S.O.S. Fiestas: claves para evitar los excesos esta semana

Publicada el día: 23 diciembre, 2016

Los días que transcurren entre Navidad y Año Nuevo suelen estar acompañados de un exceso de comida y bebida. Por eso, lejos de bajar la guardia, hay que estar más atento que nunca para no arruinar en una semana el cuidado del año. Una especialista de la Sociedad Argentina de Nutrición da algunos consejos para lograr un equilibrio saludable.



 

Las fiestas son siempre un momento de excesos inevitable. Pero quizá lo más problemático es que el exceso se extiende a la semana que transcurre entre una y otra fiesta, con lo cual terminan siendo por lo menos diez días en los que bajamos todas las barreras del equilibrio saludable que nos ponemos el resto del año y, con suerte, terminamos con sólo con algunos kilos de más. Y en ocasiones, terminamos directamente con malestares propios de la una ingsta de cmida o alcohol desmedida.

Los excesos más observados son en alimentos y preparaciones ricos en calorías, grasas saturadas, colesterol, sal y azúcares como fiambres, piononos, carnes vacunas y de cerdo grasas asadas como asados, pechito de cerdo, achuras, lechón, vithel thoné, ensalada rusa, etc y en cuanto a los dulces helados, postres, pan dulce, turrones, el típico postre de maní y miel, budines, garrapiñadas, frutas secas bañadas en chocolate, confites, etc. Estos excesos se dan en cantidad y calidad de preparaciones.

También es un tema a tener en cuenta el elevado consumo de bebidas alcohólicas como cerveza, vinos, clericó o sangrías, sidra, champagne y otros espumantes, y tragos y cocktails como daikiris, margaritas, bebidas con alcohol con jugos o gaseosas azucaradas. El problema es que según la bebida alcohólica elegida, la graduación alcohólica y la cantidad de calorías varía enormemente desde una cerveza con 5 grados de alcohol y 50 kcal cada 100 cc hasta una copa de champagne de 100 cc con 15 grados de alcohol y 100 kcal  y una medida de 50 cc de vodka con 40 grados de alcohol y 200 kcal.

Algunos trucos para tener en cuenta para comer bien en las fiestas sin caer en excesos son:

  • No llegar con hambre voraz a la comida.
  • Ver todo lo que hay disponible y elegir qué y cuánto comer, sirviendo lo elegido en un plato, comiendo lentamente y saboreando cada bocado.
  • Tomar líquido como aguas, soda, aguas saborizadas sin azúcar, aguas saborizadas caseras con frutas cítricas, jengibre y menta, gaseosas sin azúcar durante las comidas.
  • Realizar las preparaciones clásicas de manera más saludable. Reemplazando mayonesa común por mayonesa light, cremas comunes por cremas light en preparaciones, eligiendo cortes magros como peceto, cuadril, lomo, carnes de cerdo magras como carré, solomillo, peceto de cerdo, pavita, pechuga de pollo, pescados, atún al natural, varitas de surimi, etc.
  • Que no falten ensaladas ricas en diversidad de vegetales frescos y coloridos   y condimentalas con aceite de oliva, girasol, maíz o uva, vinagre o aceto balsámico y sal.
  • Ofrecer frutas frescas lavadas como frutillas, cerezas, arándanos, ananá, etc, ensaladas o brochettes de frutas sin agregado de azúcar.
  • No existen grupos de riesgo que deban tener mayor cuidado en población general y sana, sin embargo debe prestarse mayor atención a los adultos mayores, debido al consumo de alimentos altos en calorías, grasas saturadas , azúcares simples y sal además de ser  muy importante asegurar una hidratación adecuada y cuidar el consumo de alcohol, en días de tan altas temperaturas.
  • Ya que sabemos que es inevitable caer en algunos excesos, lo recomendable a consumir posteriormente es abundante cantidad de líquidos, fundamentalmente agua, frutas y vegetales frescos, lácteos descremados, carnes magras, en preparaciones simples como plancha,  hervido, parrilla y sin agregado de grasas o aceites.
  • Recordar que en nuestro país las fiestas son en período estival, cuando generalmente hace mucho calor, y las comidas copiosas en cantidad y calidad son las que predominan tradicionalmente, no siendo las recomendables a consumir en esta época.
  • No existen alimentos desintoxicantes porque los alimentos no son tóxicos en sí mismos, hablamos de preparaciones máo o menos saludables, más o menos ricas en calorías, grasas, colesterol, azúcares, sal, etc.
  • Para evitar los excesos en la semana entre una fiesta y la otra: freezar las sobras en porciones, de manera tal que no estén a mano todo el tiempo.

 

Fuente: Lic. En Nutrición Silvina Tasat (MN 1495), Sociedad Argentina de Nutrición