Un volumen abierto al paisaje

Publicada el día: 14 enero, 2017

Esta vivienda de vacaciones en José Ignacio fue diseñada como un volumen simple de ladrillo que se inserta en la llanura rindiendo homenaje al arquitecto uruguayo Eladio Dieste.



 

 

“Este proyecto nos enfrentó con una particular ecuación cultural-social: una pareja que vive en Nueva York convocó a nuestro estudio brasileño, de San Pablo, para diseñar una casa de vacaciones en José Ignacio, Uruguay”, explica la arquitecta paulista Candida Tabet.

“El punto de partida fue investigar las construcciones locales con la intención de capturar trazas regionales comunes. Encontramos una fuerte contemporaneidad, volúmenes inusuales se deslizaban en el paisaje”, señala Tabet, quien quedó encantada con el legado del ingeniero y arquitecto Eladio Dieste, reconocido por su dominio del ladrillo en toda su obra y en la parroquia de Cristo Obrero (Atlántida) en particular.

“Elegimos honrar a Eladio Dieste y vestimos la casa con ladrillos”, destaca la autora. De ese modo, la casa se definió como un gran volumen terracota, prácticamente monolítico y homogeneizado por la escala monumental de las paredes.

En las reuniones con los clientes, la arquitecta observó la personalidad de Anne (francesa-americana), de su marido Bill y de los hijos, Julián y Max (14 y 15 años). La encontró “decidida, entusiasta, hermosa, gran cocinera” y expresó su interés por los motivos gráficos. De esto último surge la idea de sumar pérgolas a los espacios al aire libre para que, con el movimiento del sol, impriman sobre las amplias y desnudas paredes de ladrillo un diseño de luz y sombra siempre cambiante.

Para la madre atenta que demostró ser Anne, observadora de todos los movimientos de sus hijos, Tabet pensó también en un diseño de planta con mínimos compartimientos y con circulaciones abiertas que recorren la casa y exponen a quien las transita.Las áreas funcionales principales de la casa (habitaciones, cocina y estar) corresponden a los cuatro volúmenes de ladrillo. En el primer nivel, los interconecta una pasarela que balconea a los grandes espacios de la planta baja. Las pérgolas de madera y las terrazas que dan forma a las fachadas están en voladizo, extendiendo el espacio interior hacia el paisaje. “El encuentro del cielo y el campo, el azul contra el verde, se ve a través de aberturas anchas y altas, enmarcando dentro de estos grandes espacios vacíos el típico paisaje de la Pampa”, concluye la autora.

 

 

FICHA TÉCNICA
Casa Luna Llena
Ubicación:
 José Ignacio, Ruta 10 km 188, Uruguay
Superficie construida: 1.604 m²
Superficie terreno: 254.507m²
Año: 2010
Proyecto: Candida Tabet Arquitetura
Equipo de proyecto: Candida Tabet (titular), Carolina da Mata (coordinadora), Santiago Fernández (asistente).
Interiorismo: Candida Tabet
Fotos: Cristiano Mascaro

 

EL ESTUDIO
La audacia, la versatilidad y el equilibrio son las principales características del trabajo de Candida Tabet. Desde 1982, dirige un estudio en San Pablo dedicado a los proyectos residenciales, comerciales e institucionales, tanto en Brasil como en el extranjero.
Se caracteriza también combinar la arquitectura, el interiorismo y la investigación sobre materiales, poniendo el interés en la resolución constructiva y en los detalles, siempre teniendo en cuenta el entorno en el que se insertará la obra.
Sus proyectos tienen un diseño contemporáneo en el que no hay preconceptos arquitectónicos. El punto de partida es la entrevista con el cliente junto con el análisis de la forma en que la obra interactúa con el lugar. En todos los casos, no faltan las habitaciones grandes, los materiales innovadores, sistemas de construcción elaborados, la búsqueda de la luz y la habitabilidad.
Web: www.candidatabet.com

 

 

Texto: Arq. Paula Baldo