¿Qué me pongo? Tips para organizar tu guardarropas de oficina

Publicada el día: 21 marzo, 2017

Con estos consejos de la asesora de imagen Estefanía Otturi vas a poder armarte el placard y no sufrir cada día pensando en qué ponerte. Reglas básicas para que logres un outfit personal.



 

#1 Pantalones:
Si es un ambiente más tradicional, un pantalón de vestir recto negro o azul, otro clarito beige, camel o blanco ¡si te animás! De gabardina es ideal, luego podrás incorporar otras telas con la que te sientas bien segura de llevar y que te favorezcan el calce.

#2 Jeans:
No todos los ambientes lo permiten, pero en caso de que puedas usarlos siempre tené en cuenta que cuanto más oscuro, más sobrio y elegante tu look. Siempre pero siempre elegí los que más te favorezcan. Lo recomendable es recto o semi Oxford, ya que con los chupines hay que tener cuidado dónde los llevamos. En una oficina más tradicional es mejor evitarlos. En un ambiente más creativo, podés jugar con casi cualquier pantalón.

#3 Polleras:
Una a la rodilla “largo Chanel” es necesaria, porque viste y en general les queda bien a todas. Lo ideal es en color negro liso. O un color neutro como gris o camel si preferís más clara. Si sos alta, ¡no te pierdas de tener una pollera larga! El look luego se sube o se baja dependiendo del ambiente. Pero la pollera tiene que ser de buena calidad y con algo de spandex.

#4 Camisas:
Tenés que tener una blanca y una negra o azul marino. Elegir el estilo según tu propio gusto: si sos mas bien romántica, optá por voladitos o bordados; si sos más minimalista o clásica una camisa lisa blanca o rayada; si sos más creativa, una estampada es clave. Tené en cuenta las telas: las que mejor nos quedan son las que tienen caída, livianas, que acompañan nuestra silueta y nuestros movimientos.

#5 Remeras básicas:
En negro, gris, blanco, azul marino, verde seco. Se aconsejan los escotes cerrados si tenés cuello largo y poca espalda, y si tenés cuello corto o necesitás estilizar tu torso, mejor elegí escotes más abiertos, en V o en U.

#6 Abrigos:
Tener 2 tapados de pana lisos y de colores neutros -negro, gris, camel o azul marino-, 1  trench clásico y 2 blazers. Si no te gustan los blazers, podés optar por campera de cuerpo o camperita de tendencia, en estos momentos están las estilo bomber, pero siempre teniendo en cuenta la ocasión de uso. Para los ambientes tradicionales lo mejor es el blazer porque da estructura y prolijidad. Sweaters en colores neutros con escote, si necesitamos estilizar cuello y torso. Si sos más clasica, los saquitos pueden ser una opción para tener a mano en ambientes con aire acondicionado, ¡todo el año! Los ambientes creativos nos permiten jugar mucho más a la hora de abrigarnos: podés incorporar chalecos, es una prenda versátil y con onda.

#7 Accesorios:
Seguir tu propio estilo, pero no olvidarnos que debemos mantener cierta imagen laboral. En este  ámbito, menos es más. Y muy importante: ¡que no hagan ruido!

#8 Carteras:
Tener una oscura (negra, azul o marrón) y otra más clara (vison, beige, camel) y yo sumo una de dos colores, porque hoy en día abundan en el mercado y pueden ir con muchísimas combinaciones.

#9 Zapatos:
Verano. Sandalias, o bien zapatos cerrados si sos muy clásica y preferís tapar todo el pie. El taco será a elección del estilo de cada mujer. No hace falta que lleven tacos o stilettos en ambientes tradicionales, pero sí es necesario que sea un calzado clásico y que este en excelente estado. En cualquier ámbito, aunque sea informal, es mejor evitar las plataformas muy toscas, que quitan feminidad y los pies descuidados. En media estación: es necesario tener 2 pares más cerrados, salir de la sandalia, y optar por mocasines, balerinas, abotinados, hay muchas opciones hoy en día, antes de pasar a la bota. Invierno: botas (la caña dependerá del tipo de pierna y estilo de la mujer) una negra, una marrón y otra camel. No hace falta que sean botas clásicas, sino más bien mantener un estilo coherente con tus gustos.

Sugerencias generales:

  • Los básicos te los creas vos misma en base a tus propios gustos.
  • No hay nada que debamos tener sí o sí, pero esta lista sí sirve como una guía para ir armando un fondo de armario.
  • Es importante elegir prendas y accesorios que se integren al resto de tus prendas.
  • Mantener una coherencia en tu estilo hará que te resulte mucho más fácil vestirte cada día y armar combinaciones que tengan que ver con tu personalidad.

 

Asesoró: Estefanía Otturi