Horóscopo chino 2017: las predicciones de Ludovica Squirru

Publicada el día: 11 diciembre, 2016

En exclusiva, adelantamos signo por signo todas las predicciones para este año, el año del gallo de fuego: amor, trabajo, salud y todo lo que querés saber según la astróloga más famosa.



 

Por  Ludovica Squirru Dari 

Llega el año del gallo de fuego y se manifiesta como una moneda de oro que aparece entre la tierra; a muchos les traerá buena suerte y a los que no, les traerá por lo menos algo de cambio para completar el gasto del día. Cada doce años, el gallo nos quita los nubarrones de pesimismo y nos alimenta el ego deprimido. Nos sentimos con ánimo de disipar las mentiras, elevar nuestras voces, orar, meditar, cantar.  ¿Querés saber qué será del destino de cada uno de los animales del horóscopo chino 2017?

El año del gallo de fuego empieza el 28 de enero de 2017 y será una continuidad purificadora del año del mono que nos dejará envueltos en llamas. El gallo de fuego es el signo de los líderes, de los soñadores, de los hiperrealistas que nos despabilan, alumbran, guían, informan, sanan, conducen hacia la cruda realidad a pesar de que siempre ponen poesía, cultura y alegría en lo que hacen.

Habrá muchas marchas por la paz, por la defensa de los derechos de la mujer, el femicidio, en contra del maltrato a menores, crecerá el compromiso en temas como el cambio climático, planes de salud, informática, encuentros intercontinentales, organizaciones humanistas para refugiados, desamparados, heridos de guerra y excluidos sociales.

El gallo es un ser altruista y samaritano. Sabe escuchar y aportar soluciones eficaces. En cada ser humano brotará una semilla de conciencia ante tanta injusticia, y germinará lenta pero segura. Se afianzarán alianzas nuevas entre países y se disolverán otras que parecían eternas. El mundo buscará equilibrar la pasión y la razón y surgirán maestros entre los niños abiertos a unir lazos sistémicos en cada comunidad.

 

Predicciones signo por signo

RATA
El año del gallo las encontrará en pleno «influjo», y este hexagrama abarca desde las relaciones cósmicas hasta las de padre-hijo, hombre-mujer, noble e innoble, príncipe y servidor. La rata es un signo dependiente, pero a veces olvida los roles de je­rarquía, de respeto, de orden que observan los chinos dentro y fuera de la familia. El gallo no es afín al roedor, sin embargo hay una admiración secreta entre ambos. Marcan la cancha con distinto estilo, algo que irrita al otro.  El año tendrá momentos up, down, épocas de avance y retroceso. Podrá planificar esta etapa con madurez y contará con la ayuda del zoo.

BÚFALO
Bienvenidos al inicio del año del gallo –su amigo, socio, cómplice y patrocinador–, el 28 de enero de 2017. ¡¡Qué alivio!! El buey sabe que para él las pruebas son siempre difíciles, llenas de obstáculos, imprevisibles y complicadas.
Su mayor realización será ver crecer a su familia, mantener un diálo­go más fluido e integrar a los ex y a los nuevos amores de la tribu. Viajará al exterior con honores, becas o alguna gestión artística, pudiendo establecer relaciones diplomáticas, científicas y humanistas que le permitirán un ascenso en su profesión.

TIGRE
El espíritu del tigre estará subordinado al tictac del gallo, que lo ins­pirará para nuevas ideas, trabajos, sociedades, ONG, redes de comunica­ción en las que podrá desplegar su pasión por el arte, los trabajos huma­nitarios, los riesgos en viajes en los que será desde paracaidista hasta el responsable del operativo y la misión. El tigre estará felizmente domesticado, más considerado por maes­tros y discípulos que lo escucharán con atención y pondrán en marcha sus ideas innovadoras.

CONEJO
El inicio del año del gallo de fuego, el 28 de enero del 2017, producirá cosquillas debajo de su tersa piel. Con bombos y platillos estará llegando su opuesto complementario –el gallo– a prevenirles en voz alta, tenue, o por telepatía que durante su reinado deberán hacer buena letra, o al menos no confiar en sus poderes sobrenaturales para caer bien parados ante las pruebas, que para algunos serán de ciencia ficción o de hiperrealismo mágico. Ante un nuevo ciclo el conejo, que detesta los cambios abruptos, inesperados y precipitados, debe concentrarse en sus objetivos.

DRAGÓN
Bienvenidos al inicio del año del gallo de fuego, el 28 de enero de 2017. El envión de su amigo, socio, cómplice y patrocinador –el mono– los ha llevado al umbral de un tiempo de aumento en cada situación de su vida. A pesar de los estados up y down, de las pruebas reales y atormenta­doras del simio, la vida los puso a prueba y pudieron atravesar desde el inframundo hasta el supramundo, y renacer como el ave fénix. Grandes cambios se concretarán durante el tiempo del aumento: mejoras en el sueldo, la calidad de vida, en las relaciones afectivas en las cuales será el médium para solucionar problemas en el zoo, en so­ciedades laborales y en los propios emprendimientos destinados a fines solidarios. El gallo adora al dragón, lo potencia, estimula e inspira: un ejemplo es la relación de John Lennon con Yoko Ono.

