Nada es para siempre

Publicada el día: 24 noviembre, 2014

Los flash tattoos son una tendencia 100% veraniega, para lucir en la playa y a la noche. Una técnica simple, de gran efecto, para lucir un tiempo e ir variando a gusto.



 

Los tatuajes temporarios o flash tats son más divertidos y menos dolorosos que los eternos, porque se pegan sobre la piel y duran de 4 a 6 días. Por otra parte, permiten jugar con tonos metalizados como el dorado o plateado y simular joyas, como estas pulseras y brazaletes. Para los días calurosos, en que portar metales sobre el cuerpo molesta, la marca Flash Tattoos presentó una opción fresca y sexy. También hay anillos, collares y cadenas.  Los esperamos con ansiedad.