El Mirador de México

Publicada el día: 17 marzo, 2015

Una casa de excepción, con un área construida de 500 m2, en un valle, y sobre una ladera, lo que le otorga vistas abiertas y plenas de verde, en medio de un bosque.



 

El Mirador del Valle de Bravo es un espacio de descanso y recreación, ubicado a 150 kilómetros al SO del Distrito Federal, la capital mejicana. La finca debe su nombre a las maravillosas vistas de las que dispone al estar localizada en uno de los extremos del predio, donde la altura permite ver el emblemático lago de la zona. Fue diseñada, por el estudio de arquitectura mejicano CC Arquitectos, respetando al máximo el bosque donde está emplazada, anclándose a su topografía y  reduciendo el impacto constructivo.

Para integrar la edificación al entorno se utilizaron en su construcción materiales de la región y se reciclaron durmientes de antiguas vías de ferrocarril para hacer el recubrimiento exterior.

La estructura, de rápida realización para minimizar el impacto constructivo, es un sistema combinado de elementos en acero y vigas de madera con muros de contención en piedra de la zona. Muchas de las paredes interiores están revestidas en madera de roble blanco que le da un toque de calidez  a los espacios sin dejar de ser contemporáneo.

El programa consta de una gran sala familiar que se conecta al exterior ampliando el área social hasta la terraza principal. Cuenta con un dormitorio, vestidor y baño. La cocina tiene con una gran barra en piedra pulida que sirve de comedor y área de preparación. El programa relajado y su disposición en el espacio refuerzan el carácter de esparcimiento y de intensa vida social para el que fue proyectado. La entrada principal tiene un gran espejo de agua que remata en un abrevadero para los caballos, mientras que un muro bajo en madera de durmientes oculta el área de estacionamiento.

El Mirador queda semienterrado en uno de sus lados con el fin de proteger los espacios habitables del clima frío del valle.

El diseño de la vivienda, articulado en torno a la  vegetación, las vistas y los acabados rústicos de la madera y la piedra de la región, ofrece una imagen contemporánea con respeto por el  medio ambiente.

Ficha técnica
Diseño arquitectónico: Manuel Cervantes Cespedes / CC ARQUITECTOS
Manuel Cervantes Céspedes, José Luis Heredia Álvarez.
Equipo de proyecto: Israel Caballero Campos, Deyanira Yarza Barrón, María Luisa Leal Rosales.
Año: 2013.
Diseño de interiores: Habitación 116.
Paisajismo: Entorno – Taller de paisaje.
Área construida: 459 m2.
Ubicación: Valle de Bravo, estado de México.
Fotógrafos: Rafael Gamo.
Web: www.ccarquitectos.com.mx

 

El estudio
Manuel Cervantes Céspedes es un arquitecto mexicano, egresado de la Anáhuac y fundador de la firma CC ARQUITECTOS / Manuel Cervantes Céspedes, con la cual ha desarrollado diversos proyectos residenciales, de transporte y turísticos en diversas ciudades del mundo. Entre sus principales proyectos se encuentran las estaciones de transferencia multimodal en Ciudad Azteca, El Rosario, Cuatro Caminos así como el Hotel Deseo en Playa del Carmen.
Su trabajo ha sido reconocido con medallas en las bienales 2014, 2012, 2010 de México, Bienal de Quito 2014 y medalla Liderazgo Anahuac 2014. Ha sido invitado por instituciones como el MIT (Massachussets Institute of Technology), la Universidad de Michigan, la Universidad Iberoamericana y la Universidad Anáhuac a presentar sus proyectos y ha tenido la oportunidad de compartir experiencias profesionales con equipos como el ITDP (Institute for Transportation and Development Policy) y el Consorcio de Transporte de Madrid.