SERPIENTE
La serpiente sabe que el gallo la amparará y protegerá en situaciones ante la ley y la justicia. Aprenderá a relacionarse sin tanta soberbia y omnipotencia y conse­guirá seducir con facilidad a quien se le cruce en su camino. La serpiente, que estaba stand by o sin ganas de reiniciar algún estu­dio, emprenderá su búsqueda y conseguirá lo que desee con éxito. La familia la apoyará y reincidirá con relaciones que no pudo conste­lar, practicando el dharma. Su sex appeal, glamour, simpatía serán contagiosas; tendrá una lista de candidatos para elegir cuando sienta debajo de su piel un cosquilleo que creía que había desaparecido.

CABALLO
El caballo transitará con perfil bajo el año del gallo. Sabe que lo estará observando, juzgando, y aplaudiendo si es cohe­rente con su palabra, acción y pensamiento. El tiempo es limitado para determinadas acciones, pero eficaz y muy próspero. En la familia lo reclamarán: si siente que no puede solo busque ayu­da, salga a trotar por el barrio o galope en la Patagonia hasta lograr can­sarse, y dialogue con la Cruz del Sur. Debe perdonarse su necedad juvenil o senil, despedirse de los trenes que pasaron por delante de usted y no los tomó y configurar un nuevo mapa existencial. En el vacío encontrará respuestas.

CABRA
Buenas noticias para las cabras: después de años de esfuerzos, brin­cos, saltitos y sustos, llega el progreso a vuestra vida. El gallo, su amigo y confidente, les brindará grandes oportunidades para que pisando la tierra con firmeza y la mirada hacia los Siete Cabritos avancen en sus proyectos a corto, mediano y largo plazo. La cabra sentirá que tiene alas en su piel, pues con viento a favor conseguirá recuperar los siete cuerpos que se evaporaron en la galaxia.
Estará divertida, alegre, con energía solar, lunar, eólica para refor­mular desde las pequeñas cosas de la vida hasta las más arriesgadas y audaces.

MONO
El gallo nos marcará el compás a pesar de nuestra rebeldía para recibir órdenes. Y aceptaremos que necesitamos un GPS, socio, amigo para bosquejar el nuevo tiempo.
El mono recuperará su fe en sí mismo, su fuerza de voluntad, la perseverancia para plasmar sus planes a corto, mediano y largo plazo. Retornarán las propuestas para ser líder, acompañar los procesos planetarios y sistémicos en la familia, la pareja, la sociedad y el país. Su buena actitud para resolver situaciones estancadas y conflictos con terceros a través de su diplomacia le dará un horizonte de eventos que será propicio para que pueda encauzarse a pesar de ciertos obstáculos que aparecerán en el camino.

GALLO
El año tendrá diversas fases, similares a las lunares: arrancará con luna nueva, lleno de entusiasmo, proyectos, planes, mudanzas, viajes, nuevos empleos, y abarcará más de lo que puede; tendrá que delegar responsabilidades o abandonar las sociedades que lo desgasten con síntomas en su salud que podrían derivar en situaciones de mucha fragilidad. La familia será el gran conflicto del año. Su posición en el gallinero es clave para ordenar el árbol genealógico, una tarea que le fascina y la lleva en el ADN. Es recomendable que escuche sus voces interiores, medite, haga yoga, participe de grupos de paz y del cambio climático.

PERRO
Es un año en que el perro recuperará su voz, su talento, y brillará en la plaza del pueblo o en los escenarios del mundo. Al fin podrá consolidar su vocación, su esfuerzo de tantos años en su oficio, creatividad e ideas revolucionarias que se verán plasmadas a corto plazo, pues el gallo valorará la perseverancia, el sentido común, la humildad y la paciencia que lo caracterizan. Es un tiempo muy positivo, benéfico, de gran expansión. Participará en grupos solidarios, ONG, ayuda a inmigrantes, comedores, planes de paz, ecología y medio ambiente con decisión de mando, gestión y altruismo. Su espíritu de libertad y justicia encontrará eco en nuevos amigos y discípulos.

CHANCHO
Hará un revisionismo histórico de su existencia. Deberá aceptar sus errores, extirpar culpas y mantenerse sano desde lo físico, lo mental y lo espiritual. Renacerán vínculos interrumpidos que lo dejaron con traumas, marcas y rencores. Brotarán del corazón, como un manantial, sentimientos altruistas y solidarios; integrará ayuda social en comedores, en dispensarios, en centros de ayuda para adictos. El gallo lo pondrá más sociable, contará con asesores de imagen para mejorar su look, sus modales y su inserción en un mundo que está cambiando demasiado velozmente para su biorritmo y sensibilidad.

 

Más información: www.edicionesuranoargentina.com