Hotel con un toque vintage, en el corazón de Milán

Publicada el día: 9 noviembre, 2016

La cadena de hoteles boutique Room Mate eligió a la talentosa arquitecta española Patricia Urquiola para darle una ambientación acogedora y doméstica a su nueva apertura.



 

El hotel de 85 habitaciones está situado a pocos pasos de la Piazza del Duomo y de la galería Vittorio Emanuele, en el corazón de Milán. Su nombre, Giulia, ha sido inspirado en una joven escenógrafa del Teatro de la Scala de Milán “curiosa, meticulosa y fascinante”. La renovación del edificio de fachada simétrica de piedra y un amplio balcón con balaustradas, se llevó a cabo en tan sólo 15 meses.

Room Mate es una cadena de hoteles boutique que se caracteriza por una propuesta de alojamiento con una ambientación hogareña para que el huésped se sienta como en su casa. En ese sentido, ofrece el servicio de desayuno hasta el mediodía y el Wi-Fi está disponible en toda la ciudad y no solo dentro del hotel.

Otra estrategia para atraer clientes es dejar el diseño interior en manos de arquitectos y diseñadores de renombre como Patricia Urquiola, Lázaro Rosa Violán, Tomás Alía, Lorenzo Castillo, Pascua Ortega, Teresa Sapey, todos aportan estilos propios y diversos para convertir cada hotel en una “casa”.

“Me dieron completa libertad para trabajar ya que no tienen miedo de destacarse”, dijo Urquiola. Así buscó reflejar la esencia de Milán con una ambientación fresca y divertida en la que la ciudad se advierte a través de los colores, materiales e imágenes utilizados. El resultado es un mix de diferentes lenguajes con una gran personalidad.

El piso del lobby del hotel fue realizado con mármol rosado, el mismo del Duomo de Milán, que también está presente en la fachada remodelada. El predominio de este color en el trabajo de Urquiola se ha convertido en una de sus señas de identidad. Los ladrillos de terracota, también característicos de la arquitectura milanesa, se emplearon en una pared curvada en el vestíbulo para crear un efecto tridimensional. Los patrones geométricos son recurrentes en la propuesta para reflejar el rigor de la ciudad y también se refieren a las artes gráficas, un elemento importante de la historia cultural de Milán.

Las 85 habitaciones del hotel están divididas en cinco categorías (standard, superior, deluxe, junior suite y penthouse con terraza. Fueron ambientadas como espacios domésticos típicos italianos con un toque vintage. En todas las áreas del hotel se pueden admirar obras de diferentes artistas, fotógrafos e ilustradores con un denominador común: son “milanesi”.

Cassina Contract se encargó del equipamiento por lo que las camas, mesas, sofás, escritorios, muebles de baños, espejos y cortinas son diseños de esa firma italiana de la que Urquiola es directora de arte.

 

EL HOTEL
Room Mate Giulia pertenece a la cadena internacional Room Mate tiene 20 hoteles en 6 países sumando 4.000 habitaciones, y planea abrir 10 más distribuidos en las ciudades de Rotterdam, Florencia, Roma, París, Málaga, Barcelona y Madrid. Más información: www.room-matehotels.com

LA ARQUITECTA
Patricia Urquiola dejó su España natal (Oviedo, 1961) para emigrar a la meca del diseño, Milán. Allí colaboró con grandes maestros del diseño como Castiglioni, Magistretti y Piero Lissoni, hasta que en 2001 creó su propio estudio. Su capacidad creativa la catapultó a las grandes ligas del diseño, lo que le ha permitido ganar varios premios y que parte de su obra esté expuesta en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Cada año es protagonista de El salón del Mueble de Milán, con propuestas para grandes marcas como Alessi, Moroso, Kartell o Pavoda, donde ofrece una fusión entre la estética contemporánea y la artesanía tradicional. Más información: http://www.patriciaurquiola.com