Glamour Bal Harbour

Publicada el día: 2 marzo, 2015

Bal Harbour es el barrio más sofisticado de Miami, donde se conjugan grandes programas de arte, marcas internacionales y un shopping que es el más exclusivo del mundo, junto a una hotelería y una gastronomía exquisitas.



 

Bal Harbour es un punto turístico obligado, al menos para conocerlo, de todo el que va a Miami. Pero además es uno de los más exquisitos reductos mundiales. La incorporación de cadenas de hoteles de altísimo nivel, que dan a playas casi privadas; la presencia de restaurantes gourmet de gran renombre y una agenda de celebrados programas culturales, hacen de Bal Harbour un atractivo ineludible, un lugar que se impone a quienes gustan de los grandes placeres de la vida.

¿Dónde?
Este elegante barrio de Miami se encuentra a sólo 20 minutos de auto al norte de South Beach; es vecino a la cultura del arte moderno de Wynwood y disfruta de la energía vibrante del downtown Miami. Es la verdadera riviera americana, colmada de maravillas naturales y de una atmósfera cordial y refinada. Es el refugio más moderno al sur de Florida, cerca de la agitada actividad nocturna de South Beach y lo suficientemente lejos como para disfrutar de un sosegado paraíso.
Es a Bal Harbour donde acuden personalidades del jet set mundial (también de nuestro país) para relajarse, respirar profundo ante sus majestuosas playas y pasar unos días de placentero descanso. Una de las grandes ventajas que ofrece, entre otras, es que los aeropuertos internacionales de Miami y Fort Lauderdale se encuentran a menos de 30 minutos de Bal Harbour.

Alojarse con lujo
Si llegar es fácil, alojarse es un verdadero deleite. Aquí, los cuatro hoteles que esperan a los viajeros en Bal Harbour:
* El nuevo Ritz -Carlton Bal Harbour. La cadena hotelera The Ritz-Carlton asumió la administración del One Bal Harbour, y este complejo de lujo pasó a ser The Ritz-Carlton Bal Harbour. Esta increíble propiedad en el extremo noreste de Bal Harbour tiene 18 pisos con vista al océano Atlántico y al canal intercostero y descansa sobre vistosos jardines y 70 metros de playa de arena blanca. Todas y cada una de las 124 suites, de elegante diseño contemporáneo, entre las que se incluye una magnífica suite penthouse de 260 metros cuadrados, ofrecen espectaculares vistas de frente al océano, mueblería de madera europea y mesadas de granito, bañeras ovales en un espacio separado en los baños, amplias salas de estar y grandes terrazas con vistas incomparables.
* Quarzo Hotel Boutique. Posee 29 espaciosos y modernos “studios” de uno y dos dormitorios, con cocina completa, y es el alojamiento que resulta ideal para un grupo de amigas. Se ubica a pocos metros del mar y ofrece un descuento de 30% a quienes reserven tres noches.
* El legendario hotel Sea View se ubica frente al mar con una extensa playa casi íntima y fue una de las primeras edificaciones construidas sobre la costa de Bal Harbour en 1948. Hace dos años finalizó con el reacondicionamiento de todos sus cuartos, que hoy deleitan con una decoración contemporánea, mientras que su popular patio ha sido remodelado para ofrecerle a los visitantes una nueva opción para disfrutar del servicio de desayuno, cafés o cocktails por la tarde. Posee 220 habitaciones y 50 cabañas de estilo West que bordean su piscina olímpica climatizada.
* El St. Regis Bal Harbour Resort, donde no hay nada más lujoso que el ritual de “sabrage” de champán, una técnica que consiste en abrir la botella del espumante con un sable, para luego deleitarse con la cocina fusión asiática y latina del reconocido chef Jean-Georges Vongerichten, en el J&G Grill del hotel.

