Climatizadores solares para piletas

Publicada el día: 18 noviembre, 2014

Estos equipos de instalación sencilla, se utilizan para obtener una temperatura del agua más agradable, sin gasto de energía.



 

Un colector solar es una serpentina especialmente diseñada para captar la radiación y transmitir el calor al agua que circula por las cañerías. De ese modo, con una inversión inicial razonable, se consigue subir la temperatura del agua de la pileta sin gastos mensuales de gas ni electricidad.
Los equipos son livianos, flexibles y de fácil instalación, y con pocos elementos se conectan al sistema de filtrado de la pileta. Se pueden ubicar sobre el techo de la casa, cualquiera sea su tipo: losa o con pendiente (teja, chapa, etcétera). La única restricción es que la cubierta con pendiente no tenga orientación Sur, porque en ese caso no recibiría la radiación suficiente.
Para un uso residencial, la temperatura del agua alcanza entre 26° y 34°C. El calentador solar puede ser instalado incluso como complemento de climatizadores a gas, reduciendo el consumo del conjunto. El sistema permite el monitoreo de temperatura automáticamente a través de un controlador digital.
La superficie total de los colectores se calcula en base a algunos parámetros, como la superficie del espejo de agua de la piscina (incluye playitas húmedas), la provincia y localidad donde se ubica la piscina y el uso que se le va a dar. Por ejemplo, para una piscina de 30 m2 ubicada en Zona Norte, abierta y destinada a uso residencial, se estima un sistema de 7 colectores (equivalente a un kit solar). La superficie total necesaria para ubicar la batería completa es de 26 m2. El costo del kit solar más el controlador es de 2.900 dólares. A ese valor se le debería sumar el de la bomba circuladora, la instalación eléctrica y la mano de obra, tareas que determina el instalador en una visita a la obra.

El funcionamiento
1. Colector. Se puede instalar sobre techos, suelo o con soportes, y es el responsable de captar la energía del sol, transformarla y transmitirla al agua que proviene de la piscina. Su diseño y materiales le permiten brindar un alto rendimiento.

2. Instalación. Las cañerías transportan el agua fría desde la piscina al colector, y luego de vuelta a la piscina, pasando por el gabinete a la sala de máquinas. Se recomienda utilizar tuberías y conexiones de PVC soldable en la alimentación hidráulica de los colectores, retorno e interconexión con la sala de máquinas.

3. Gabinete de máquinas. Aquí se encuentra la bomba y el filtro de la piscina, y es donde se realiza la conexión para el climatizador solar.
El climatizador de piscinas a gas y los colectores solares pueden convivir perfectamente. En el gabinete existente, donde se encuentran la bomba de filtrado y el filtro, se debe modificar la instalación existente para derivar el agua a los colectores solares ubicados en el techo de la casa.
Todo sistema solar, combinado o no con el sistema a gas, está programado con un controlador ubicado en un tablero junto al gabinete.

 

Texto: Paula Baldo.
Fotos y asesoramiento: Peisa / www.peisa.com.ar