Encajes y bordados, cómo llevarlos

Publicada el día: 1 diciembre, 2014

Ya no solo están reservados a los vestidos de novia. Ahora conviven con los equipos sport y son furor tanto para el verano como para el invierno. Compañeros inseparables del glamour, incorporalos en detalles o a full.



 

Hay variedades de encajes y bordados que siempre se han utilizado en lencería, vestidos de novia o de quinceañeras, o de fiesta. También se han consagrado especialmente a la primavera. Las últimas tendencias nos permiten usarlos durante todo el año y tanto de noche como de día, incluso en equipos casuales.
Dan un efecto sexy y se ve en vestidos tubo, largos, chemisier, atrevidos o románticos. Quedan muy bien como detalle, asomando debajo de un top o envolviendo una falda lápiz o evasé.
Hay encaje floral más sweety, otro de tipo chantilly más delicado. Otro se usa por sobre un vestido o como sobrefalda. El guipure sigue vigente en piezas enteras y las puntillas como detalle en bordes de mangas o polleras.

Cómo usarlo
* Se acompaña con brillos.
* Con transparencias.
* En equipos muy sexy.
* En equipos muy naif.
* En colores intensos.
* También en blanco o vainilla, que son clásicos.
* En negro son ideales para un arreglo de noche.
* En patchwork multicolores.
* Acompañados con blazers para dar estilo urbaño.
* Para un estilo sport, como detalle en remeras.
* En dorado para una noche lujosa.
* Una blusa bordada blanca y una falda lápiz negra es la combinación más elegante.
* Solo como un detalle en las medias de encaje.
* Acompañar con accesorios minimalistas para no recargar.

 

Texto: Patricia Melgarejo.