Cocina para diabéticos

Publicada el día: 27 abril, 2015

Comer sano es la consigna de quienes tienen que ajustar la dieta por su salud. Pero también es fundamental que sea rico, para evitar tentaciones. Recetas dulces fáciles y súper sabrosas para personas con diabetes.



 

MOUSSE DE BANANA
Ingredientes
(para 3 porciones)

2 bananas (de un tamaño que entren 5 por kilo y más bien verdes)
200 cc de yogur descremado de vainilla
1 sobre de gelatina sin sabor
Esencia de vainilla

Preparación
Disolver la gelatina en un poco de agua fría y después llevar al fuego a baño María, revolviendo hasta que se ponga transparente. Procesar junto con las bananas, la esencia y el yogur. Colocar en tres compoteras o copas anchas humedecidas y enfriar en la heladera hasta que tomen consistencia. Servir espolvoreado con canela.

 

CHEESECAKE DE DURAZNO
Ingredientes
(para 8 porciones)

800 g de queso blanco descremado
1 huevo
½ pote de crema Light
1 cucharada de esencia de vainilla
5 g de endulzante en polvo
1 sobrecito de 4 porciones de gelatina light de durazno
4 mitades de duraznos frescos o de lata light

Preparación
Mezclar el queso crema, el huevo, el endulzante y la esencia de vainilla. Humectar un molde redondo con rocío vegetal manteca, colocar un círculo de papel manteca sobre el fondo del molde y volver a rociar. Volcar la preparación, alisar con espátula y llevar 15 minutos a horno suave. Retirar y dejar enfriar. Preparar la gelatina siguiendo las instrucciones del envase y, cuando empiece a tomar consistencia, agregarle los duraznos cortados en trocitos y revolver para distribuir bien. Volcar la gelatina sobre la torta y llevar a la heladera hasta que solidifique o simplemente servir como decoración y guarnición.

 

MASA DE PANQUEQUES
Ingredientes
(para 8-10 unidades)

1 taza de harina (puede ser blanca, integral, o la mejor: orgánica de grano entero)
2 huevos
1 taza de leche descremada
Manteca o rocío vegetal

Preparación
Licuar o batir con un mixer la harina, la leche y los huevos. Poner a calentar una sartén de teflón, colocar un trozo de manteca o humectar con rocío vegetal y, con un cucharón, verter un poco de la mezcla. Lo ideal es ir probando y no excederse para que salgan finitos. Cuando los bordes del panqueque se despegan de la sartén, levantar con la espátula para ver cuán dorados están. Cuando corresponda, según el gusto de cada uno, dar vuelta y cocinar del otro lado (no hace falta volver a enmantecar). Retirar el panqueque cocido, poner otro trocito de manteca y seguir hasta terminar con la pasta. Proceder así con cada panqueque e ir apilándolos. Rellenarlos a gusto y servirlos fríos o tibios.
Nota: esta receta se puede utilizar tanto en recetas dulces como saladas.

 

 

Recetas: del libro “Cocina para personas con diabetes”, de Gabriela Lima (Editorial Albatros).