Dulzuras para brindar

Publicada el día: 15 diciembre, 2014

Tres postres elaborados a base de tragos, una sutil e ingeniosa combinación para comer, beber y brindar. ¡Felicidades!



 

FIN DE AÑO CON UVAS POR UN TUBO
Ingredientes
(por tubo)

12 granos de uva blanca
Frutillas
Para la sopita de cava y vainilla:
200 cc de agua
100 g de azúcar
150 c de cava
1 vaina de vainilla

Preparación
Llevar a ebullición el agua con el azúcar y añadir la vaina de vainilla, abierta por la mitad y raspada para extraer las semillas. Remover y dejar infusionar durante unos 5 minutos. A continuación, colar la infusión, dejarla enfriar y en el último momento añadir los 150 cc de cava. Pelar los doce granos de uva y sacar las pepitas. Ir poniéndolos en un tubo de ensayo intercalándolos con las frutillas y con la infusión de cava y vainilla.

 

ADAPTACIÓN DE UVA GEWÜRZTRAMINER
Ingredientes
(para 4 personas)

Para la gelatina de rosas:
200 cc de agua de rosas
100 g de azúcar
100 c de agua mineral
5 g de pétalos de rosa secos para infusionar
2 ½ hojas de gelatina (5 g en total)
Para la presentación:
Rosas frescas
Lichis (se consiguen en mercados de fruta gourmet)
Uva gewürztraminer (o de otra variedad blanca)

Preparación
Llevar a ebullición el agua con el azúcar, y cuando rompa el hervor, verter el agua en un bol con los pétalos y dejarlos infusionar. Mientras, hidratar la gelatina en agua fría, escurrirla bien e incorporarla al bol con los pétalos, para que se disuelva. A continuación, añadir el agua de rosas. A partir de ahí, se puede optar por colar el líquido o dejarlo sin colar, si se prefiere notar la textura del pétalo. Para montar el plato, servir en un plato hondo la gelatina tibia para que cuaje en el plato, o romper la textura una vez cuajada. Colocar encima los lichis cortados en cuartos, la uva pelada y despepitada y los pétalos de rosa frescos cortados en láminas.

 

ADAPTACIÓN DEL CLÁSICO VINO DE HIELO
Ingredientes
(para 4 personas)

1 kg de uva blanca Riesling*
50 g de azúcar
50 g de miel
200 cc de vino de hielo**

Preparación
Separar las uvas intentando y retirar las que están marchitas. A continuación, elaborar un jugo con unos 900 g de uva. Para hacerlo, debe triturarse la fruta mientras se va añadiendo el azúcar y la miel. Pasar por el colador y añadir el vino de hielo. Reservar en el congelador hasta que quede congelado por completo. Una vez congelado, raspar con la ayuda de un tenedor y servir en una copa. Partir por la mitad las uvas que han sobrado (100 g) e intercalarlas entre el hielo troceado.

* Es difícil encontrar esta variedad, por lo que pueden emplearse otras variedades de uva blanca.
** Es un vino dulce que puede ser de origen catalán, australiano o alemán; se consigue importado.

 

 

Texto: Silvia Fittipaldi.
Fuente: “Dulces sensaciones. Postres para hacer en casa”, de Jordi Roca, chef de El Cellier de Can Roca, restaurante de Gerona y considerado el mejor del mundo.