5 posturas de yoga para una panza chata

Publicada el día: 23 abril, 2017

El Yoga es una disciplina cada vez más practicada en el mundo por sus muchísimos beneficios para la salud. Pero además, puede también ser utilizado con fines físicos específicos. Acá te contamos cuáles son las cinco posturas que además de darte flexibilidad, te ayudarán a endurecer el abdomen.



 

Bajar los kilos de más del abdomen es una de los objetivos más difíciles, pero no es imposible. Desde la India y su milenaria disciplina, el Yoga, llega una ayuda simple y que casi cualquier personas puede hacer sin demasiado esfuerzo. Aunque no es magia: siempre, el 70 por ciento de los cambios físicos los hace la dieta. Pero para el 30 por ciento más rebelde, esta es la solución:

#1. Cobra (Bhujangaasana)

Esta postura reduce la grasa del abdomen y ayuda a ganar fuerza y tonicidad en los músculos abdominales. Y además fortalece la espalda.

Cómo hacerlo:

  • Recostarse en el suelo boca abajo con las piernas estiradas. El mentón y los dedos de los pies deben estar sobre el piso.
  • Inhalar despacio y con las manos apoyadas en el suelo al costado de los hombros, elevar el pecho arqueando la espalda
  • Mantener las posturas entre 15 y 30 segundos.
  • Exhalar lentamente y bajar el pecho hasta volver a la posición original.
  • Repetir 5 veces con 15 segundos de descanso entre una y otra vez.

Precaución: Las personas que padezcan úlceras, hernias, problemas de espalda o las mujeres embarazadas no deben hacerlo.

 

#2. Arco (Dhanuraasana):

Esta pose fortalece la parte central e inferior de los abdominales. Además, pone en funcionamiento el sistema digestivo y ayuda a solucionar la constipación.

Cómo hacerlo:

  • Recostarse en el suelo boca abajo con las piernas estiradas. El mentón y los dedos de los pies deben estar sobre el piso.
  • Doblar las rodillas levantado los pues y alcanzarlos con los brazos.
  • Inhalar  y levantar la cabeza y tirarla hacia atrás mientras se levan las piernas.
  • Mantener la pose por entre 15 y 30 segundos.
  • Exhalar y volver a la posición original.
  • Repetir 5 veces con 15 segundos de descanso entre una y otra vez.

 

#3. Bote (Naukaasana):

Es una de las posturas más importantes para eliminar la grasa abdominal. Ayuda también a fortalecer los músculos de las piernas y la espalda.

Cómo hacerlo:

  • Recostarse en el suelo boca arriba con las piernas estiradas y los brazos al costado del cuerpo con las palmas hacia abajo.
  • Inhalar y comenzar a subir las piernas manteniéndolas rectas.
  • Subir los brazos hasta alcanzar los dedos para crear un ángulo de 45 grados.
  • Mantener la postura por 15 segundos y respirar normalmente.
  • Exhalar y volver a la posición original.
  • Repetir 5 veces con 15 segundos de descanso entre una y otra vez.

 

#4. Tabla (Kumbhakaasana):

Esta pose no requiere esfuerzo pero es efectiva para quemar grasas. Fortalece los hombros, brazos y espalda.

Cómo hacerlo:

  • Recostarse en el suelo boca abajo con las piernas y los brazos estirados.
  • Elevar el cuerpo con la ayuda de los brazos y los dedos de los piés.
  • Inhalar y mirar las palmas de manera que el cuello y los espinales queden alineados
  • El cuerpo debe formar una línea recta de la cabeza a los pies.
  • Exhalar y descansar sobre los tobillos.
  • Repetir 5 veces con 15 segundos de descanso entre una y otra vez.

 

5. Ovillo (Pavanamukthaasana):

Ayuda a aliviar el dolor en la espalda baja y tonificar los abdominales, muslos y caderas. También balancea los niveles de pH en el estómago, combate la constipación y acelera el metabolismo.

Cómo hacerlo:

  • Recostarse en el suelo boca arriba con las piernas y los brazos estirados a los costados.
  • Mientras se exhala, flexionar las rodillas y acercarlas de a poco al pecho.
  • Usar los muslos para aplicar presión en la zona abdominal.
  • Sostener las piernas con las manos.
  • Respirar profundo y mantener esta postura de 60 a 90 segundos.
  • Exhalar y volver a la posición original.
  • Repetir 5 veces con 15 segundos de descanso entre una y otra vez.

 

TIP

Conviene completar estas posturas en la mañana. Repetir estas posturas de 3 a 5 veces, en lo posible todos los días.