La belleza de lo simple

Publicada el día: 10 marzo, 2015

De materialidad austera, la Casa SV en Valeria del Mar fue construida íntegramente con hormigón y requiere de muy bajo mantenimiento.



 

Las tablas del encofrado quedaron impresas en el hormigón y conforman una trama monocromática de líneas horizontales. Es el único “detalle” en la austeridad de esta casa cuyas paredes de hormigón a la vista contrastan con la naturaleza del bosque que la rodea.
El terreno, de aproximadamente 32 x 23 metros, es una esquina en el acceso a un nuevo loteo en la localidad de veraneo de Valeria del Mar, en la provincia de Buenos Aires. Su lado más corto se enfrenta hacia una calle barrial y el más largo limita con una angosta calle en Cul de Sac que genera el acceso hacia el interior del predio.
Nuestros clientes pidieron que la casa fuera lo más sencilla posible, resuelta en una única planta, y especialmente indicaron que al dormitorio principal lo ubiquemos bien alejado de las otras dos habitaciones que funcionarían para recibir a las familias de sus hijos, nietos y otras visitas”, detalla el arquitecto Luciano Kruk.
A partir de esta premisa la casa fue proyectada como un único volumen alargado, ubicando el dormitorio principal en un extremo y los otros dos en el lado opuesto y conformando en el espacio central el área de encuentro de toda la familia, buscando una relación bien directa con el exterior.
Para la construcción se utilizó hormigón visto: “Buscamos explotar las cualidades escultóricas del material y al mismo tiempo evitar el mantenimiento posterior en la vida útil de la casa”, destaca Kruk. De ese modo, el hormigón se usó en su función tradicional, la estructural, y además como cerramiento hacia el exterior y entre los espacios internos. Esa elección, según los proyectistas, permite simplificar al máximo el proceso de construcción y reducir la cantidad de rubros necesario en la obra. Además, los arquitectos evitaron complicados detalles de terminación, acortando en parte los tiempos de obra.

FICHA TECNICA
Ubicación: Valeria del Mar, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
Arquitecto: Luciano Kruk.
Colaboradores: Ekaterina Künzel – Federico Eichenberg – Pablo Magdalena.
Superficie del terreno: 623 m2.
Superficie construida: 122 m2.
Año de construcción: 2013.
Fotos: Daniela Mac Adden.

 

Texto: Paula Baldo.