Eutokia, la técnica para un embarazo y un parto felices

Publicada el día: 14 enero, 2017

La mundialmente reconocida “Técnica Alexander” de reeducación psicofísica se aplica también a todas las etapas de la maternidad: desde la fertilidad hasta el post parto. Te contamos algunas claves.



 

La Técnica Alexander es famosa alrededor del mundo por sus beneficios para la salud en personas de todas las edades. Fue desarrollado en las primeras décadas del siglo pasado por un actor, F. Matthias Alexander, quien a partir de sus propias necesidades de reeducar su postura corporal creó un método práctico que enseña a mejorar la coordinación y el funcionamiento del binomio mente-cuerpo. Si bien es útil y beneficiosa para todas las edades y momento de la vida, es en particularmente recomendable para todos los momentos del parto.

Algunas claves:

  • El método psicofísico “Eutokia” se desarrolla en cada una de las distintas etapas: embarazo, parto y postparto y está orientado para parejas a partir de la semana 16.
  • Se trabaja tanto el físico como la actitud y predisposición mental a la hora de desarrollar cualquier actividad, para restablecer una organización neuromuscular más equilibrada y eficiente. Aprender a no interferir para ayudar al proceso fisiológico del parto y favorecer un movimiento más libre y efectivo para permitir que el movimiento natural surja por sí solo.
  • Es un método sencillo de educación corporal cuyo objetivo es encontrar el equilibrio y la libertad natural del cuerpo para aprender a movernos con más facilidad a partir de entender cómo está diseñado el cuerpo y hacerlo funcionar según ese diseño.
  • Es un proceso de aprendizaje, que ayuda a reconocer los hábitos no beneficiosos y a dejar de interferir con la inteligencia innata del cuerpo y a estar más presente y consciente en el espacio donde con los demás.
  • Se mejora el rendimiento del cuerpo y se evitan lesiones y dolores aprendiendo a sentarse, pararse, caminar, agacharse, levantar peso.
  • Se practican movimientos específicos para las diferentes fases del parto (dilatación, expulsión del bebé y expulsión de la placenta), así como preparar el cuerpo en la etapa previa de la búsqueda de un embarazo y en el postparto –sea natural o por cesárea-.
  • Sirve también para mejorar el uso corporal con el bebé en el día a día: durante la lactancia, al llevarlo a brazos, llevando el cochecito, levantando peso, etc.
  • Beneficios: eliminar dolores de espalda y cervicales, respirar para mejorar el funcionamiento de los órganos y los músculos.

 

Fuente: Eutokia, la Técnica Alexander en el embarazo y el parto (Ediciones Obelisco).