Disfrutar del arte
Al hospedarse en cualquiera de los cuatro hoteles de Bal Harbour, los huéspedes reciben la tarjeta de “Acceso a museos” en la zona, que forma parte del programa de arte local auspiciado por su alcaldía. Esta tarjeta proporciona ingreso gratuito a los cuatro museos de artes visuales del área: el Museo Wolfsonian, el Bass Museum of Art, el Museo de Arte Contemporáneo, el nuevo Pérez Art Museum Miami (PAMM) que abrió en diciembre en Downtown Miami’s Museum Park, con un edificio vanguardista diseñado por el estudio Herzog & de Meuron, de los célebres diseñadores suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron. El programa también incluye acceso gratuito a las colecciones privadas e incluye tours con visitas a hogares de coleccionistas. Además, como novedad el programa Unscripted de Bal Harbour anuncia acceso VIP a cuatro ferias satélite y un tour privado de Art Basel Miami Beach guiado por la curadora de Unscripted Claire Breukel. Además, en el marco de Bal Harbour Art Chat, los visitantes y residentes estarán invitados a una exclusiva charla de arte con Tania Bruguera, la más renombrada artista cubana contemporánea de instalaciones y arte performático, y con el curador del Guggenheim Pablo León de la Barra.

Comprar con placer
Bal Harbour Shops es el lujoso centro comercial al aire libre que puede visitarse en la zona y constituye un paraíso para fanáticos de la moda y viajeros de primer nivel. Esta meca de las compras tiene sobradas razones para ostentar el título del centro comercial más exitoso del mundo (a razón de ingresos por pie cuadrado). En él se encuentran alrededor de cien tiendas de lujo, entre ellas: Bulgari, Carolina Herrera, Cartier, Dolce & Gabbana, Fendi, Gucci, Alexander McQueen, Oscar de la Renta, Miu Miu, Neiman Marcus & Saks Fith Avenue, entre otros. Aquí se encuentra también la primera tienda insignia de Ferragamo de dos pisos; la primera tienda conceptual de la marca Chanel y la primera tienda de Lanvin en los Estados Unidos, junto a incorporaciones recientes como John Varvatos y Rag & Bone, que atraen a la nueva generación de viajeros de alto nivel.
Asimismo, el centro dará la bienvenida próximamente a la primera colección de Tomas Maier fuera de sus locales de New York y Palm Beach y a las marcas Buccellati, Dsquared2 y Richard Mille, a lo que se suma la remodelación de locales ya existentes como los de Chloé, Intermix, Tiffany & Co, The Webster, Giorgio Armani, Bulgari y Valentino.

Descubrir celebridades
Para ello nada mejor que acercarse al restaurante Carpaccio de Bal Harbour Shops donde se perfeccionó la costumbre de divisar a los famosos. Desde las mesas del patio exterior se puede ver pasar a algunas de las muchas personalidades de renombre que frecuentan las tiendas en busca de sus exclusivos diseños de moda.

Cuidar el cuerpo
Los entrenadores de celebridades Tracie Wright Vlaun y Christopher Vlaun de V-Art of Wellness pueden ayudar a los viajeros a mantener su rutina de ejercicios con un plan personalizado en el Fitness Club del St. Regis Bal Harbour. Para los que buscan correr o caminar con bellas vistas, nada mejor que la playa de Bal Harbour.
Pero también es imprescindible aprovechar la pista de jogging de una milla de extensión que rodea la costa, único circuito de este tipo ubicado frente al mar en Florida del Sur.

Experimentar nuevos sabores
Para ello, nada mejor que acercarse a Makoto Restaurante, del afamado Steven Starr, aclamado por su moderna cocina japonesa. Su menú es una verdadera selección de los favoritos de esta gastronomía con el toque creativo del chef Makoto. Cuando uno lo visita no hay que olvidarse de consultar por los platos especiales, ya que es posible que el chef esté testeando nuevas recetas a partir de sus tendencias innovadoras y quiera hacerlas probar a los visitantes antes de incorporarlas en el menú. Ubicado en Bal Harbour Shops, cuenta con mesas también en su terraza exterior.
Además, próximamente llegará a Bal Harbour Shops una sucursal del reconocido Restaurante Hillstone, que contará con mesas dentro y fuera del salón y un bar en el patio externo del mall.

Texto: Silvia Fittipaldi
Más información: www.balharbourflorida.com