Merlo, paraíso terrenal

Publicada el día: 29 diciembre, 2014

Es uno de los escasos microclimas del mundo, lo que le confiere características especiales, que lo convierten en un destino de excepción para el turista.



 

El nombre completo es Villa de Merlo y sirve para diferenciarla de su homónima en el oeste del Gran Buenos Aires. Esta villa se encuentra en la provincia de San Luis, más precisamente en el extremo Noreste, al pie de las Sierras de los Comechingones, entre los cerros Divisadero y El Tren. Se trata de una zona de serranías, reconocida mundialmente por su benigno microclima, lo que le permite mantener una temperatura pareja en buena parte del año, lo que la convierte en un destino turístico apreciado. Tiene un clima seco con una temperatura promedio anual de 20 oC. En verano, las temperaturas van de los 18 a los 30 oC y en invierno suele rondar de los 5 a los 17 oC. Además, su entorno natural también hace diferencia en el momento de elegir un destino para descansar.
A Merlo se puede llegar por vía aérea hasta la ciudad capital y desde ahí por vía terrestre son 200 kilómetros más. También se puede llegar directamente por vía ruta.

Una ciudad en medio del verde
El casco urbano se encuentra ubicado a 890 metros de altura y se destaca por contar con numerosos edificios que datan de la época colonial. Tal el caso de la capilla Nuestra Señora del Rosario o la Plaza Central, que datan de principios del siglo XVIII. A estos se pueden sumar la Casa del Poeta y el Palacio Municipal, muy bien conservados.

Paseos y excursiones
- Los alrededores de Merlo son ideales para el turismo aventura. El entorno natural es el adecuado para la práctica, por ejemplo, de parapente, rappel, montañismo, cabalgatas, trekking, mountain bike, aladelta, caminatas y paseos en 4×4.
- Hay numerosas reservas naturales donde se pueden encontrar restos arqueológicos y paleontológicos, como en Concarán, La Angostura, el Valle de Conlara y Papagayos.
- Su relieve montañoso de pequeños bosques y arroyos de aguas cristalinas aseguran la presencia de una notable variedad de fauna y flora locales, que hacen las delicias de los aficionados al avistaje y los safaris fotográficos.
- Algunos de los mejores arroyos están en Piedra Blanca y en Rincón del Este. Abundan las cascadas y los balnearios que se forman alrededor de ellos. En Cortaderas y Carpintería están algunos de los mejores balnearios naturales.

 

Texto: Florencia Romeo.