Lobos, un lugar con historia

Publicada el día: 17 marzo, 2015

Ubicado al oeste de la ciudad de Buenos Aires, está a menos de 100 kilómetros de la capital nacional. Es famosa su laguna y a ella se suman otras atracciones que la convierten en un destino ideal para fines de semana.



 

En el cruce de las rutas 41 y 205, poco después de Cañuelas, al noroeste de la provincia de Buenos Aires, se encuentra la ciudad de Lobos. Su famosa laguna, que tanto atrae a los amantes de la pesca, está a 15 kilómetros al sur de la ciudad y abarca una superficie de 800 hectáreas. Pero además de este increíble espejo de agua, Lobos tiene historia, que es otro de los imanes para los visitantes, junto a otros atractivos.
Es una ciudad tranquila, con un casco urbano clásico, con plazas que ordenan la ciudad.

Puntos de interés

Golf Club y Aeroclub Fortín Lobos. Está ubicado a siete kilómetros del casco urbano, en el kilómetro 107 de la ruta 205. Es un complejo polideportivo en un entorno donde la naturaleza es protagonista. Se realizan vuelos de bautismo, saltos en paracaídas y aeromodelismo. Además, cuenta con una cancha de golf de 18 hoyos y canchas de vóley, fútbol, juegos infantiles, restaurante y una piscina de 25 metros.

Almacén La Paloma. Es una construcción tradicional, donde funcionó un bar usado por Leonardo Favio para filmar la película “Juan Moreira”. La elección no fue casual, porque el legendario gaucho había nacido en el barrio porteño de Flores y murió en Lobos. Su cráneo se puede ver en el Museo ubicado en la casa natal del General Perón.

*Cruces jesuitas. En 1872 llegó a Lobos una misión de sacerdotes jesuitas. Hoy se pueden visitar las cruces de madera instaladas sobre bases de ladrillos y mampostería, que recuerdan su paso y su trabajo en Lobos. La Cruz Norte está en la calle Belgrano, en el barrio Luján, y la Cruz Sur está en la calle Perón, en el Barrio Sarmiento.
*Museo Histórico y de Ciencias Naturales. Tiene varias salas: archivo fotográfico, histórico, ciencias naturales, numismática y medallística, arte religioso, hemeroteca y circo criollo.
*Palacio Municipal. Inaugurado en 1944, se trata de un edificio estilo Art Decó, que fue declarado Monumento Histórico Nacional.
*Iglesia Nuestra Señora del Carmen. Es de estilo neogótico y se alza en el predio donde se emplazó la capilla fundacional en 1803. Esta obra es un trabajo del arquitecto Eduardo Taylor, quien también diseñó el Club del Progreso y la Nueva Aduana de Buenos Aires.
*Estación de tren. De estilo inglés, está perfectamente conservada y fue declarada patrimonio cultural lobense.
*Casa natal de Juan Domingo Perón. Quien fuera tres veces presidente argentino nació en Lobos en octubre de 1895 y se conserva su casa natal, donde hoy funciona el Museo Histórico y Biblioteca Tte. Gral. Juan Domingo Perón. Además, la casa fue declarada Monumento Histórico Nacional. La casa se mantiene con el estilo de cuando fue construida, entre fines del siglo XIX y principios del XX. Tiene hall de acceso, cuatro salas y el clásico patio central, con galerías, al que se dan todas las habitaciones. Cuenta con muebles, objetos personales y libros, además de una importante colección fotográfica.
*Plaza 1810. Este gran predio organiza la ciudad a su alrededor. Enfrente se encuentra la iglesia Nuestra Señora del Carmen. Tiene una hermosa arboleda, placas, bustos y monumentos, además del hito que marca el kilómetro 100 del Instituto Geográfico militar.

Las estancias
Son otra buena opción para disfrutar del lugar, en un entorno natural de excepción. Para alojarse o pasar el día.

*La Estancia Santa Rita data de 1810 y el casco principal se construyó en 1916. Tiene más de 200 hectáreas y se encuentra en la localidad de Antonio Carboni.
*La Estancia La Concepción cuenta con un parque de 200 hectáreas diseñado por el famoso paisajista Carlos Thays con lagos, cascada, isla, estatuas y fuentes. Su casco se destaca por su gran belleza arquitectónica. En esta estancia se pueden realizar encuentros y convenciones.
*La Estancia La Candelaria deslumbra con su castillo de estilo francés y su parque, también diseño del gran Carlos Thays, de más de 100 hectáreas y 240 especies de árboles. Es ideal para hacer cabalgatas, pasear por el bosque, visitar la capilla y el molino holandés.

Pesca y deportes en la laguna
La laguna es muy buscada por los pescadores, en especial porque hay buena pesca embarcada de mojarras, bogas, carpas, tarariras, pejerrey y otras especies. El club de Pesca de Lobos, la institución local más antigua, a través de su estación  hidrobiológica se ocupa de asegurar la presencia del pejerrey, mediante la siempre de miles de alevinos (crías recién nacidas). También se puede pescar desde la costa. Los más audaces aprovechan la laguna para realizar deportes náuticos y, en sus inmediaciones, cabalgatas y paseos.
La laguna está preparada para recibir al turista, con campings bien equipados, para pasar el día o quedarse a pernoctar. Cuentan con bajada de embarcaciones y si no se quiere llevar la carpa, hay cabañas, bungalows, hosterías y departamentos para alquilar, con vista a la laguna.

Villa Loguercio
A orillas de la Laguna de Lobos se encuentra esta pequeña localidad, de no más de 300 habitantes pero con una infraestructura turística que alberga a varios miles. Hay grandes terrenos parquizados, donde se levantan quintas y casas de fin de semana. También hay complejos de cabañas y clubes deportivos, como la Escuela municipal de remo “Alberto Demiddi”. Su arteria principal es la Avenida Costanera, de algo más de 10 cuadras de extensión, en la que están los negocios más importantes y numerosos sectores con mesas y parrillas, para disfrutar del aire libre.

 

Texto: Florencia Romeo.