A caballo de los humedales

Publicada el día: 9 febrero, 2015

Esta casa de madera se eleva sobre pilotes para salvar la dificultad de un terreno anegadizo. Los espacios al aire libre también se debieron despegar del piso, organizando en el techo un pequeño jardín.



 

Northwest Harbor es un pequeño pueblo que forma parte de una suerte de península estrecha conocida como The Hamptons al noreste de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Un sitio apartado, con humedales de agua dulce en la cercanía del mar.
La casa proyectada por el estudio estadounidense Bates-Masi debía sortear la posibilidad de un anegamiento del terreno. Para eso, los arquitectos decidieron elevar la construcción por encima del nivel de inundación dejando la planta baja libre.
No se trata de un esquema tradicional donde simplemente se levanta la construcción sobre pilotes delgados. En este caso, la casa se apoya sobre grandes columnas rectangulares huecas, exagerando visualmente el tamaño de las “patas”. Siguiendo la misma idea, la escalera para acceder al primer piso es ancha y cómoda, como una explanada.
La estructura de madera está recubierta por listones del mismo material, combinando dos tonos, donde el más claro, grisáceo, se asemeja en su apariencia con el hormigón.
Los pilares cumplen otras funciones además de la estructural. Tres de ellos conforman un tragaluz rectangular y alargado que atraviesa la casa desde la terraza. Ese espacio sirve también para ventilar y oculta dentro parte de las instalaciones y cañerías.
En la planta principal, de 176 m2, se organizan tres sectores bien diferenciados: el cuarto de huéspedes, el de los niños y la suite para los padres. En la articulación de estos espacios se definen la cocina, el estar y el comedor.
Una escalera más estrecha conduce al techo. Sobre el deck de madera se distribuye un estar y un comedor al aire libre. Encima de cada habitación, se instaló un sistema de siembra modular que, además de armar un jardín en la terraza, sirve para proteger del calor a los ambientes inferiores.

El estudio
Bates Masi + Architects es un estudio con 50 años de trayectoria en Nueva York, que ha recibido 93 premios al diseño desde 2003. Sus proyectos incluyen viviendas urbanas y suburbanas, escuelas, oficinas, hoteles y otros edificios comerciales. Uno de los socios de la firma, Paul Masi trabajó varios años en el estudio del prestigioso Richard Meier. Por su parte, su compañero Harry Bates se desempeñó diez años en otro estudio de renombre, SOM.

Ficha técnica
Autor: Bates Masi + Architects.
Ubicación: Northwest Harbor, East Hampton (Nueva York, Estados Unidos).
Superficie terreno: 2.000 m2.
Superficie construida: 176 m2.

 

Texto: Arq. Paula Baldo.
Fotografías: Bates Masi Architects.