Depilación: todos los métodos

Publicada el día: 9 noviembre, 2014

Todos los métodos de depilación rápida o en sesiones son útiles para estar libre de vello durante los meses cálidos en que tenemos más piel a la vista o nos mostramos en traje de baño. Todos son útiles y tienen sus ventajas.



 

Desde el sistema de depilación de resultados permanentes hasta los temporales, todos tienen sus ventajas y son útiles para lucir una piel impecable.

Depilación permanente
La depilación permanente (con láser o luz pulsada) es un tratamiento médico no invasivo y prácticamente indoloro que se ha convertido rápidamente en uno de los más populares entre hombres y mujeres. Es actualmente el método más eficaz para eliminar el vello indeseable, ya que además de sus excelentes resultados mejora el aspecto de la piel, sobre todo en aquellas zonas con sombra o folículos notorios.
En la actualidad hay un sistema integral de depilación médica láser que utiliza todas las longitudes de onda y los modos de trabajo que existen en la actualidad para depilación, lo que permite tratar todos los tipos de piel y de vello, en cualquier momento del año, incluso en verano. Mediante la combinación de múltiples longitudes de onda de láser, se obtienen excelentes resultados en pieles claras u oscuras, incluso pieles bronceadas, vello fino o grueso, a mayor velocidad y con una sensación confortable.
También hay una depiladora personal con sistema de Luz Pulsada que se puede manipular en forma sencilla y segura en casa.
La maquinita es el método recomendado entre una sesión y otra, cuando estás en tratamiento de depilación láser o luz pulsada, ya que están terminantemente desaconsejados los métodos de arranque como la cera o pinza de depilar.

El rasurado
Bajo la ducha, con la piel enjabonada o con un gel especial, este método resulta más fácil de realizar. Actualmente las nuevas ediciones de maquinitas de afeitar han incorporado barras de gel que eliminan la necesidad de usar jabón o gel extra.
Es importante hidratar la piel luego de rasurar, ya que esta acción se lleva la capa lipídica de la epidermis y es bueno restaurarla.
Otros recursos son las rasuradoras eléctricas o a batería que se pueden usar bajo la ducha. Hay tamaños que permiten más precisión y llegar a lugares de difícil acceso como el cavado.

La cera
Es un sistema de arranque que tiene casi un mes de permanencia, lo que lo hace uno de los favoritos.
Previamente, la piel debe estar bien exfoliada, así es más simple arrancar los pelitos.
La epidermis debe estar limpia y seca.
No debe superar los 42° de temperatura.
Se aplica a pelo y después de tirar se puede aplicar alguna loción balsámica.
No exponerse al sol después de depilar.
A los 20 ó 30 días, se repite la operación.
Es ideal para las grandes superficies, como las piernas, y con el tiempo debilita el vello.
Otro sistema son las tiras depilatorias que se aplican en frío, pero son prácticas cuando el vello es débil. Son ideales para las piernas.

La crema depilatoria
Es más adecuada para el vello del rostro, como el del bozo, pero también se puede emplear en axilas, ingles o piernas.
Su ventaja es que deja la piel muy suave y no duele.

La depiladora eléctrica
Es práctica también para los vellos débiles y ahora se puede usar bajo la ducha, de modo de ablandar la piel.