciudad cuenta con más de 30 playas, de las cuales solo 5 son aptas para el baño: Las Torpederas, Caleta Abarca, Las Salinas, Los Lilenes y Playa Amarilla. Varias de estas se encuentran en Viña del Mar, a pocos kilómetros y donde las playas son más aptas para la recreación. Algunas otras, como Reñaca, Playa Negra, El sol y Carvallo solo son aptas para tomar sol.

Cómo llegar
Valparaíso está ubicada a 406 kilómetros de Mendoza. Hay que cruzar la frontera por el complejo Libertadores, a través de la ruta 60.
Desde Santiago de Chile, hay que tomar la ruta 68, que luego se convierte en la calle principal de Valparaíso.

 

Texto: Florencia Romeo